Comentarios

Arginina (L-arginina)

Publicado - Por Array

0 Comentarios | Tamaño del texto:
Array

Resumen:

La L-arginina fue aislada por primera vez en 1886. En 1932 los científicos descubrieron que la L-arginina era necesaria para la generación de urea, un elemento de desecho necesario para la eliminación de amoniaco tóxico del cuerpo. En 1939 se halló que la L-arginina también era necesaria para producir la creatina. La creatina se descompone en creatinina a un ritmo constante y los riñones la eliminan del cuerpo.

Se considera que la arginina es un aminoácido semi-esencial, porque si bien el cuerpo la sintetiza normalmente en cantidades suficientes, a veces se requiere que se la suplemente. Por ejemplo, personas con desnutrición proteica, exceso de producción de amoniaco, ingestión excesiva de lisina, quemaduras, infecciones, diálisis de peritoneo, crecimiento acelerado, trastornos en la síntesis de urea o sepsis, pueden no tener suficiente arginina. Algunos de los síntomas de deficiencia de arginina son curación deficiente de las heridas, pérdida del cabello, urticaria, estreñimiento e hígado graso.

La arginina se transforma en óxido nítrico, que causa la relajación de los vasos sanguíneos (vasodilatación). La evidencia preliminar sugiere que la arginina puede ser útil en el tratamiento de trastornos médicos que mejoran con la vasodilatación, tales como la angina de pecho, arterias obstruidas (ateroesclerosis), las afecciones de las arterias coronarias, la disfunción eréctil, fallo cardíaco, claudicación intermitente/enfermedad vascular intermitente e inflamación de los vasos sanguíneos que causan dolores de cabeza (dolores de cabeza vasculares). La arginina también estimula el cuerpo a producir proteínas y ha sido estudiada para curación de heridas, fisiculturismo, incremento de la producción de esperma (espermatogénesis) y la prevención de la consunción en personas con enfermedades graves.

El clorhidrato de arginina tiene un alto contenido de cloruro y se ha empleado para el tratamiento de la alcalosis metabólica. Este uso debe estar supervisado por un profesional de la salud cualificado.

En general, la mayoría de las personas no necesita tomar suplementos de arginina porque su cuerpo produce cantidades suficientes.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

SIDA/VIH (prevención de pérdida de masa), toxicidad de amoniaco, contra el envejecimiento, antiinflamatorio, agente antiplaquetario, ansiedad, hemoglobinopatías beta, cáncer, dolor crónico, cirrosis, prevención de resfríos, fibrosis quística, afecciones endocrinas (síndrome metabólico), glaucoma, síndrome urémico hemolítico, encefalopatía hepática, aumento de la masa muscular, enterocolitis infantil necrotizante, infección, enfermedad inflamatoria del intestino, ataque isquémico, enfermedad hepática, relajamiento del esfínter inferior del esófago, acidosis metabólica, obesidad, osteoporosis, dolor, peritonitis, contracciones de parto prematuro, estimulación sexual, sepsis, función sexual en mujeres, anemia de células falciformes, estrés, trastornos de la motilidad estomacal, úlceras estomacales, suplemento de una alimentación baja en proteínas, púrpura trombótica trombocitopénica, trauma (recuperación), tumores, colitis ulcerosa.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Prueba de reserva de la hormona del crecimiento/diagnóstico de trastorno de pituitaria (A)

    La arginina aplicada por vía intravenosa se puede emplear para medir los niveles de hormona de crecimiento en personas que podrían tener deficiencias en la hormona de crecimiento, tales como panipopituitarismo, gigantismo, acromegalia, o adenoma de la pituitaria. La FDA aprobó este uso.

  • Errores congénitos de síntesis de la urea (A)

    Los pacientes con errores congénitos de síntesis de la urea pueden tener niveles elevados de amoniaco en sangre y alcalosis metabólica, especialmente entre pacientes con déficit de ornitina carbomil transferasa o de carbomoil fosfato sintetasa. La arginina puede ayudar en el tratamiento al cambiar la manera en que el cuerpo procesa el nitrógeno . Los pacientes con hiperargininemia (niveles elevados de arginina) la deben evitar. Otros fármacos pueden tener beneficios similares, como la citrulina, el benzoato de sodio o el fenilbutirato de sodio, si bien pueden requerir diálisis inicialmente. Este uso de la arginina debe ser supervisado por un profesional de la salud cualificado.

