SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Biznaga (Ammi visnaga)

Biznaga (Ammi visnaga)

Resumen:

La biznaga (Ammi visnaga) se cultivaba originalmente en los tiempos de los antiguos egipcios, quienes la usaban para tratar muchas dolencias, tales como las del tracto urinario. En la Edad Media se le utilizaba como diurético.

Tradicionalmente, el fruto entero se ha utilizado para el tratamiento de enfermedades del sistema respiratorio tales como asma, bronquitis, enfisema y tos ferina, así como para trastornos cardiovasculares, síndrome premenstrual, trastornos del hígado y vesícula y también para estimular la diuresis (incremento en la producción de orina). El efecto que se le atribuye tiene que ver con su acción antiespasmódica en los músculos más pequeños de los bronquios, arterias coronarias y túbulos del tracto urinario. La Ammi visnaga puede vasodilatar las arterias coronarias y así incrementar el flujo sanguíneo al miocardio. Como resultado de ello, puede utilizarse para tratar anginas (dolor de pecho) en grado leve. También se le usa para tratar problemas asociados con espasmos y constricción de la vesícula y el conducto biliar, así como para facilitar la expulsión de cálculos renales y vesiculares.

La efectividad clínica y terapéutica de la kelina (un ingrediente de la biznaga) en relación con afecciones coronarias, respiratorias y urológicas se ha demostrado de manera experimental. Actualmente la biznaga se indica para el tratamiento de la angina leve (dolor de pecho), tratamiento post-operatorio de cálculos urinarios (cálculos en los riñones) y como tratamiento de apoyo de enfermedades pulmonares obstructivas en grado leve.

Existe pocas pruebas clínicas de investigación de la biznaga (la hierba entera comparada con su ingrediente kelina). Sin embargo, con base en los usos tradicionales, se recomienda realizar investigación adicional de la biznaga en el tratamiento de soriasis (enfermedad crónica de la piel) o para el panel de lípidos.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Calambres abdominales, angina (dolor de pecho), antiespasmódico, arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), asma, bronquitis, cólico (urinario), trastornos cardiovasculares, insuficiencia coronaria, diurético, enfisema, trastornos de la vesícula biliar, cálculos de la vesícula, úlcera gastroduodenal, gingivitis, hiperlipidemia (colesterol alto), inflamación, picaduras de insectos y arañas (venenosas), latido cardiaco irregular, cálculos renales, trastornos del hígado, infección del miocardio (ataques al corazón, recuperación), enfermedad pulmonar obstructiva crónica, síndrome premenstrual, picaduras de serpientes venenosas, espasmos (musculares), tos espástica, corazón espástico, dolores dentales, tos ferina, heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Soriasis (C)

    La evidencia preliminar indica que cuando se ingiere la kelina por vía oral, puede ser efectiva para la soriasis. Sin embargo, se requiere investigación adicional para confirmar tales resultados.

  • Vitiligo (pérdida de pigmento en la piel) (C)

    Se han desarrollado varios estudios sobre el uso de la kelina en el tratamiento del vitiligo. Sin embargo, los resultados son conflictivos por lo cual se requiere investigación adicional.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergias conocidas o hipersensibilidad a la biznaga (Ammi visnaga). El uso por largo plazo de la monosustancia kelina en dosis grandes puede causar manifestaciones alérgicas en ocasiones.

Efectos secundarios y advertencias

Se propone que los efectos secundarios reportados con el uso de los extractos de la Ammi visnaga no tienen relevancia terapéutica práctica y por ello se considera que la biznaga es clínicamente efectiva, en dosis moderadas. Sin embargo, no existen pruebas clínicas que apoyen esta propuesta. Se recomienda precaución en personas con asma o que hayan tenido un infarto al miocardio (ataque al corazón) ya que la biznaga puede actuar de manera no confiable.

Se han reportado efectos adversos tales como dolor en el pecho, brotes en la piel, urticaria, hinchazón o picor en la piel, problemas respiratorios y rigidez en la garganta. La biznaga también puede ocasionar incrementos en las enzimas del hígado o ictericia permanente (color amarillo en la piel). Cuando se toma en dosis altas, puede causar daño al hígado. La biznaga también puede aumentar la fotosensibilidad o el riesgo de cáncer de piel, por lo que debe evitarse la exposición prolongada a los rayos del sol.

El uso a largo plazo de la monosustancia kelina en dosis altas puede en ocasiones causar náuseas, estreñimiento, pérdida del apetito, mareos, dolor de cabeza o trastornos del sueño.

