SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Biotina (vitamina H)

Biotina (vitamina H)

Resumen:

La biotina es una vitamina B esencial y soluble en agua. El nombre biotina viene de la palabra griega bios que significa "vida". Sin biotina, ciertas enzimas no funcionan adecuadamente, y pueden ocurrir varias complicaciones con la piel, el intestino y el sistema nervioso. Pueden también ocurrir problemas metabólicos, incluyendo niveles de azúcar muy bajos entre comidas, altos niveles de amoníaco en la sangre, o sangre acídica (acidosis). Teóricamente, la muerte es posible, aunque no se han reportado casos claros. Estudios recientes sugieren que la biotina es también necesaria para los procesos celulares a nivel genético(como la replicación del ADN y expresión genética).

La deficiencia de biotina es extremadamente rara. Esto se debe a que los requerimientos diarios de biotina son relativamente bajos, a que la biotina se encuentra en muchos alimentos, y a que el cuerpo puede reciclar mucha de la biotina que ya ha sido usada. En la literatura disponible no se ha reportado un nivel de toxina significativo con el consumo de biotina.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Alopecia areata (pérdida de cabello), antioxidante, enfermedad de ganglios basal, cáncer, enfermedad de Crohn, mejoría en la capacidad para hacer ejercicio, hiperlipidemia, trastornos metabólicos (3-metilcrotonilglicinuria), enfermedad de Parkinson, neuropatía periférica, síndrome de Rett, dermatitis seborreica, síndrome de cabello no peinable, candidiasis vaginal, cicatrización de heridas (periodontal).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Deficiencia de biotina (A)

    La deficiencia de biotina es extremadamente rara. Algunas causas potenciales de deficiencia de biotina son: el uso por periodos prolongados de medicamentos para controlar ataques; el uso prolongado de antibióticos orales; absorción intestinal deficiente (por ejemplo síndrome de intestino corto); alimentación intravenosa (nutrición parenteral total) sin biotina adicional; y el consumo regular de claras de huevo crudas. Los suplementos de biotina parecen ser útiles para el tratamiento de esta deficiencia.

  • Errores de metabolismo innatos de respuesta a la biotina (A)

    Los trastornos como la deficiencia múltiple de carboxilasa pueden provocar errores innatos en el metabolismo que causan una deficiencia "funcional" de biotina. Se usan altas dosis de biotina para tratar estas afecciones. El manejo de estos tratamientos debe estar bajo estricta supervisión médica.

  • Uñas quebradizas (C)

    La biotina se ha sugerido como tratamiento de uñas quebradizas, especialmente en mujeres. No hay evidencia científica suficiente para llegar a una conclusión clara.

  • Riesgo de enfermedades vasculares (en diabéticos) (C)

    Una combinación de biotina y cromo puede ayudar a disminuir el colesterol y a reducir el riesgo de desarrollar arterias obstruidas (ateroesclerosis) en diabéticos. Sin embargo, otra investigación de la biotina sola halló que ésta no afectó los niveles de colesterol, glucosa o insulina, pero sí disminuyó los niveles de triglicéridos. Se requiere más investigación de la biotina sola.

  • Diabetes mellitus (tipo 2) (C)

    En investigaciones preliminares, se ha reportado que la biotina disminuye la resistencia a la insulina y mejora la tolerancia a la glucosa; ambas propiedades pueden ser beneficiosas para pacientes con diabetes tipo 2 (que comienza en edad adulta). Otra investigación sugiere que una combinación de biotina y cromo puede ayudar a mejorar el control del azúcar en la sangre. Sin embargo, no hay suficiente evidencia en humanos para formar una conclusión clara en esta área.

  • Hepatitis (en alcohólicos) (C)

    La terapia antioxidante con biotina, vitaminas A y E, selenio, cinc, manganeso, cobre, magnesio, ácido fólico y coenzima Q10 no mejoró las tasas de supervivencia en alcohólicos con hepatitis. Se necesita más investigación con la biotina sola.

  • Suplemento durante el embarazo (C)

    Se ha encontrado que la deficiencia marginal de biotina ocurre comúnmente durante el embarazo. La suplementación de biotina durante el embarazo no es actualmente práctica estándar, y las vitaminas prenatales generalmente no contienen biotina. Sin embargo, pacientes individuales pueden ser considerados como candidatos para suplementación de biotina por profesionales de la salud considerando cada caso individualmente. Se necesitan estudios adicionales en esta área.