  • Enfermedad de la arteria coronaria/angina (B)

    Hay pruebas iniciales provenientes de varios estudios de que la arginina tomada por boca o inyectable mejora la tolerancia del ejercicio físico y el flujo de sangre en las arterias del corazón. También se han visto beneficios en pacientes con enfermedad de la arteria coronaria y angina de pecho. No obstante, es necesario hacer más investigación para confirmar estos hallazgos y establecer dosis seguras y efectivas.

  • Enfermedad crítica (B)

    Algunos estudios sugieren que la arginina puede ser beneficiosa para personas con enfermedades críticas o que amenazan la vida cuando se adiciona a suplementos nutricionales. Sin embargo, el papel específico que la arginina puede desempeñar en la recuperación no está claro. Debido a la posibilidad de que sea dañina, se deben evitar grandes dosis de arginina.

  • Insuficiencia cardiaca (B)

    Estudios de arginina en pacientes con insuficiencia cardiaca crónica han dado resultados mixtos. Algunos estudios indican un mejoramiento de la tolerancia del ejercicio físico. Se requieren más estudios para confirmar estos hallazgos.

  • Dolor de cabeza con migraña (B)

    Estudios previos sugieren que añadir arginina a la terapia de ibuprofeno (por ejemplo, Motrin® o Advil®) puede reducir el dolor de cabeza con migraña.

  • Enfermedad vascular periférica/claudicación (B)

    La claudicación intermitente es un trastorno caracterizado por dolor en las piernas y fatiga a causa de la acumulación de placas de colesterol o de coágulos en las arterias de las piernas que bloquean el flujo sanguíneo. Un pequeño número de estudios indica que la terapia de arginina puede mejorar la distancia que pueden caminar los pacientes con claudicación. Es necesario contar con más investigación para poder sacar una conclusión firme.

  • Adrenoleucodistrofia (ALD) (C)

    La adrenoleucodistrofia es un trastorno metabólico poco común caracterizado por la pérdida de cobertura grasa (cobertura de mielina) en las fibras nerviosas del cerebro y por la pérdida progresiva de las glándulas adrenales. Esta afección causa insuficiencia adrenal y demencia. Las inyecciones de arginina pueden ayudar al manejo de este trastorno aunque muchos de los estudios no son concluyentes. Se requiere más investigación para evaluar el uso de la arginina en el tratamiento de la adrenoleucodistrofia.

  • Fisuras anales (C)

    La investigación preliminar indica que la arginina puede ayudar al tratamiento de las fisuras anales crónicas, que son pequeñas rasgaduras que se desarrollan en el ano. Se requiere investigación adicional.

  • Insuficiencia autonómica (C)

    Se ha estudiado la arginina en el tratamiento de la insuficiencia autonómica, afección que puede manifestarse con presión arterial baja, con efectos poco claros. Se requieren estudios adicionales para aclarar sus efectos.

  • Cáncer de seno (C)

    No es claro si la arginina puede ayudar a los pacientes con cáncer de seno; los resultados de los estudios son contradictorios por lo cual se requieren estudios adicionales de buen diseño.

  • Quemaduras (C)

    La arginina puede ayudar en la recuperación de la función inmunológica y de la función proteica en pacientes con quemaduras de grosor parcial. Es necesario realizar más investigación en este aspecto para sacar una conclusión definitiva.

  • Coadyuvante en quimioterapia (C)

    La evidencia preliminar en humanos indica que los suplementos de arginina pueden ser benéficos para pacientes en tratamiento con quimioterapia. Se requieren estudios mayores y de mejor calidad.

  • Dolor de pecho (no cardíaco) (C)

    Estudios pequeños en humanos indican que la arginina ingerida por vía oral (no inyectada) puede mejorar el dolor de pecho no cardíaco relacionado con trastornos motores esofágicos. Se requieren estudios mayores de buen diseño.

