SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Betónica

Betónica

Resumen:

El término "betónica" se utiliza con frecuencia para denotar muchas especies de Stachys. La betónica no debe confundirse con Canada lousewort (Pedicularis canadensis), también conocida como betónica de madera.

Desde hace más de 2,000 años, muchas sociedades como la griega, italiana, española y británica han considerado que la betónica es una cura para todo. Dentro de sus componentes se encuentran taninos, alcaloides y glicósidos, los cuales son ingredientes activos comunes en remedios herbales.

El uso más común que se reporta para la betónica es como nervino (agente sedante o relajante); sin embargo, no se ha confirmado la validez de esta aplicación a través de investigación clínica.

Estudios de laboratorio han demostrado que la betónica puede actuar como un anti-inflamatorio aunque este efecto no se ha confirmado aún. Actualmente, no existen ensayos clínicos en humanos para respaldar el uso de betónica para cualquier indicación.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Amenorrea, antihelmíntico (expulsor de lombrices), anti-inflamatorio, antimicrobiano, antioxidante, antipirético (reductor de fiebre), antiséptico, antiespasmódico, ansiedad, asma, astringente, bronquitis, carminativo (ayuda a la digestión), resfriados, diarrea, diurético, epilepsia, expectorante, trastornos de la vesícula biliar, gota (inflamación de los pies), dolor de cabeza, acidez, infección por Helicobacter pylori, hepatitis, hiperglucemia (azúcar alto en la sangre), hipertensión (presión alta en la sangre), cálculos renales, salud del hígado, nefritis (inflamación de riñones), nerviosismo, neuralgia (dolor de nervios), dolor, trastornos respiratorios, reumatismo, sedante, estimulante de la digestión, estrés, tensión, tónico, urolitiasis (cálculos renales/tracto urinario), vértigo, remedio para heridas (cicatrización de heridas).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergia o hipersensibilidad conocidas a la betónica o a sus componentes.

Efectos secundarios y advertencias

Actualmente no existen estudios de buena calidad sobre las aplicaciones medicinales de la betónica. Con base en el uso tradicional y la opinión de expertos, debe utilizarse con precaución en pacientes con hipertensión (presión arterial alta) o hipotensión (presión arterial baja) debido a los efectos hipotensores potenciales. También debe utilizarse con precaución en pacientes con diabetes e hipoglucemia debido a los efectos hipoglucémicos (disminución del azúcar en la sangre) potenciales.

Debe utilizarse con precaución en pacientes con úlceras gastrointestinales debido al potencial que tienen los taninos de la betónica de causar irritación gastrointestinal.

Debe evitarse en pacientes embarazadas o que planean quedar en embarazo, debido al uso tradicional de la betónica para estimular el útero.

Embarazo y lactancia

La betónica no debe utilizarse durante el embarazo, debido al uso tradicional indicado para la estimulación uterina (amenorrea), lo que indica la posibilidad de nacimiento prematuro o aborto espontáneo. Tampoco se recomienda su uso en mujeres lactantes debido a la falta de evidencia científica.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Aunque no se ha estudiado apropiadamente en humanos, la Stachys lavandulifolia tiene actividad ansiolítica; se recomienda precaución cuando se toma betónica con otros ansiolíticos o sedantes.

La betónica también puede alterar los niveles de azúcar en la sangre; se recomienda precaución cuando se utilizan medicamentos que también pueden alterar el azúcar en la sangre. Los pacientes que toman insulina o drogas para la diabetes por boca deben ser vigilados de cerca por un profesional de la salud calificado e incluso un farmaceuta; también puede ser necesario ajustar las dosis de los medicamentos.

La betónica contiene glicósidos que pueden tener actividad hipotensora, por lo que se recomienda precaución en pacientes que toman agentes para disminuir la presión arterial.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Aunque no se ha estudiado apropiadamente en humanos, la Stachys lavandulifolia tiene actividad ansiolítica; se recomienda precaución cuando se toma betónica con otras hierbas que tienen efectos potenciales sedantes o contra la ansiedad.