  • Nutrición parenteral total (TPN) (C)

    Las soluciones para alimentar por vía intravenosa (TPN) deben contener biotina, para evitar la deficiencia de biotina en los pacientes que reciben dicha alimentación. Esto se aplica a pacientes para quienes esta alimentación es la única fuente de nutrición. Se necesitan más estudios en esta área para emitir una recomendación firme.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Individuos con hipersensibilidad a los productos que contienen suplementos de biotina deben evitar estos productos.

Efectos secundarios y advertencias

No se ha reportado una toxicidad significante con el consumo de biotina en la documentación disponible, y dosis muy altas se han utilizado en pacientes con errores innatos en el metabolismo sin haberse reportado toxicidad. Sin embargo, dosis más altas que las recomendadas por la comisión de alimentos y nutrición del instituto de medicina de EE.UU, como la asignación diaria recomendada no deben excederse en individuos sanos a menos que estén bajo estricta supervisión médica.

Embarazo y lactancia

Se ha encontrado que la deficiencia marginal de biotina ocurre comúnmente durante el embarazo. Serias preocupaciones se han enfocado en este hallazgo porque la deficiencia de biotina es teratogénica (causa defectos genéticos) en muchos animales. Se ha sugerido por muchos expertos que los suplementos de biotina deben considerarse como suplementos de uso generalizado en mujeres embarazadas, aunque no hay suficiente información científica para hacer esta recomendación.

La asignación diaria recomendada por la comisión de alimentos y nutrición del instituto de medicina de EE.UU no debe excederse a menos que la mujer esté bajo estricta supervisión médica.

Las posibles interacciones:

Interacción con drogas

Los medicamentos contra ataques tales como fenitona (Dilantin®), primidona (Mysoline®), carbamazepina (Tegretol®), fenobarbital (Solfoton®), y posiblemente ácido valproico se han asociado con niveles bajos de biotina en la sangre. Los pacientes que usan estos medicamentos deben consultar con un profesional médico calificado, incluso un farmaceuta, para ver si es necesaria una suplementación de biotina si se encuentra alguna deficiencia.

Los antibióticos de amplio espectro como las sulfas pueden alterar la bacteria intestinal normal (flora), la cual produce biotina. Puede ser necesario dar suplementación de biotina si se encuentra alguna deficiencia.

La isotretinona (Accutane®) puede reducir la actividad biotidinasa. No es claro si la suplementación de biotina puede ser garantizada durante el uso de largo plazo.

La biotina puede incrementar los efectos de los medicamentos reductores de lípidos.

Interacciones con hierbas y suplementos

El ácido pantoténico en altas dosis puede llevar a la deficiencia de absorción de biotina en el intestino y puede bajar los niveles de biotina en el cuerpo. Se recomienda precaución.

La biotina puede incrementar los efectos de las hierbas y suplementos reductores de lípidos.

Consumir claras de huevos crudas de forma habitual incrementa el riesgo de deficiencia de biotina.

Dosificación:

Adultos (18 años de edad y mayores)

La Comisión de alimentos y nutrición del instituto de medicina de EE.UU recomienda un consumo diario adecuado de 30 microgramos en adultos de 19 años de edad (un consumo diario de 25 microgramos se recomienda para aquellos entre 14 y 18 años de edad). En mujeres embarazadas mayores a 14 años, se recomienda un consumo diario de 30 microgramos. Durante la lactancia, un consumo diario de 35 microgramos es recomendable. La mayoría de mujeres no embarazadas que consumen dietas regulares obtienen estas cantidades de biotina a través del consumo de alimentos.

La asignación alimenticia diaria recomendada en los Estados Unidos es 300 microgramos diarios. Ésta es la dosis utilizada en muchos suplementos dietéticos. No se ha reportado ningún caso de toxicidad debido al consumo de biotina en la documentación disponible, y se han utilizado dosis de 200 miligramos en pacientes con defectos innatos en el metabolismo sin reportar una toxicidad significativa.

La biotina está disponible en cápsulas y tabletas en diferentes dosis, y en pastillas de chupar. El tratamiento de la deficiencia de biotina debe estar bajo estricta supervisión médica. Hay un desacuerdo entre los expertos sobre la dosis adecuada. En adultos, se han sugerido dosis por vía intramuscular (inyectada en el músculo) tan bajas como 150-300 microgramos diarios. Se han recomendado dosis diarias más altas de biotina entre 10 y 40 miligramos (por boca, inyectada en el músculo, o inyectada en las venas).