  • Problemas circulatorios (isquemia límbica crítica) (C)

    La evidencia preliminar en humanos indica que la arginina intravenosa puede incrementar el flujo sanguíneo en pacientes con isquemia límbica crítica. Esta afección ocurre cuando se bloquea el flujo sanguíneo hacia los brazos y/o piernas. Se requieren ensayos clínicos mayores de buen diseño.

  • Dolor dental (ibuprofeno arginato) (C)

    Algunas investigaciones indican que el ibuprofeno arginato (Spedifen®) puede reducir el dolor con mayor rapidez después de intervenciones quirúrgicas dentales, comparado con el ibuprofeno solo. Este ámbito amerita más investigación.

  • Diabetes (tipo 1 y 2) (C)

    La evidencia preliminar en humanos indica que los suplementos de arginina pueden disminuir la severidad de la diabetes. Se requieren estudios mayores de buen diseño para aclarar sus efectos.

  • Complicaciones diabéticas (C)

    Estudios preliminares en humanos sugieren que los suplementos de arginina pueden ayudar al cuerpo a contrarrestar algunas complicaciones diabéticas de largo plazo, entre ellas las afecciones cardíacas y los daños nerviosos. Se requieren estudios bien diseñados.

  • Disfunción eréctil (C)

    Estudios iniciales proponen que los hombres con bajos niveles de nitrato en sangre o en orina pueden hallar que los suplementos de arginina son útiles para el manejo de la disfunción eréctil. Se ha utilizado una combinación de L-arginina, glutamato y clorhidrato de yohimbina para tratar la disfunción eréctil. Cabe señalar que el clorhidrato de yohimbina es una terapia aprobada por la FDA para este trastorno y que los efectos de la arginina por sí sola en esta terapia combinada son difíciles de determinar. Se requiere mayor investigación sobre los efectos de la arginina sola.

  • Cirugía de cáncer gastrointestinal (C)

    Los suplementos con una combinación oral de arginina y ácidos grasos omega-3 pueden reducir la duración de la estadía en el hospital y las infecciones de pacientes después de una intervención quirúrgica de cáncer gastrointestinal. Otra investigación indica que la arginina, los ácidos grasos omega 3 y la glutamina pueden activar el sistema inmunológico y reducir la inflamación posterior a la cirugía. Se requiere más investigación para determinar los posibles efectos de la arginina por sí sola.

  • Protección del corazón durante un injerto en una derivación de arteria coronaria. (C)

    Se propone que la "solución cardioplégica de sangre" suplementada con arginina podría tener propiedades protectoras del corazón. Es necesario realizar más investigación para llegar a una conclusión firme.

  • Hipertensión (C)

    La evidencia preliminar en humanos indica que la arginina tomada por boca puede expandir las arterias y reducir temporalmente la presión arterial en pacientes hipertensos con diabetes tipo 2. Se requieren estudios más extensos y de alta calidad para poder hacer una recomendación firme.

  • Colesterol alto (C)

    Algunas investigaciones indican que la arginina puede ayudar al tratamiento de prevención del colesterol alto. Se requiere mayor investigación.

  • Inmunomodulador (C)

    Los resultados de estudios preliminares sugieren que la suplementación con arginina puede incrementar la respuesta inmunológica provocada por la vacuna de la neumonía en personas ancianas. Se requieren más estudios para confirmar estos resultados.

  • Retardo del crecimiento intrauterino (C)

    La evidencia preliminar indica que las mujeres en embarazo que toman suplementos de arginina pueden mejorar el crecimiento en fetos cuyo tamaño es menor al promedio. Se requiere investigación adicional.

