SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Betaglucanos

Betaglucanos

Resumen:

Los betaglucanos son una fibra soluble derivada de las paredes celulares de las algas, bacterias, hongos, levadura y plantas. Comúnmente se les usa por sus efectos en la disminución del colesterol. También se han utilizado los betaglucanos para el tratamiento de la diabetes y pérdida de peso.

La levadura derivada de los betaglucanos se incorpora más fácilmente a los productos alimenticios que los betaglucanos de los granos, los cuales están presentes en ciertos cereales en grano, tales como avena y cebada. También, la levadura derivada de los betaglucanos es más gustosa que la avena porque no es soluble en agua y no la vuelve viscosa como en el caso de los betaglucanos de las avenas. Sin embargo, los betaglucanos de la avena pueden tener un beneficio potencial terapéutico mayor.

El uso de los betaglucanos es una práctica relativamente nueva. Los profesionales de la medicina han utilizado los betaglucanos como un inmunoestimulante o como tratamiento adjunto al cáncer. También se les usa por sus efectos en la disminución del colesterol y el control de la glicemia (azúcar en la sangre). En 1997, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) emitió una regulación que permitió registrar las hojuelas de avena como el primer alimento reductor del colesterol en una cantidad de 3 gramos de betaglucanos al día.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Alergias, antienvejecimiento, antibacteriano, antiparasitario, antitumoral, antiviral, asma, aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), úlceras resultantes de yacer en la cama, carcinoma, resfriado común, diverticulitis (colon), adenocarcinoma colorrectal, estreñimiento, enfermedad de Crohn, dermatitis, ulceras diabéticas, diarrea, infecciones de los oídos, eczema, fibromialgia, hepatitis, SIDA/VIH, inmunomodulador, inmunoestimulante, influenza, tumores en el pulmón, enfermedad de Lyme, esclerosis múltiple, quemaduras por radiación, infecciones respiratorias, artritis reumatoide, prevención de sepsis, shock, cuidado de la piel, enfermedades de la piel (striae distensae), deficiencia de los esfínteres, colitis ulcerosa, heridas, prevención de arrugas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Hiperlipidemia (A)

    Se han realizado numerosos estudios para examinar los efectos de los betaglucanos orales sobre el colesterol. Se han reportado pequeñas reducciones en los niveles de colesterol total y LDL (colesterol "malo"). No se han notado cambios significativos en los niveles de triglicéridos o HDL (colesterol "bueno"). En total, la evidencia positiva existente es prometedora, aunque no es definitiva.

  • Diabetes (B)

    Existen varios ensayos realizados en humanos que apoyan el uso de los betaglucanos para el control glucémico (azúcar en la sangre). Aunque la evidencia preliminar es promisoria, se requieren estudios adicionales para ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Quemaduras (C)

    Se ha utilizado la matriz de colágeno de los betaglucanos, la cual combina el carbohidrato de los betaglucanos con colágeno, como un recubrimiento para las quemaduras de espesor parcial, con buenos resultados. La matriz del colágeno de los betaglucanos puede ayudar a la reducción del dolor, mejoramiento de la cicatrización así como disminución de la apariencia de la cicatriz. Sin embargo, se requieren estudios adicionales para confirmar tales resultados.

  • Enfermedad cardiovascular (C)

    La evidencia indica que reducciones en la función endotelial inducidas por comidas altas en grasas pueden prevenirse cuando estas comidas se ingieren junto con un cereal que contenga betaglucanos o vitamina E. La información acerca de los efectos sobre la diabetes, hiperlipidemia (alto colesterol) e hipertensión (presión arterial alta) también es promisoria. Se requiere información adicional en esta área.

  • Diagnostic procedure (C)

    Las investigaciones anteriores sugieren que la cantidad del beta-glucano que está detectada en el cuerpo puede ayudar a los doctores a diagnosticar y seguir unas infecciones de hongos, llamada candidiasis.

  • Cáncer (C)

    El tratamiento con un beta-glucano, llamado la lentinan, además de la quimioterapia (S-1) puede ayudar a prolongar la vida de los pacientes con cáncer gástrico que ha vuelto o que es inoperable. Se necesita más investigación en este ámbito.

