SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bardana (Arctium lappa)

Bardana (Arctium lappa)

Resumen:

La bardana se ha usado históricamente para tratar una amplia variedad de enfermedades, entre las que se incluyen artritis, diabetes y caída del cabello. Es un ingrediente herbal principal en los remedios populares contra el cáncer como la fórmula Essiac® (ruibarbo, acederilla, olmo resbaladizo) y la fórmula Hoxsey (trébol rojo, carmín, fresno espinoso americano, sanguinaria, agracejo).

Se ha encontrado en estudios que el fruto de la bardana disminuye el azúcar en la sangre en animales y estudios preliminares en humanos han examinado la eficacia de la raíz de la bardana en el tratamiento de la diabetes. Los estudios en laboratorio y en animales han investigado el uso de la bardana para las infecciones bacteriales, cáncer, VIH y cálculos en el riñón. Sin embargo, no existe suficiente evidencia humana en cuanto a la eficacia de la bardana para ninguna indicación.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abscesos, acné, anorexia nerviosa, afrodisíaco, artritis, dolor de espalda, infecciones bacteriales, trastornos de la vejiga, adelgazante de la sangre, diviesos, quemaduras, cáncer, úlceras bucales, catarro, resfriado común, usos cosméticos, caspa, desintoxicante, diurético (incremento del flujo de orina), eczema, fiebre, infecciones fúngicas, gota, caída del cabello, dolor de cabeza, hemorroides, urticaria, infección por el VIH, urticaria, efectos hormonales, inflamación, ictiosis (trastorno de la piel), impotencia, enfermedad renal, cálculos renales, laxativo, enfermedad hepática, protección al hígado, piojos, dolor de espalda, sarampión, neumonía, psoriasis, infecciones respiratorias, artritis reumatoide, tiña, ciática, escorbuto, seborrea (hiperactividad de las glándulas sebáceas de la piel), trastornos de la piel, humectante de la piel, llagas, esterilidad, sífilis, amigdalitis, úlceras, infecciones del tracto urinario, enfermedades venéreas, verrugas, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Diabetes (C)

    Las investigaciones en animales y estudios iniciales en humanos indican posibles efectos en la reducción de los niveles de azúcar en la sangre con el uso de la raíz de la bardana o el fruto. Sin embargo, las investigaciones disponibles en humanos no se han diseñado correctamente y se necesitan futuras investigaciones adicionales antes de hacer una recomendación clara.

  • Calidad de vida de pacientes con cáncer (cáncer de seno) (C)

    La bardana es un ingrediente del Essiac®, un remedio popular supuestamente efectivo contra el cáncer. Las investigaciones preliminares han mostrado que la bardana puede tener efectos anticancerígenos y mejorar la calidad de vida en pacientes con cáncer. Se requiere más investigación en esta área.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Los individuos con alergias a los miembros de la familia de las asteráceas/compuestas entre los que se incluyen la ambrosía, el crisantemo, la flor de caléndula y la margarita de los prados pueden tener alergias a la bardana. Se han asociado con la bardana severas reacciones alérgicas (anafilaxis). Las reacciones alérgicas de la piel se han asociado con el uso del yeso de bardana sobre la piel. Se debe tener precaución en pacientes con alergias o intolerancia a la pectina ya que ciertas partes de la planta de la bardana contienen diferentes niveles del complejo de pectina.

Efectos secundarios y advertencia

Basados en el uso tradicional, se considera segura cuando se toma por vía oral en dosis recomendadas por periodos cortos. Se han reportado alergias en la piel con la manipulación de la planta o el uso de preparaciones sobre la piel (como los emplastes). Se han reportado efectos diuréticos (incremento del flujo de orina) y efecto similares a los estrógenos con el uso de la bardana por vía oral en pacientes con VIH. Aunque se han reportado síntomas como resequedad de la boca y ritmo cardiaco lento en personas que consumen los productos de bardana, se cree que la contaminación con la belladona puede ser la razón de estas reacciones. La contaminación puede ocurrir durante la cosecha.