  • Insuficiencia o enfermedad renal (C)

    Los resultados de los estudios de la terapia de arginina considerada individualmente son contradictorios en relación con su efecto en ciertas enfermedades o insuficiencias renales. La arginina puede ser útil como terapia adjunta a la enfermedad renal asociada con afecciones tales como la anemia en personas mayores. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Síndrome de MELAS (C)

    Los estudios preliminares encontraron que la suplementación con L-arginina a largo plazo mejoró significativamente la función endotelial de pacientes con síndrome de MELAS (miopatía mitocondrial, encefalopatía, acidosis láctica y apoplejía). Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Infarto del miocardio (ataque cardíaco) (C)

    Los resultados de estudios con suplementación de arginina luego de un infarto al miocardio (ataque cardíaco) son contradictorios. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones. Debe consultarse con un cardiólogo o farmaceuta antes de ingerir suplementos de arginina.

  • Preeclampsia (hipertensión durante el embarazo) (C)

    Estudios iniciales sugieren que el suplemento prolongado de L-arginina puede reducir la presión de la sangre demasiado elevada en mujeres embarazadas. La arginina también puede mejorar la salud y el crecimiento fetales cuando ocurre la preeclampsia. Es necesario contar con más investigación para confirmar esos resultados.

  • Úlceras de presión (C)

    Estudios de arginina para las úlceras de presión muestran resultados mixtos. Para poder sacar una conclusión más concreta es necesario contar con más estudios.

  • Prevención de la restenosis después de la angioplastia coronaria (C)

    Se ha inyectado arginina a pacientes que tienen cánulas (stents) insertadas quirúrgicamente en las arterias para ensancharlas. La evidencia preliminar indica que esta terapia puede prevenir el encogimiento arterial (llamado restenosis). Se requiere investigación adicional.

  • Fenómeno de Raynaud (C)

    La evidencia preliminar en humanos examinó el efecto de la arginina en la actividad de los vasos sanguíneos en el fenómeno de Raynaud, una afección que hace que los vasos sanguíneos en los dedos de manos y pies, nariz y oídos se encojan como respuesta a las temperaturas frías o al estrés. Sin embargo, los efectos de la arginina no son claros, por lo cual se requieren estudios mayores de buen diseño.

  • Recuperación posquirúrgica (C)

    La evidencia preliminar indica que la arginina puede proporcionar beneficios cuando se la emplea como un suplemento después de una intervención quirúrgica. No está claro cuál puede ser el papel de la arginina para esta afección, por lo cual se requiere investigación adicional para determinar su seguridad y efectividad.

  • Infecciones respiratorias (C)

    La evidencia preliminar indica que los suplementos de arginina pueden disminuir el riesgo de infecciones respiratorias (pulmonares). Se requieren estudios mayores de buen diseño para aclarar los efectos.

  • Demencia senil (C)

    No existe información suficiente para recomendar el uso de la arginina para la demencia senil.

  • Transplantes (C)

    Los suplementos de la alimentación con L-arginina y aceite de canola han sido vinculados a una disminución de los índices de rechazo después del primer mes en pacientes de trasplantes de riñón. Debido a las reducciones de eventos cardíacos, los beneficios a largo plazo para la supervivencia de los pacientes pueden ser especialmente importantes, pero es necesario contar con más investigación para confirmar estos resultados.

  • Cicatrización de heridas (C)

    Se ha sugerido el uso de arginina para reducir el plazo de curación de heridas en ancianos. Investigaciones mostraron que una dieta enteral con suplementos de arginina y fibra mejoró la cicatrización de las heridas después de intervenciones quirúrgicas de pacientes con cáncer de cuello y cabeza. La arginina también ha sido empleado tópicamente (en la piel) para intentar mejorar la cicatrización de heridas. Para sacar una conclusión más concreta es necesario contar con más investigación sobre estos temas.

  • Síndrome agudo de montaña (D)

    Un estudio preliminar determinó que la suplementación con L-arginina no es tan benéfica en el tratamiento del síndrome agudo de montaña.

  • Toxicidad por ciclosporina (D)

    Estudios realizados en animales indican que la arginina bloquea los efectos tóxicos de la ciclosporina, un fármaco empleado para prevenir el rechazo de órganos trasplantados. No obstante, estudios realizados en seres humanos no han indicado que la arginina ofrezca protección alguna contra la toxicidad inducida por ciclosporina.