La betónica puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre; se recomienda precaución cuando se usan hierbas o suplementos que pueden disminuir el azúcar en la sangre. Puede ser necesario vigilar los niveles de glucosa en la sangre y ajustar las dosis de los medicamentos.

La betónica puede alterar la presión arterial; se recomienda precaución cuando se toman hierbas o suplementos que también pueden alterar la presión arterial.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de la betónica en adultos. Tradicionalmente, se han utilizado como infusión de 2 a 4 gramos de la hierba seca, sumergidos en una taza de agua hirviendo durante 10 a 15 minutos; que se ingiere tres veces al día. Como extracto líquido (1:1 en 25% de etanol), se han utilizado de 2 a 4 mililitros, tres veces al día. También se han ingerido de 2 a 6 mililitros de tintura (1:5 en 45% de etanol) en agua, de una a cuatro veces al día.

Niños (menores de 18 años):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de la betónica en niños.

Referencias:

  • Ahmad VU, Arshad S, Bader S, et al. New phenethyl alcohol glycosides from Stachys parviflora. J Asian Nat Prod Res 2006;8(1-2):105-111.
  • Duarte MC, Figueira GM, Sartoratto A, et al. Anti-Candida activity of Brazilian medicinal plants. J Ethnopharmacol 2-28-2005;97(2):305-311.
  • Erdemoglu N, Turan NN, Cakici I, et al. Antioxidant activities of some Lamiaceae plant extracts. Phytother Res 2006;20(1):9-13.
  • Hayashi K, Nagamatsu T, Ito M, et al. Acteoside, a component of Stachys sieboldii MIQ, may be a promising antinephritic agent (2): Effect of acteoside on leukocyte accumulation in the glomeruli of nephritic rats. Jpn J Pharmacol 1994;66(1):47-52.
  • Khanavi M, Sharifzadeh M, Hadjiakhoondi A, et al. Phytochemical investigation and anti-inflammatory activity of aerial parts of Stachys byzanthina C. Koch. J Ethnopharmacol 3-21-2005;97(3):463-468.
  • Kukic J, Petrovic S, Niketic M. Antioxidant activity of four endemic Stachys taxa. Biol Pharm Bull 2006;29(4):725-729.
  • Maleki N, Garjani A, Nazemiyeh H, et al. Potent anti-inflammatory activities of hydroalcoholic extract from aerial parts of Stachys inflata on rats. J Ethnopharmacol 2001;75(2-3):213-218.
  • Matkowski A, Piotrowska M. Antioxidant and free radical scavenging activities of some medicinal plants from the Lamiaceae. Fitoterapia 2006;77(5):346-353.
  • Rabbani M, Sajjadi SE, Zarei HR. Anxiolytic effects of Stachys lavandulifolia Vahl on the elevated plus-maze model of anxiety in mice. J Ethnopharmacol 2003;89(2-3):271-276.
  • Shin TY. Stachys riederi inhibits mast cell-mediated acute and chronic allergic reactions. Immunopharmacol. Immunotoxicol 2004;26(4):621-630.
  • Skaltsa HD, Demetzos C, Lazari D, et al. Essential oil analysis and antimicrobial activity of eight Stachys species from Greece. Phytochemistry 2003;64(3):743-752.
  • Skaltsa HD, Lazari DM, Chinou IB, et al. Composition and antibacterial activity of the essential oils of Stachys candida and S. chrysantha from southern Greece. Planta Med 1999;65(3):255-256.
  • Skaltsa H, Bermejo P, Lazari D, et al. Inhibition of prostaglandin E2 and leukotriene C4 in mouse peritoneal macrophages and thromboxane B2 production in human platelets by flavonoids from Stachys chrysantha and Stachys candida. Biol Pharm Bull 2000;23(1):47-53.
  • Stamatis G, Kyriazopoulos P, Golegou S, et al. In vitro anti-Helicobacter pylori activity of Greek herbal medicines. J Ethnopharmacol 2003;88(2-3):175-179.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?