En teoría, la presencia de taninos puede incrementar el riesgo de cáncer de cabeza y cuello, aunque esto no se ha visto en humanos. Basados en investigaciones en animales y estudios limitados en humanos, la bardana puede causar incrementos o reducciones en los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución en pacientes con diabetes o hipoglicemia y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Se puede necesitar la supervisión de un proveedor médico calificado que analice los niveles de azúcar en la sangre y se pueden necesitar ajustes en el medicamento. En teoría, la bardana también puede causar desequilibrio de los electrolitos (por ejemplo, cambio en los niveles de potasio o sodio en la sangre) debido a los efectos diuréticos (incremento de flujo de orina).

Varios casos reportan envenenamiento con el té de la raíz de la bardana al mismo tiempo que casos de oftalmia (inflamación de los ojos) por bardana. Se han reportado varios casos de estomatitis (úlceras bucales) presente en perros que han estado en contacto con la bardana, cadillos y pelos de la planta.

Embarazo y lactancia

Algunas veces se recomienda evitar el uso de la bardana durante el embarazo ya que estudios en animales muestran que la bardana causa estimulación del útero. Debido al estudio científico limitado, la bardana no se considera segura durante el embarazo o la lactancia.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Basados en investigaciones en animales y estudios limitados en humanos la bardana puede bajar o elevar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usan medicamentos que también afectan el azúcar en la sangre. Los pacientes que toman drogas para la diabetes por vía oral o insulina se deben supervisar de cerca por un proveedor médico calificado. Se pueden necesitar ajustes en el medicamento. De acuerdo a un estudio hecho en humanos se ha asociado la bardana con efectos diuréticos (incremento de flujo de orina) y en teoría puede causar exceso de pérdida de fluidos (deshidratación) o desequilibrio en los electrolitos (por ejemplo, cambios en los niveles de potasio o sodio en la sangre). Estos efectos se pueden incrementar cuando la bardana se toma al mismo tiempo con las drogas diuréticas como la clorotiazida (Diuril®), furomisida (Lasix®), hidroclorotiazida (HCTZ) o espironolactona (Aldactone®). Basados en evidencia humana limitada, la bardana puede tener propiedades similares a los estrógenos y puede incrementar los efectos de los agentes estrógenos entre los que se incluyen las terapias de reemplazo hormonal como el Premarin® o la píldora anticonceptiva.

Basados en investigaciones en humanos la bardana puede incrementar el riesgo de sangrado (aunque no existen investigaciones en humanos). Algunos ejemplos son: aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetas como clopidogrel (Plavix®) y medicamentos antiinflamatorios no esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®). Las tinturas de la bardana pueden contener altas concentraciones de alcohol (etanol) y pueden producir vómito si se usa con disulfiram (Antabuse®) o metronidazol (Flagyl®).

Los medicamentos que se ingieren para tratar la gota, cáncer o VIH pueden interactuar con la bardana. También es posible que se den interacciones con antibióticos.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Basados en investigaciones en animales y estudios limitados en humanos, la bardana puede bajar o elevar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usa con hierbas o suplementos que también alteren el azúcar en la sangre. Se puede necesitar la supervisión de los niveles de la glucosa en la sangre y ajustes en las dosis.

En un reporte en humanos se ha asociado a la bardana con los efectos diuréticos (incremento del flujo de orina) y en teoría puede causar exceso de pérdida de fluidos (deshidratación) o desequilibrio en los electrolitos (por ejemplo, cambios en los niveles de potasio o sodio en la sangre) cuando se usa con otras hierbas diuréticas o suplementos.

Basados en investigaciones en animales, la bardana puede incrementar el riesgo de hemorragia cuando se toma con hierbas y suplementos que se cree incrementan dicho riesgo. Se han reportado varios casos con el uso de Ginkgo biloba, algunos casos con el ajo y dos casos con palma enana americana. Teóricamente otros agentes pueden incrementar el riesgo de sangrado, aunque no se ha probado en la mayoría de los casos.