  • Desempeño atlético (D)

    En general, los resultados de los estudios disponibles concluyen que la suplementación con arginina no mejora el desempeño atlético.

  • Infertilidad (D)

    Si bien se han realizado varios estudios sobre este tema, no está claro qué efectos tiene la arginina sobre el mejoramiento de la probabilidad de quedar embarazada. Pruebas iniciales no apoyan la teoría de que la arginina tenga beneficios en mujeres que estén sometidas a una fertilización in vitro o en hombres con esperma anormal.

  • Cistitis intersticial (D)

    Se ha propuesto la arginina como un tratamiento para la cistitis intersticial (inflamación de la vejiga). Sin embargo, la mayoría de los estudios bien diseñados realizados en seres humanos no han hallado que la arginina ofrezca mejoramientos de ninguna índole en el tratamiento de síntomas de la frecuencia o la urgencia de orinar.

  • Protección del riñón durante angiografías (D)

    El medio de contraste o tinte empleado durante una angiografía para hacer un mapa de las arterias de un paciente (o durante lecturas CT) puede ser tóxico para los riñones, especialmente en personas con enfermedades renales preexistentes. Investigadores han estudiado la la L-arginina para proteger los riñones en pacientes con fallo renal crónico de largo plazo que se sometieron a una angiografía. Los autores no hallaron ninguna evidencia de que las inyecciones de L-arginina protegen los riñones de daños causados por el contraste.

  • Asma (F)

    Si bien se ha sugerido que la arginina puede ser un tratamiento para el asma, estudios realizados en seres humanos han hallado que la arginina empeora la inflamación de los pulmones y contribuye a los síntomas del asma. Por lo tanto, no se recomienda que los asmáticos tomen arginina por boca o por inhalación.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Ha ocurrido anafilaxis (reacción alérgica fuerte) después de una inyección de arginina. Las personas con alergia conocida deben evitar la arginina. Algunos de los signos de alergia son urticaria, picazón o falta de aire.

Efectos secundarios y advertencias

En estudios de hasta seis meses de duración, la arginina estuvo bien tolerada, si bien cabe la posibilidad de que algunas personas sufran efectos secundarios serios.

Pueden ocurrir molestias estomacales, incluyendo náuseas, dolores musculares o un mayor número de heces. Los asmáticos pueden sufrir un empeoramiento de los síntomas si inhalan arginina, lo que puede estar vinculado a alergia.

Otros posibles efectos secundarios son baja presión de la sangre y cambios en numerosas sustancias químicas y electrolitos en la sangre. Algunos ejemplos son potasio elevado, cloruro elevado, bajo sodio, bajo fosfato, nitrógeno ureico en sangre elevado y niveles elevados de creatinina. Las personas con enfermedades hepáticas o renales pueden ser especialmente sensibles a estas complicaciones y deben evitar emplear arginina, excepto con supervisión médica. Se han informado dolores de la parte inferior de la espalda, rubefacción, dolores de cabeza, adormecimiento, síndrome de las piernas inquietas, irritación venosa y muerte de tejidos adyacentes después de inyecciones de arginina.

En teoría, la arginina puede aumentar el riesgo de hemorragias. Los pacientes que toman medicamentos anticoagulantes o antiplaquetas, o que padecen de trastornos hemorrágicos subyacentes, deben hablar con un profesional de la salud cualificado antes de emplear arginina, y se los debe monitorizar.

La arginina puede aumentar los niveles de azúcar en sangre. Se aconseja precaución a los pacientes que estén tomando medicamentos de venta bajo receta médica para controlar sus niveles de azúcar.

La arginina puede aumentar los niveles de potasio, especialmente en pacientes con enfermedades hepáticas.

La L-arginina puede empeorar los síntomas de enfermedades de células falciformes.

Embarazo y lactancia

No se puede recomendar la arginina como un suplemento durante el embarazo o la lactancia porque no hay información científica suficiente disponible.