  • Protección del corazón durante un injerto en una derivación de arteria coronaria (C)

    Las investigaciones anteriores sugieren que el tratamiento con el beta-glucano antes de una cirugía cardíaca, llamado la cirugía coronaria de revascularización miocárdica, puede ayudar a proteger contra el daño cardiaco. Se necesita más investigación en este ámbito.

  • Hipertensión (presión arterial alta) (C)

    La evidencia existente no es suficiente para dar recomendaciones a favor o en contra del uso de los betaglucanos en el tratamiento de la hipertensión. Se requieren estudios adicionales para establecer si existe alguna relación.

  • Estimulación del sistema inmunológico (C)

    El beta-glucano puede modular la función inmunológica. Por lo tanto, ha sido estudiado como una forma de aumentar el eficaz de tratamientos para el cáncer. Aunque la investigación anterior está prometedora, mas estudios son necesarios para determinar si el beta-glucano puede ayudar en el tratamiento de pacientes con el cáncer de mama.

  • Infecciones (C)

    Se ha estudiado el glucano PGG, un inmunomodulador, en pacientes que serán operados especialmente en cirugías abdominales. Actualmente, el glucano PGG aparentemente tiene efectos positivos en la disminución de la infección postoperatoria. Se requiere información adicional antes de ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Pérdida de peso (D)

    Las investigaciones indican que los diversos tipos de fibra pueden tener efectos en la saciedad del hambre y la ingesta de energía. El uso de suplementos de fibra fermentada o sin fermentar, en el corto plazo, aparentemente no promueve la pérdida de peso. Se requiere investigación adicional para confirmar tales hallazgos.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergias reconocidas o hipersensibilidad a los betaglucanos.

Efectos secundarios y advertencias

La ingesta oral de los betaglucanos de la levadura y de los hongos parece ser bien tolerada, con efectos adversos mínimos. Los betaglucanos se consideran generalmente seguros (lista GRAS) en Estados Unidos. Los estudios reportan que el uso del lentinan y esquizofilán es seguro. Aunque no se ha estudiado adecuadamente en humanos, se ha reportado que la coadministración de aspirina y/o de drogas anti-inflamatorias no esteroides (NSAID) junto con betaglucanos puede conllevar a daño gastrointestinal severo y ocasionar peritonitis bacteriana entérica inducida.

No existe información suficiente en relación al uso seguro de los betaglucanos cuando se aplican tópicamente (sobre la piel) o en forma subcutánea (inyectados debajo la piel).

La mayoría de los estudios que evalúan el uso parenteral de betaglucanos han utilizado formas específicas tales como glucano PGG de una cepa propia de Saccharomyces cerevisiae y ciertos betaglucanos lentinan y esquizofilán (SPG) derivados de hongos. Los estudios reportan el uso del glucano PGG como seguro, cuando se administra en dosis y duración apropiadas, bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Cuando se aplican de manera intravenosa, los betaglucanos pueden causar mareos, dolores de cabeza, náuseas, vómito, diarrea, estreñimiento, urticaria, vaciado intestinal, brote, presión arterial alta o baja o micción excesiva.

También se ha encontrado relación entre los betaglucanos y la enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias e inflamación de los pulmones.

Las partículas de betaglucanos pueden ser inseguras; la evidencia preliminar indica que los betaglucanos por vía intravenosa en la forma de micropartículas pueden causar efectos secundarios serios tales como hepatosflenomegalia, formación de granulomas y microembolias.

Deben utilizarse con precaución en pacientes con SIDA o complejo asociado al SIDA (ARC). Los pacientes que están recibiendo betaglucanos pueden desarrollar queratoderma en las palmas de las manos y plantas de los pies; esta enfermedad puede empezar durante las dos primeras semanas del tratamiento y curarse de 2 a 4 semanas después de interrumpir su uso.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de betaglucanos en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El lentinan puede interferir con la forma como el cuerpo procesa ciertas drogas utilizando el sistema enzimático del hígado "citocromo P450". Por ello, los niveles de estas drogas pueden disminuir en la sangre y causar efectos acumulativos o reacciones adversas potencialmente severas. Los pacientes que toman cualquier clase de medicamentos deben consultar el inserto en el paquete para conocer las posibles interacciones y consultar con un profesional de la salud o farmaceuta.