Las hierbas o suplementos que se toman para tratar la gota, el cáncer o el VIH pueden interactuar con la bardana. También es posible que se den interacciones con hierbas que tienen efectos antibacterianos, antioxidantes o antiinflamatorios (como el jengibre).

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No se ha probado una dosis específica de bardana como efectiva o segura, aunque se han usado una variedad de dosis y diferentes tipos de preparaciones. La bardana se encuentra disponible en forma de raíz seca, tabletas o cápsulas, decocciones, tinturas, extracto del fluido y té hecho a partir de las raíces. La bardana también se ha usado como diurético (para incrementar el flujo de orina), en preparaciones hechas de las semillas pulverizadas de la bardana como un producto amarillo llamado aceite de lapa.

La bardana se ha usado sobre la piel en forma de compresas o emplaste para eczemas, psoriasis, calvicie y verrugas.

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente información científica para recomendar el uso de la bardana en niños.

Referencias:

  • Anonymous. In vitro screening of traditional medicines for anti-HIV activity: memorandum from a WHO meeting. Bull World Health Organ 1989;67(6):613-618.
  • Flickinger EA, Hatch TF, Wofford RC, et al. In vitro fermentation properties of selected fructooligosaccharide-containing vegetables and in vivo colonic microbial populations are affected by the diets of healthy human infants. J Nutr 2002;132(8):2188-2194.
  • Grases F, Melero G, Costa-Bauza A, et al. Urolithiasis and phytotherapy. Int Urol Nephrol 1994;26(5):507-511.
  • Holetz FB, Pessini GL, Sanches NR, et al. Screening of some plants used in the Brazilian folk medicine for the treatment of infectious diseases. Mem Inst Oswaldo Cruz 2002;97(7):1027-1031.
  • Iwakami S, Wu JB, Ebizuka Y, et al. Platelet activating factor (PAF) antagonists contained in medicinal plants: lignans and sesquiterpenes. Chem Pharm Bull (Tokyo) 1992;40(5):1196-1198.
  • Lin CC, Lu JM, Yang JJ, et al. Anti-inflammatory and radical scavenge effects of Arctium lappa. Am J Chin Med 1996;24(2):127-137.
  • Lin SC, Chung TC, Lin CC, et al. Hepatoprotective effects of Arctium lappa on carbon tetrachloride- and acetaminophen-induced liver damage. Am J Chin Med 2000;28(2):163-173.
  • Lin SC, Lin CH, Lin CC, et al. Hepatoprotective effects of Arctium lappa Linne on liver injuries induced by chronic ethanol consumption and potentiated by carbon tetrachloride. J Biomed Sci 2002;9(5):401-409.
  • Morita K, Kada T, Namiki M. A desmutagenic factor isolated from burdock (Arctium lappa Linne). Mutat Res 1984;129(1):25-31.
  • Os'kina OA, Pashinskii VG, Kanakina TA, et al. [The mechanisms of the anti-ulcer action of plant drug agents]. Eksp Klin Farmakol 1999;62(4):37-39.
  • Rodriguez P, Blanco J, Juste S, et al. Allergic contact dermatitis due to burdock (Arctium lappa). Contact Dermatitis 1995;33(2):134-135.
  • Sasaki Y, Kimura Y, Tsunoda T, et al. Anaphylaxis due to burdock. Int J Dermatol 2003;42(6):472-473.
  • Swanston-Flatt SK, Day C, Flatt PR, et al. Glycaemic effects of traditional European plant treatments for diabetes. Studies in normal and streptozotocin diabetic mice. Diabetes Res 1989;10(2):69-73.
  • Yang L, Lin S, Yang T, et al. Synthesis of anti-HIV activity of dibenzylbutyrolactone lignans. Bioorganic Medicinal Chem Lett 1996;6:941-944.
  • Zick SM, Sen A, Feng Y, et al. Trial of Essiac to ascertain its effect in women with breast cancer (TEA-BC). J Altern Complement Med 2006 Dec;12(10):971-80.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?