Se ha utilizado L-arginina en mujeres embarazadas con presión arterial alta (preeclampsia) hasta el día 10 del posparto, pero nunca debe usarse sin supervisión de un ginecólogo/obstetra y un farmaceuta.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Debido a que la arginina puede aumentar la actividad de ciertas hormonas en el cuerpo, cabe la posibilidad de que haya interacciones con muchos fármacos. El medicamento de venta bajo receta médica aminofilina y el edulcorante xilitol pueden reducir el efecto de la arginina sobre el glucagón.

Los estrógenos (hallados en píldoras anticonceptivas y en algunas terapias de reemplazo hormonal) pueden reducir la reacción a la arginina de las hormonas de crecimiento.

Cuando se emplean con arginina, algunos diuréticos, como la espironolactona (Aldactone®) o los fármacos inhibidores de la IECA para la presión arterial, tales como enalapril (Vasotec®), pueden causar que los niveles de potasio en sangre suban demasiado. Es posible que se requiera controlar los niveles de potasio en sangre.

La arginina se debe emplear cuidadosamente con fármacos como la nitroglicerina o el sildenafil (Viagra®), porque la presión de la sangre puede bajar demasiado. Pueden ocurrir otros efectos secundarios, como dolor de cabeza y rubefacción cuando la arginina se emplea con esos fármacos.

Debido a que la arginina puede causar que el estómago haga más ácido, puede reducir la efectividad de los fármacos que bloquean el ácido estomacal, como la ranitidina (Zantac®) o el esomeprazole (Nexium®).

En teoría, la arginina puede aumentar el riego de hemorragia cuando se la emplea con fármacos anticoagulantes o antiplaquetas. Algunos ejemplos son warfarina (Coumadin®), heparina y clopidogrel (Plavix®). Algunos calmantes del dolor también pueden incrementar el riesgo de hemorragia si se los emplea con arginina. Algunos ejemplos son aspirina, ibuprofeno (Motrin®, Advil®) y naproxeno (Naprosyn®, Aleve®, Anaprox®).

También es posible que la arginina eleve los niveles de azúcar en sangre. Los pacientes que estén tomando medicamentos orales o por inyección para la diabetes deben ser monitorizados cuidadosamente por su proveedor de la salud al emplear arginina. Es posible que sea necesario ajustar la dosis.

Ciertos estudios sugieren que una combinación de ibuprofeno y arginina (ibuprofeno arginato/Spedifen®) empieza a calmar el dolor antes que el ibuprofeno por sí solo. El uso de otros medicamentos para el alivio del dolor, como Motrin® o Advil® con ibuprofeno arginato pueden incrementar el riesgo de tener efectos tóxicos. Los pacientes deben consultar a su proveedor de la salud antes de combinar esos medicamentos.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

La arginina puede bloquear los beneficios de la lisina en el tratamiento de los herpes. Puede incrementar la actividad de la hormona de crecimiento si se emplea con ornitina.

En teoría, la arginina puede aumentar el riesgo de hemorragia si se toma con hierbas y suplementos que se cree que aumentan el riesgo de hemorragias. Se han informado múltiples casos de hemorragias con el uso de ginkgo biloba y menos casos con ajo y palma enana americana. Teóricamente, numerosos otros agentes pueden aumentar el riesgo de hemorragia, si bien en la mayoría de los casos ello no ha quedado demostrado.

La arginina puede elevar los niveles de azúcar en sangre. Las personas que empleen hierbas o suplementos que puedan elevar los niveles de azúcar en sangre, deben ser supervisados estrechamente por su profesional de la salud mientras que estén empleando la arginina. Es posible que sea necesario ajustar la dosificación.

La arginina debe usarse con precaución en pacientes que tomen suplementos de potasio debido a posibles efectos adictivos.

Dosificación:

Fuentes alimenticias de arginina

Nueces del Nogal, avellanas, nuez pacana, nueces del Brasil, semillas de ajonjolí y de girasol, arroz integral, pasas, coco, gelatina, trigo sarraceno, almendras, cebada, anacardos, cereales, pollo, chocolate, maíz, productos lácteos, carnes, avena, cacahuates.