Embarazo y lactancia

Debe evitarse en mujeres embarazadas o lactantes porque el ingrediente biznaga tiene actividad estimulante del útero.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La biznaga puede disminuir la toxicidad del glucósido cardiaco digoxina debido a sus efectos vasodilatadores coronarios y antiarrítmicos.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La biznaga puede tener efectos benéficos cuando se combina con otros antiespasmódicos respiratorios tales como dragón fétido (skunk cabbage), lobelia y tomillo.

La biznaga puede disminuir la toxicidad del glucósido cardiaco digoxina de algunas hierbas, debido a sus efectos vasodilatadores coronarios y antiarrítmicos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para la biznaga. En cuanto al vitiligo (pérdida de pigmento en la piel), se han estudiado aplicaciones semanales de una solución al 2% de kelina en acetona y glicol de propileno (90 y 10%, respectivamente) con exposición a la luz del sol durante 90 minutos, por un período de cuatro meses. Tradicionalmente, se han utilizado dosis de 30-60 gotas de biznaga, de tres a cinco veces al día. También se ha utilizado una infusión de 1 cucharadita por taza de agua, de las semillas trituradas, remojadas durante 25 minutos; o 20-60 gotas de un extracto combinado entre seco y líquido en proporción de 1:3, disuelto en un poco de agua, ingerido de 1-4 veces al día.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como efectiva o segura para el uso de la biznaga en niños.

Referencias:

  • Abdel-Fattah A, Aboul-Enein MN, Wassel G, et al. Preliminary report on the therapeutic effect of khellin in psoriasis. Dermatologica 1983;167(2):109-110.
  • Abdel-Fattah A, Aboul-Enein MN, Wassel GM, et al. An approach to the treatment of vitiligo by khellin. Dermatologica 1982;165(2):136-140.
  • Blumenthal M, Goldberg A, Brinckmann J, et al. Herbal Medicine, Expanded Commission E Monographs. Boston, MA: Integrative Medicine Communications, 1998.
  • Brinker F. Herb Contraindications and Drug Interactions. 2nd ed. ed. Eclectic Medical Publications: Sandy, OR, 1998.
  • Chrysanthis K. [Infusion of khella seeds in the treatment of bronchial asthma.]. Cyprus Med J 1950;3(4):333-335.
  • de Leeuw J, van der BN, Maierhofer G, et al. A case study to evaluate the treatment of vitiligo with khellin encapsulated in L-phenylalanin stabilized phosphatidylcholine liposomes in combination with ultraviolet light therapy. Eur J Dermatol 2003;13(5):474-477.
  • Franchi GG, Bovalini L, Martelli P, et al. High performance liquid chromatography analysis of the furanochromones khellin and visnagin in various organs of Ammi visnaga (L.) Lam. at different developmental stages. J Ethnopharmacol 1985;14(2-3):203-212.
  • Hudson J, Towers GHN. Phytomedicines as antivirals. Drugs Fut 1999;24(3):295-320.
  • Martelli P, Bovalini L, Ferri S, et al. Rapid separation and quantitative determination of khellin and visnagin in Ammi visnaga (L.) Lam. fruits by high-performance liquid chromatography. J Chromatogr 1984;301(1):297-302.
  • Morliere P, Honigsmann H, Averbeck D, et al. Phototherapeutic, photobiologic, and photosensitizing properties of khellin. J Invest Dermatol 1988;90(5):720-724.
  • Orecchia G, Perfetti L. Photochemotherapy with topical khellin and sunlight in vitiligo. Dermatology 1992;184(2):120-123.
  • Stevens TJ, Jones BW, Vidmar TJ, et al. Hypocholesterolemic effect of khellin and khelloside in female cynomolgus monkeys. Arzneimittelforschung 1985;35(8):1257-1260.
  • Stevens TJ, Phillips WA, Day CE. Comparative effects of khellin and timefurone on serum parameters in normal male cynomolgus monkeys. J Med Primatol 1985;14(5):255-262.
  • Uhlenbroock K, Mulli K. [Khellin, a contribution to pharmacology of the constituents of Ammi visnaga. 3.]. Arzneimittelforschung 1953;3(5):219-223.
  • Valkova S, Trashlieva M, Christova P. Treatment of vitiligo with local khellin and UVA: comparison with systemic PUVA. Clin Exp Dermatol 2004;29(2):180-184.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?