Publicidad

Editar mi perfil

Berberina

Resumen:

La berberina es una planta alcaloide amarilla y de sabor amargo con un amplio historial de uso médico en la medicina china y ayurvédica. La berberina está presente en las raíces, rizomas y corteza del tallo de varias plantas, tales como la Hydrastis canadensis (sello de oro), Coptis chinensis (coptis o hebra de oro), Berberis aquifolium (uva de Oregón), Berberis vulgaris (agracejo) y Berberis aristata (árbol de cúrcuma). También se le ha utilizado históricamente para teñir, dado su color amarillo.

Se han realizado ensayos clínicos utilizando la berberina. Existe alguna evidencia que apoya su uso en el tratamiento de tracomas (infección de los ojos), diarrea bacteriana y leismaniasis (enfermedad por parásitos). También se ha demostrado la efectividad de la berberina como un agente antimicrobiano contra las bacterias, virus, hongos, protozoario, helmintos (lombrices) y la clamidia (enfermedad de transmisión sexual). Se requiere investigación clínica adicional en esta área, así como en las áreas de enfermedades cardiovasculares, trastornos de la piel y hepáticos.

En la mayoría de los ensayos clínicos, la berberina ha demostrado ser segura. Sin embargo, existe una interacción potencial entre la berberina y muchos medicamentos que se venden con receta; no debe administrarse a mujeres embarazadas o lactantes dados sus potenciales efectos adversos en los recién nacidos.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Enfermedad del hígado por alcoholismo, antibacteriano, anticonvulsivo, antifúngico, anti-inflamatorio, antimicrobiano (tipanosomas), antioxidante, antiviral, artritis, secreción biliar, quemaduras, cáncer, enfermedad cardiovascular, enfermedades dentales (tratamiento de conductos), higiene dental, infecciones oculares (generales), fatiga, fiebre, dolores de cabeza, presión arterial alta, inmunoestimulante, síndrome del intestino irritable, leucemia, leucopenia, enfermedad hepática (por alcoholismo), osteoporosis, trastornos respiratorios, sedante, infecciones cutáneas, infección del tracto urinario, taqui-arritmias ventriculares, candidiasis.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Insuficiencia cardiaca (B)

    Los estudios preliminares indican que la berberina, en combinación con un régimen de medicamentos de prescripción estándar para la insuficiencia cardiaca congestiva crónica, puede mejorar la calidad de vida y el funcionamiento cardiaco, así como mejorar la mortalidad. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones definitivas en esta área.

  • Malaria resistente a la cloroquina (C)

    Un estudio clínico ha valorado el uso de la berberina en combinación con la pirimetamina en el tratamiento de la malaria resistente a la cloroquina. Se requieren estudios adicionales de buen diseño en esta área.

  • Diabetes (tipo 2) (C)

    Históricamente, la berberina se ha indicado como coadyuvante en la regulación glucémica; sin embargo, su seguridad y efectividad para este uso aún permanecen inciertas. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Glaucoma (C)

    La evidencia preliminar sobre la berberina indica que aparentemente no reduce la presión intraocular en pacientes con glaucoma. La seguridad y efectividad de su uso para esta indicación aún permanece incierta. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Infección por Helicobacter pylori (C)

    Los estudios realizados comparan la efectividad de la berberina en relación con drogas antibacterianas y la ranitidina en la estimulación de la cicatrización de úlceras y eliminación de la Helicobacter pylori. Se indicó que la berberina fue menos efectiva en la cicatrización de úlceras que la ranitidina, aunque demostró potencialmente una mayor efectividad en la eliminación de la Helicobacter pylori. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Hipercolesterolemia (colesterol alto) (C)

    La berberina puede reducir los triglicéridos, el colesterol sérico y el colesterol "malo" LDL. Se requieren ensayos clínicos de calidad antes de ofrecer recomendaciones sobre el efecto de la berberina en la disminución del colesterol.