Adultos (18 años y mayores)

No existen dosis bien establecidas para la arginina, por lo cual se han utilizado y estudiado diferentes dosis; una dosis común consiste en 2 a 3 gramos tomados por boca tres veces por día. Se ha estudiado una ingestión por vía oral de 0.5 a 16 gramos de arginina hasta por seis meses. Se ha utilizado la arginina aplicada a la piel para mejorar la curación de heridas.

Las dosis de arginina intravenosa dependen de directrices institucionales específicas de dosificación y se deben dar con la supervisión de un profesional de la salud.

Niños (menores de 18 años)

Los suplementos de arginina no se recomiendan para niños porque no hay suficiente información científica disponible y por los posibles efectos secundarios.

Referencias:

  • Abel T, Knechtle B, Perret C, et al. Influence of chronic supplementation of arginine aspartate in endurance athletes on performance and substrate metabolism - a randomized, double-blind, placebo-controlled study. Int J Sports Med 2005 Jun;26(5):344-9.
  • Angdin M, Settergren G, Liska J, et al. No effect of L-arginine supplementation on pulmonary endothelial dysfunction after cardiopulmonary bypass. Acta Anaesthesiol Scand 2001;45(4):441-8.
  • Bednarz B, Jaxa-Chamiec T, Maciejewski P, et al. Efficacy and safety of oral l-arginine in acute myocardial infarction. Results of the multicenter, randomized, double-blind, placebo-controlled ARAMI pilot trial. Kardiol Pol 2005;62(5):421-7.
  • Carrier M, Pellerin M, Perrault LP, et al. Cardioplegic arrest with L-arginine improves myocardial protection: results of a prospective randomized clinical trial. Ann Thorac Surg 2002;73(3):837-41; discussion 842.
  • Cartledge JJ, Davies AM, Eardley I. A randomized double-blind placebo-controlled crossover trial of the efficacy of L-arginine in the treatment of interstitial cystitis. BJU Int 2000;85(4):421-426.
  • Facchinetti F, Saade GR, Neri I, et al. L-arginine supplementation in patients with gestational hypertension: a pilot study. Hypertens Pregnancy 2007;26(1):121-30.
  • Houwing RH, Rozendaal M, Wouters-Wesseling W, et al. A randomised, double-blind assessment of the effect of nutritional supplementation on the prevention of pressure ulcers in hip-fracture patients. Clin Nutr 2003;22(4):401-405.
  • Kimber J, Watson L, Mathias CJ. Cardiovascular and neurohormonal responses to i. v. l-arginine in two groups with primary autonomic failure. J Neurol 2001;248(12):1036-41.
  • Kawano H, Motoyama T, Hirai N, et al. Endothelial dysfunction in hypercholesterolemia is improved by L-arginine administration: possible role of oxidative stress. Atherosclerosis 2002;161(2):375-80.
  • Oka RK, Szuba A, Giacomini JC, et al. A pilot study of L-arginine supplementation on functional capacity in peripheral arterial disease. Vasc Med 2005;10(4):265-74.
  • Polan ML, Hochberg RB, Trant AS, et al. Estrogen bioassay of ginseng extract and ArginMax, a nutritional supplement for the enhancement of female sexual function. J Womens Health (Larchmt) 2004;13(4):427-430.
  • Schramm L, La M, Heidbreder E, Hecker M, et al. L-arginine deficiency and supplementation in experimental acute renal failure and in human kidney transplantation. Kidney Int 2002;61(4):1423-32.
  • Schulman SP, Becker LC, Kass DA, et al. L-arginine therapy in acute myocardial infarction: the Vascular Interaction With Age in Myocardial Infarction (VINTAGE MI) randomized clinical trial. JAMA 2006;295(1):58-64.
  • Suzuki T, Hayase M, Hibi K, et al. Effect of local delivery of L-arginine on in-stent restenosis in humans. Am J Cardiol 2002;89(4):363-7.
  • Yin WH, Chen JW, Tsai C, et al. L-arginine improves endothelial function and reduces LDL oxidation in patients with stable coronary artery disease. Clin Nutr 2005;24(6):988-97.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.


Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

Ingresar o Ingresar con Facebook
En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s2.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/