Niños (menores de 18 años)

La comisión de alimentos y nutrición del instituto de medicina de EE.UU recomienda un consumo diario adecuado de 5 microgramos diarios (~0.7 microgramos por kilogramo) en recién nacidos de 0 a 6 meses de edad; 6 microgramos diarios (~0.7 microgramos por kilogramo) en bebés de 7 a 12 meses de edad; 8 microgramos diarios en niños de 1 a 3 años de edad; 12 microgramos diarios en niños de 4 a 8 años de edad; 20 microgramos diarios en niños de 9 a 13 años de edad; y 25 microgramos en adolescentes de 14 a 18 años.

El tratamiento de la deficiencia de biotina y los errores congénitos del metabolismo de la biotina deben estar bajo estricta supervisión médica. Hay un desacuerdo entre los expertos sobre la dosis adecuada.

Referencias:

  • Adhisivam B, Mahto D, Mahadevan S. et al. Biotin responsive limb weakness. Indian Pediatr. 2007 Mar;44(3):228-30.
  • Albarracin C, Fuqua B, Geohas J, et al. Combination of chromium and biotin improves coronary risk factors in hypercholesterolemic type 2 diabetes mellitus: a placebo-controlled, double-blind randomized clinical trial. J Cardiometab Syndr 2007 Spring;2(2):91-7.
  • Baumgartner ER, Suormala T. Multiple carboxylase deficiency: inherited and acquired disorders of biotin metabolism. Int J Vitam Nutr Res 1997;67(5):377-384.
  • Dietary Reference Intakes for Thiamin, Riboflavin, Niacin, Vitamin B6, Folate, Vitamin B12, Pantothenic Acid, Biotin, and Choline. Washington, DC: National Academy Press; 1998:374-389.
  • Friebel D, von der Hagen M, Baumgartner ER, et al. The first case of 3-methylcrotonyl-CoA carboxylase (MCC) deficiency responsive to biotin. Neuropediatrics 2006 Apr;37(2):72-8.
  • Geohas J, Daly A, Juturu V, et al. Chromium picolinate and biotin combination reduces atherogenic index of plasma in patients with type 2 diabetes mellitus: a placebo-controlled, double-blinded, randomized clinical trial. Am J Med Sci 2007 Mar;333(3):145-53.
  • Mock DM, Mock NI, Nelson RP, et al. Disturbances in biotin metabolism in children undergoing long-term anticonvulsant therapy. J Pediatr Gastroenterol Nutr 1998;26(3):245-250.
  • Mock DM, Stadler DD, Stratton SL, et al. Biotin status assessed longitudinally in pregnant women. J Nutr 1997;127(5):710-716.
  • Neiva RF, Al-Shammari K, Nociti FH Jr, et al. Effects of vitamin-B complex supplementation on periodontal wound healing. J Periodontol 2005 Jul;76(7):1084-91.
  • Revilla-Monsalve C, Zendejas-Ruiz I, Islas-Andrade S, et al. Biotin supplementation reduces plasma triacylglycerol and VLDL in type 2 diabetic patients and in nondiabetic subjects with hypertriglyceridemia. Biomed Pharmacother 2006 May;60(4):182-5.
  • Seymons K, De Moor A, De Raeve H, et al. Dermatologic signs of biotin deficiency leading to the diagnosis of multiple carboxylase deficiency. Pediatr Dermatol 2004;21(3):231-235.
  • Singer GM, Geohas J. The effect of chromium picolinate and biotin supplementation on glycemic control in poorly controlled patients with type 2 diabetes mellitus: a placebo-controlled, double-blinded, randomized trial.
  • Stewart S, Prince M, Bassendine M, et al. A randomized trial of antioxidant therapy alone or with corticosteroids in acute alcoholic hepatitis. J Hepatol 2007 Aug;47(2):277-83.
  • Strom CM, Levine EM. Chronic vaginal candidiasis responsive to biotin therapy in a carrier of biotinidase deficiency. Obstet Gynecol 1998;92(4 Pt 2):644-646.
  • van den BH. Bioavailability of biotin. Eur J Clin Nutr 1997;51 Suppl 1:S60-S61.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?