Para la cicatrización de la herida posterior a cirugía, la evidencia indica que los betaglucanos pueden reducir la inflamación y velocidad de la curación de las heridas quirúrgicas. Se ha reportado que la ingesta simultánea de betaglucanos y la mayoría de las drogas anti-inflamatorias no esteroides tales como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) y aspirina puede estar relacionada con daño gastrointestinal severo. Se recomienda precaución.

Estudios preliminares indican que la combinación de BCNU/betaglucanos puede ayudar a mejorar la eficacia del tratamiento actual de quimioterapia.

La cebada puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Los betaglucanos derivados de otras fuentes pueden alterar los niveles de glucosa en la sangre. Se recomienda precaución cuando se toman con medicamentos que pueden disminuir el nivel de azúcar en la sangre. Los pacientes que toman drogas contra la diabetes o insulina por vía oral deben recibir supervisión adecuada de una profesional de la salud; puede ser necesario ajustar las dosis de los medicamentos.

En teoría, los betaglucanos pueden disminuir los efectos de los inmunosupresores debido a los efectos inmunoestimulantes que se le atribuyen.

Las fuentes que contienen betaglucanos se han utilizado para el tratamiento de la hiperlipidemia y pueden tener afectos acumulativos con otros agentes que disminuyen el colesterol.

Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, los betaglucanos pueden alterar la presión arterial; se recomienda precaución en pacientes que toman medicamentos para la presión arterial alta o en aquellos con presión arterial baja. Debe consultarse con un proveedor de la salud o farmaceuta antes de combinar cualquier tratamiento.

La fibra puede afectar la absorción de otros agentes orales que reduzcan el tiempo de tránsito gastrointestinal.

La hordenina, un químico presente en la raíz de los germinados de la cebada es un simpatomimético por lo que su uso combinado puede, en teoría, ocasionar efectos adversos. Dentro de los efectos simpatomiméticos están el incremento del latido cardiaco, sudoración e incremento de la presión arterial. Debe consultarse con un profesional de cuidados de la salud antes de combinar cualquier tratamiento.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El lentinan puede interferir con la manera como el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos utilizando el sistema enzimático del hígado "citocromo P450". Por ello, los niveles en la sangre de otras hierbas o suplementos pueden llegar a ser muy altos, incluso, pueden alterar los efectos de otras hierbas y suplementos sobre el sistema P450.

Se han usado fuentes que contienen betaglucanos en el tratamiento de la hiperlipidemia, las cuales pueden tener efectos acumulativos con otras hierbas y suplementos que disminuyen el colesterol, como el arroz de levadura roja.

Los betaglucanos pueden reducir la inflamación y velocidad de curación de las heridas quirúrgicas. Se ha reportado relación entre el daño gastrointestinal severo y la ingesta de betaglucanos y la mayoría de las drogas anti-inflamatorias no esteroides (NSAIDs) o aspirina. Se recomienda precaución cuando se toman en combinación con hierbas y suplementos que tienen efectos similares a los compuestos NSAID.

La cebada puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Los betaglucanos derivados de otras fuentes también pueden alterar los niveles de glucosa en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también puedan afectar estos niveles. Puede ser necesario vigilar los niveles de glucosa en la sangre y ajustar las dosis.

La fibra puede alterar la absorción de otros agentes ingeridos por vía oral al reducir el tiempo de tránsito gastrointestinal.

La quercetina, el selenio, las vitaminas A, C y E, así como el ácido alfalipoico pueden incrementar las características antivirales de los betaglucanos.

Aunque no se han estudiado adecuadamente en humanos, los betaglucanos pueden alterar la presión arterial. Se recomienda precaución en pacientes que toman hierbas o suplementos para la presión arterial alta o en aquellos con presión arterial baja. Debe consultarse con un profesional de la salud o farmaceuta, antes de combinar tratamientos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Los betaglucanos se ingieren por vía oral para el tratamiento de varias enfermedades. La manera más común es a través de la ingesta de cereales que contienen betaglucanos o concentrados de fibra (típicamente 8-15 gramos de betaglucanos). Se han utilizado de 3-16 gramos de betaglucanos al día, lo que han demostrado tener un efecto moderado en la reducción de los niveles de HDL (colesterol "malo"). Se han estudiado 5.52 gramos de betaglucanos al día para el tratamiento de la presión arterial alta. Para la enfermedad cardiovascular, se han utilizado 4 porciones al día de dos fibras dietéticas, betaglucanos (0.75 gramos por porción) y psyllium (1.78 gramos por porción). En cuanto a la diabetes, se han utilizado de 50-90 gramos de porciones de carbohidratos del grano de la cebada con las comidas, hasta por un período de 12 semanas. El uso de cantidades más altas de fibra y betaglucanos puede ocasionar un efecto más fuerte.