  • Diarrea infecciosa (C)

    Aunque se han realizado evaluaciones de la efectividad de la berberina en el tratamiento de la diarrea infecciosa, e incluso de la diarrea colérica, los resultados son conflictivos. Por lo tanto, la evidencia actual es insuficiente para determinar la eficacia de la berberina para el tratamiento de la diarrea infecciosa.

  • Infección por parásitos (leismaniasis) (C)

    Los beneficios de la berberina para el tratamiento de la leismaniasis gozan de gran aceptación. Se considera que la berberina es tan eficaz como los tratamientos estándares con drogas para el tratamiento de la leismaniasis cutánea, antimonita (sulfuro mineral), aunque los limitados estudios de este tratamiento probablemente no permiten que se utilice más ampliamente. Se requiere investigación adicional para confirmar tales resultados.

  • Trombocitopenia (conteo plaquetario bajo) (C)

    Se ha demostrado que la berberina incrementa de manera significativa la producción de plaquetas en individuos con trombocitopenia, cuando se utiliza como terapia única y también como terapia adjunta. Se requieren estudios adicionales en humanos para confirmar tales resultados.

  • Tracoma (enfermedad ocular) (C)

    Se ha encontrado que la berberina posee propiedades antimicrobianas y también existe alguna evidencia sobre sus propiedades anti-inflamatorias. La evidencia preliminar indica que los preparados oculares de berberina pueden ser benéficos para el tratamiento del tracoma. No obstante, la seguridad y eficacia de la berberina para esta indicación aún permanecen inciertas.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergias reconocidas o hipersensibilidad a la berberina, o a plantas que contengan berberina [Hydrastis canadensis (sello de oro), Coptis chinensis (coptis o hebra de oro), Berberis aquifolium (uva de Oregón), Berberis vulgaris (agracejo) y Berberis aristata (árbol de cúrcuma)], o a especies miembros de la familia de las Berberidáceas. Se han reportado reacciones alérgicas cuyos síntomas fueron vómitos, picor y sensación de desmayo.

Efectos secundarios y advertencias

Existen reportes de que la berberina causa náuseas, vómito, hipertensión (presión arterial alta), insuficiencia respiratoria y parestesias (sensaciones anormales tales como entumecimiento o cosquilleo). No obstante, la evidencia clínica de tales efectos adversos no es muy prominente en la literatura médica. También se han reportado efectos adversos menos comunes tales como dolores de cabeza, irritación de la piel, rubor facial, bradicardia (disminución del ritmo cardiaco). Debe utilizarse con precaución cuando se toma berberina por períodos mayores a ocho semanas, dados los cambios que en teoría podrían ocurrir en la flora intestinal.

Debe utilizarse con precaución en individuos con diabetes, ya que tanto los estudios en humanos como animales indican que la berberina puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. También debe utilizarse con precaución en individuos con hipotensión (presión arterial baja), dados sus posibles efectos antihipertensivos.

Los pacientes con enfermedades cardiovasculares también deben utilizarla con precaución ya que se ha relacionado la berberina con el desarrollo de arritmias ventriculares en sujetos con insuficiencia cardiaca congestiva.

Aunque no se ha estudiado adecuadamente en humanos, la berberina también puede en teoría, causar demoras en el tiempo del tránsito intestinal o incrementar el riesgo de sangrado.

La berberina puede causar aborto, irritación de los ojos o riñones, nefritis (inflamación de los riñones), disnea (dificultad para respirar), síntomas similares al resfriado, mareo, letargo o toxicidad hepática.

Los pacientes con leucopenia (conteo anormalmente bajo de células blancas en la sangre) deben utilizarla con precaución debido al potencial de desarrollar síntomas de leucopenia.

Cuando se inyecta subcutáneamente, la berberina puede causar hiperpigmentación en el brazo. Los individuos con alta exposición a los rayos del sol o a la luz artificial deben utilizar la berberina con precaución debido al riesgo potencial de reacciones fototóxicas adversas.

