SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ancusa (Boraginaceae)

Ancusa (Boraginaceae)

Resumen:

La ancusa crece al sur de Francia a orillas del Levant (la región montañosa paralela a la costa oriental del Mediterráneo, incluye partes de los países de Turquía, Siria, Líbano e Israel). De su raíz emana un color rojo fino, el cual se usa como colorante para la ropa y como coloración para tinturas, aceites, vinos y barnices. Hoy en día se usa comúnmente como colorante para los alimentos.

La ancusa se ha usado tradicionalmente por sus efectos anti-inflamatorios para la cicatrización de heridas. La evidencia que apoya los usos populares de la ancusa es contradictoria.

No existen evidencias científicas disponibles de la ancusa para recomendar su uso, seguridad o efectividad para cualquier afección médica.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Anti-envejecimiento, antibacteriano, anti-inflamatorio, antimicrobiano, antiprurítico (previene/alivia la picazón), antiviral (Alkanna orientalis), astringente, dolor de espalda, úlceras por permanencia en cama, hematomas, cáncer, ictericia, trastornos renales, sarampión, mordeduras de serpiente venenosa, sarpullido, viruela, venas varicosas, cicatrización de heridas (regenerador de la piel).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

No deben tomar ancusa las personas con una alergia conocida o hipersensibilidad a la ancusa, sus constituyentes o potencialmente a cualquier miembro de la familia de las Borragináceas.

Efectos secundarios y advertencias

En general, la falta de evidencia científica hace que sea difícil comentar sobre los efectos adversos potenciales de la ancusa. No obstante, ciertos constituyentes (alcaloides de pirolizidina) que se encuentran en la ancusa pueden dañar potencialmente el hígado y los pulmones y también pueden ser carcinogénicos (que producen cáncer). Los alcaloides de pirolizidina también pueden provocar pulmonía (inflamación de los pulmones) o hipertensión pulmonar (presión arterial alta).

Se aconseja precaución en pacientes con insuficiencia pulmonar o hepática. Los pacientes con cáncer también deber usarla con precaución porque la cantidad de alcaloides de pirolizidina en algunos tés herbales y suplementos alimenticios pueden empeorar la afección.

Embarazo y lactancia

La ancusa no se recomienda en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Dentro de los constituyentes de la ancusa se incluyen los alcaloides de pirolizidina y los N-óxidos. Éstos son potencialmente tóxicos para el hígado y los pulmones y pueden provocar cáncer. Los pacientes que toman medicamentos deben consultar con un proveedor médico calificado, incluso un farmaceuta antes de tomar ancusa.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Dentro de los constituyentes de la ancusa se incluyen los alcaloides de pirolizidina y los N-óxidos (que se encuentran en la ancusa). Éstos son potencialmente tóxicos para el hígado y los pulmones y pueden provocar cáncer. Los pacientes que toman hierbas o suplementos deben consultar con un proveedor médico calificado, incluso un farmaceuta antes de tomar ancusa.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe evidencia científica suficiente para recomendar la seguridad en el uso de la ancusa en adultos.

Niños (menores de 18 años)

No existe evidencia científica suficiente para recomendar la seguridad en el uso de la ancusa en niños.

Referencias:

  • Altamirano JC, Gratz SR, Wolnik KA. Investigation of pyrrolizidine alkaloids and their N-oxides in commercial comfrey-containing products and botanical materials by liquid chromatography electrospray ionization mass spectrometry. J AOAC Int. 2005;88(2):406-412.
  • Assimopoulou AN, Papageorgiou VP. Radical scavenging activity of Alkanna tinctoria root extracts and their main constituents, hydroxynaphthoquinones. Phytother.Res 2005;19(2):141-147.
  • Chen CH, Chern CL, Lin CC, et al. Involvement of reactive oxygen species, but not mitochondrial permeability transition in the apoptotic induction of human SK-Hep-1 hepatoma cells by shikonin. Planta Med 2003;69(12):1119-1124.
  • Kourounakis AP, Assimopoulou AN, Papageorgiou VP, et al. Alkannin and shikonin: effect on free radical processes and on inflammation - a preliminary pharmacochemical investigation. Arch.Pharm (Weinheim) 2002;335(6):262-266.
  • Ogurtan Z, Hatipoglu F, Ceylan C. The effect of Alkanna tinctoria Tausch on burn wound healing in rabbits. Dtsch.Tierarztl.Wochenschr. 2002;109(11):481-485.
  • Papageorgiou VP. Wound healing properties of naphthaquinone pigments from Alkanna tinctoria. Experientia 11-15-1978;34(11):1499-1501.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?