También se han aplicado betaglucanos para tratar quemaduras en la piel, como una matriz de colágeno, durante 24 horas.

Adicionalmente, se han investigado las inyecciones de betaglucanos, las cuales deben administrarse estrictamente bajo la dirección de un profesional de la salud, o un farmaceuta.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de betaglucanos en niños, por lo cual no se recomienda su uso.

Referencias:

 

  • Aarsaether E, Rydningen M, Einar Engstad R, et al. Cardioprotective effect of pretreatment with beta-glucan in coronary artery bypass grafting. Scand Cardiovasc J 2006 Oct;40(5):298-304.
  • Casiraghi MC, Garsetti M, Testolin G, et al. Post-prandial responses to cereal products enriched with barley beta-glucan. J Am Coll Nutr 2006 Aug;25(4):313-20.
  • Castro IA, Monteiro VC, Barroso LP, et al. Effect of eicosapentaenoic/docosahexaenoic fatty acids and soluble fibers on blood lipids of individuals classified into different levels of lipidemia. Nutrition 2007 Feb;23(2):127-37.
  • Demir G, Klein HO, Mandel-Molinas N, et al. Beta glucan induces proliferation and activation of monocytes in peripheral blood of patients with advanced breast cancer. Int Immunopharmacol 2007 Jan;7(1):113-6.
  • Keenan JM, Goulson M, Shamliyan T, et al. The effects of concentrated barley beta-glucan on blood lipids in a population of hypercholesterolaemic men and women. Br J Nutr 2007 Jun;97(6):1162-8.
  • Makelainen H, Anttila H, Sihvonen J, et al. The effect of beta-glucan on the glycemic and insulin index. Eur J Clin Nutr 2007 Jun;61(6):779-85.
  • Maki KC, Galant R, Samuel P, et al. Effects of consuming foods containing oat beta-glucan on blood pressure, carbohydrate metabolism and biomarkers of oxidative stress in men and women with elevated blood pressure. Eur J Clin Nutr. 2007 Jun;61(6):786-95. Epub 2006 Dec 6.
  • Naumann E, van Rees AB, Onning G, et al. Beta-glucan incorporated into a fruit drink effectively lowers serum LDL-cholesterol concentrations. Am J Clin Nutr 2006 Mar;83(3):601-5.
  • Nimura H, Mitsumori N, Takahashi N, et al. [S-1 combined with lentinan in patients with unresectable or recurrent gastric cancer]. Gan To Kagaku Ryoho 2006 Jun;33 Suppl 1:106-9.
  • Olah A, Belagyi T, Poto L, et al. Synbiotic control of inflammation and infection in severe acute pancreatitis: a prospective, randomized, double blind study. Hepatogastroenterology 2007 Mar;54(74):590-4.
  • Poppitt SD, van Drunen JD, McGill AT, et al. Supplementation of a high-carbohydrate breakfast with barley beta-glucan improves postprandial glycaemic response for meals but not beverages. Asia Pac J Clin Nutr. 2007;16(1):16-24.
  • Queenan KM, Stewart ML, Smith KN, et al. Concentrated oat beta-glucan, a fermentable fiber, lowers serum cholesterol in hypercholesterolemic adults in a randomized controlled trial. Nutr J 2007 Mar 26;6:6.
  • Ramakers JD, Volman JJ, Biörklund M, et al. Fecal water from ileostomic patients consuming oat beta-glucan enhances immune responses in enterocytes. Mol Nutr Food Res 2007 Feb;51(2):211-20.
  • Reyna-Villasmil N, Bermúdez-Pirela V, Mengual-Moreno E, et al. Oat-derived beta-glucan significantly improves HDLC and diminishes LDLC and non-HDL cholesterol in overweight individuals with mild hypercholesterolemia. Am J Ther 2007 Mar-Apr;14(2):203-12.
  • Theuwissen E, Mensink RP. Simultaneous intake of beta-glucan and plant stanol esters affects lipid metabolism in slightly hypercholesterolemic subjects. J Nutr 2007 Mar;137(3):583-8.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?