Debe evitarse en recién nacidos debido al riesgo potencial de incremento en la bilirrubina libre, ictericia o al desarrollo de kernicterus (daño cerebral en neonatos causado por ictericia severa). La berberina debe utilizarse con precaución en los niños, debido a la falta de información sobre su seguridad.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de la berberina en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible. Aunque no se ha estudiado adecuadamente en humanos, se sugiere que la berberina actúa en contra de la fertilidad, es abortifaciente (inductor de aborto) y provoca estimulación uterina.

La berberina puede causar kernicterus (daño cerebral) cuando se usa en neonatos con ictericia, así como encefalopatía por bilirrubina (enfermedad cerebral degenerativa).

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La berberina puede contrarrestar o prevenir el latido cardiaco irregular. Se requiere precaución cuando se toma con otros agentes que alteran el latido cardiaco.

La berberina puede disminuir la eficacia de las tetraciclinas; en teoría, también puede disminuir la eficacia de otros agentes con actividad antibacteriana.

El bisulfato de berberina puede estimular la formación de plaquetas, mientras que la berberina puede tener acción antiheparínica. Por lo tanto, la berberina puede interactuar con ciertas drogas que incrementan el riesgo de sangrado, reduciendo su efectividad. Algunos ejemplos son aspirina, anticoagulantes ("adelgazadores de la sangre") como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetas como clopidogrel (Plavix®) y drogas anti-inflamatorias no esteroides (NSAIDS) tales como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®). Sin embargo, la berberina puede ser hepatoprotectora (protectora del hígado) cuando se administra con anterioridad a las dosis tóxicas de acetaminofén.

La berberina puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usa con medicamentos que también pueden disminuir el azúcar en la sangre. Los pacientes que toman drogas para la diabetes o insulina por vía oral deben ser vigilados estrictamente por un profesional de la salud o farmaceuta. Puede ser necesario hacer ajustes a los medicamentos.

La berberina puede disminuir el colesterol total y el colesterol LDL, así como los triglicéridos. Se recomienda precaución en pacientes que toman cualquier agente para la disminución del colesterol.

Pueden ocurrir efectos hipotensivos acumulativos (disminución de la presión arterial) y bradicardia (disminución del ritmo cardiaco) cuando se combina la berberina con otros agentes que disminuyen la presión arterial. Se recomienda precaución.

La berberina puede modular la expresión y funcionamiento del PGP-170 en las células de hepatoma. En teoría, la berberina puede interactuar con agentes antineoplásticos.

La berberina y el sulfato de berberina tienen efectos anti-inflamatorios por lo que pueden interactuar con los inhibidores de COX-2, dentro de los cuales se encuentran drogas como celecoxib (Celebrex®) y rofecoxib (Vioxx®).

La berberina puede elevar la concentración sanguínea de la ciclosporina A. Se recomienda precaución.

La berberina puede interferir en la manera como el cuerpo procesa ciertas drogas utilizando el sistema enzimático del hígado "citocromo P450". Como resultado de ello, los niveles de estas drogas pueden aumentar en la sangre y causar efectos acumulativos o reacciones potencialmente adversas muy graves. Los pacientes que usen cualquier clase de medicamentos deben revisar el inserto que se encuentra en el paquete y consultar con un proveedor de la salud o farmaceuta, acerca de posibles interacciones.

Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, existe la posibilidad de un sinergismo entre el cloruro de berberina y el fluconazol. La berberina y L-fenilefrina pueden tener efectos acumulativos cuando se administran de manera concurrente. Aún más, la berberina puede reversar las propiedades secretoras de la neostigmina (Prostigmin®).

La berberina y 1,3-bis (2-cloroetilo)-1-nitrosurea (BCNU) pueden tener efectos acumulativos.

La berberina puede incrementar la sensibilidad a los efectos hipotensivos de la acetilcolina (disminución de la presión arterial).

La P-glicoproteína puede contribuir a la poca absorción intestinal de la berberina.

Se ha propuesto que la berberina puede tener efectos sedantes. Se recomienda precaución dada la falta de estudios en humanos.

La berberina puede inhibir de manera competitiva las propiedades aglutinantes del yohimbine en las plaquetas. Los pacientes que toman yohimbine deben consultar con un proveedor de la salud o farmaceuta, para verificar las posibles interacciones.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La berberina puede contrarrestar o prevenir el latido cardiaco irregular. Se recomienda precaución cuando se toma berberina con otras hierbas que puedan alterar el ritmo cardiaco.

La berberina puede disminuir la eficacia de las tetraciclinas y por ello, en teoría, puede disminuir la eficacia de hierbas que tengan actividad antibacteriana.

El bisulfato de berberina puede estimular la formación de plaquetas mientras que la berberina puede tener acción antiheparínica. Por lo tanto, la berberina puede interactuar con ciertas hierbas que incrementan el riesgo de sangrado y reducir su efectividad. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba y algunos casos con ajo y palma enana americana. Otros numerosos agentes pueden, en teoría, incrementar el riesgo de sangrado aunque no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

Cuando se combinan la berberina y otras hierbas que disminuyen la presión arterial, pueden ocurrir efectos acumulativos hipotensivos (disminución de la presión arterial) y bradicardia (disminución del ritmo cardiaca). Se recomienda precaución.

La berberina puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también pueden disminuir el azúcar en la sangre. Puede ser necesario vigilar los niveles de glucosa en la sangre, así como ajustar las dosis.

La berberina puede disminuir el colesterol total y el colesterol LDL, así como los triglicéridos. Se recomienda precaución en pacientes que toman hierbas o suplementos con efectos en la disminución del colesterol, tales como arroz de levadura roja.

El uso concomitante de las hierbas que contienen berberina puede incrementar el riesgo de toxicidad por berberina. Dentro de estas hierbas están: sanguinaria, sello dorado, celandina, hebra de oro china, hebra de oro, uva de Oregón (especie Mahonia), árbol de alcornoque amur y alcornoque chino.

La berberina puede interferir con la manera como el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos usando el sistema enzimático del hígado "citocromo P450". Como resultado de ello, los niveles de otras hierbas o suplementos pueden incrementarse excesivamente en la sangre. También pueden alterar los efectos de otras hierbas o suplementos en el sistema P450.

Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, la berberina puede tener efectos sedantes.

Con base en ensayos clínicos, se determinó que los alimentos que contienen tiramina, tales como vino, queso y chocolate pueden interactuar con la berberina y así disminuir los niveles de tiramina.

La berberina puede inhibir de manera competitiva las propiedades aglutinantes del yohimbine en las plaquetas. Además, dadas las propiedades de anti--fertilidad de la berberina, es posible que el uso de yohimbe para la fertilidad no sea eficaz.

La berberina puede disminuir el metabolismo de la vitamina B; por lo tanto, debe evitarse el uso concomitante de la berberina y la vitamina B.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Aunque se han estudiado varias dosis para la berberina, ninguna de ellas se ha establecido como efectiva. La berberina es generalmente segura cuando se toma por vía oral en dosis de hasta 2 gramos diarios, durante ocho semanas. Para la hipercolesterolemia (colesterol alto), se han utilizado 0.5 gramos de berberina dos veces al día, durante tres meses. Para la diarrea infecciosa, se ha utilizado una dosis única de 400 miligramos de sulfato de berberina. Para la trombocitopenia, 5 miligramos de bisulfato de berberina, tres veces al día (20 minutos antes de las comidas) durante 15 días.

Cuando se administra por vía intravenosa, se inyecta a una velocidad de 0.2 miligramos/kilogramo por minuto, durante 30 minutos. Las inyecciones solamente deben administrarse bajo cuidado estricto de un profesional de la salud o farmaceuta.

Para el tracoma, se han utilizado gotas de berberina al 0.2% durante ocho semanas.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como efectiva para el uso de la berberina en niños. No obstante, la berberina es generalmente segura cuando se utiliza en el tratamiento de la diarrea en niños que no tienen otros padecimientos, desde los dos meses de edad y en las dosis recomendadas, hasta por seis días.

Referencias:

 

  • Abidi P, Zhou Y, Jiang JD, et al. Extracellular signal-regulated kinase-dependent stabilization of hepatic low-density lipoprotein receptor mRNA by herbal medicine berberine. Arterioscler.Thromb.Vasc.Biol 2005;25(10):2170-2176.
  • Doggrell SA. Berberine--a novel approach to cholesterol lowering. Expert.Opin.Investig.Drugs 2005;14(5):683-685.
  • Hsiang CY, Wu SL, Cheng SE, et al. Acetaldehyde-induced interleukin-1beta and tumor necrosis factor-alpha production is inhibited by berberine through nuclear factor-kappaB signaling pathway in HepG2 cells. J Biomed.Sci 2005;12(5):791-801.
  • Inoue K, Kulsum U, Chowdhury SA, et al. Tumor-specific cytotoxicity and apoptosis-inducing activity of berberines. Anticancer Res 2005;25(6B):4053-4059.
  • Kettmann V, Kosfalova D, Jantova S, et al. In vitro cytotoxicity of berberine against HeLa and L1210 cancer cell lines. Pharmazie 2004;59(7):548-551.
  • Kim HR, Min HY, Jeong YH, et al. Cytotoxic constituents from the whole plant of Corydalis pallida. Arch Pharm Res 2005;28(11):1224-1227.
  • Kim JS, Tanaka H, Shoyama Y. Immunoquantitative analysis for berberine and its related compounds using monoclonal antibodies in herbal medicines. Analyst 2004;129(1):87-91.
  • Kong W, Wei J, Abidi P, et al. Berberine is a novel cholesterol-lowering drug working through a unique mechanism distinct from statins. Nat Med 2004;10(12):1344-1351.
  • Kuo CL, Chi CW, Liu TY. Modulation of apoptosis by berberine through inhibition of cyclooxygenase-2 and Mcl-1 expression in oral cancer cells. In Vivo 2005;19(1):247-252.
  • Lin CC, Kao ST, Chen GW, et al. Berberine decreased N-acetylation of 2-aminofluorene through inhibition of N-acetyltransferase gene expression in human leukemia HL-60 cells. Anticancer Res 2005;25(6B):4149-4155.
  • Lin CC, Kao ST, Chen GW, et al. Apoptosis of human leukemia HL-60 cells and murine leukemia WEHI-3 cells induced by berberine through the activation of caspase-3. Anticancer Res 2006;26(1A):227-242.
  • Lin JP, Yang JS, Lee JH, et al. Berberine induces cell cycle arrest and apoptosis in human gastric carcinoma SNU-5 cell line. World J Gastroenterol. 1-7-2006;12(1):21-28.
  • Mantena SK, Sharma SD, Katiyar SK. Berberine, a natural product, induces G1-phase cell cycle arrest and caspase-3-dependent apoptosis in human prostate carcinoma cells. Mol Cancer Ther 2006;5(2):296-308.
  • Quan H, Cao YY, Xu Z, et al. Potent in vitro synergism of fluconazole and berberine chloride against clinical isolates of Candida albicans resistant to fluconazole. Antimicrob.Agents Chemother. 2006;50(3):1096-1099.
  • Wu X, Li Q, Xin H, Yu A, et al. Effects of berberine on the blood concentration of cyclosporin A in renal transplanted recipients: clinical and pharmacokinetic study. Eur J Clin Pharmacol 2005;61(8):567-572.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo