SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aceite de amaranto (Amaranthus L.)

Aceite de amaranto (Amaranthus L.)

Resumen:

El amaranto se cultiva en el continente asiático y americano, y se recolecta principalmente por su grano, el cual se usa como fuente alimenticia para pan, pasta y alimentos para bebés.

Se ha mostrado que el aceite de amaranto disminuye el colesterol y los niveles de lípidos cuando se ingiere con una dieta baja en sodio y saludable para el corazón. Sin embargo, otros estudios han mostrado que el consumo conjunto de amaranto con una dieta baja en grasa no tiene efecto en los niveles de colesterol de pacientes con colesterol alto. Las investigaciones preliminares también han mostrado que el aceite de amaranto puede disminuir el azúcar en la sangre.

No existe suficiente evidencia científica de algún efecto del amaranto para ninguna indicación. Se necesitan investigaciones de buena calidad antes de poder ofrecer recomendaciones.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Sangrado menstrual anormal, alergias, antibacteriano, antifúngico, antiviral, artritis, asma, astringente, úlceras por permanecer en cama, quemaduras, cáncer, úlceras bucales, usos cosméticos, diabetes, diarrea, digestión, diurético, eczema, energía, presión arterial alta, colesterol alto, inflamación, picaduras de insectos, leucorrea (descarga vaginal), prevención de cáncer de pulmón, sangrado nasal, suplemento nutricional (fórmulas/cereales para bebés, niños pediátricos, preescolares), dolor, soriasis, salpullidos, úlceras, cuidado de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Antioxidante (C)

    Existe evidencia limitada que indica que el amaranto puede tener propiedades antioxidantes cuando se combina con una dieta saludable para el corazón. Se necesitan estudios adicionales antes de poder emitir conclusiones.

  • Enfermedad del corazón (C)

    El consumo conjunto de amaranto con una dieta baja en sodio y saludable para el corazón disminuyó el colesterol y la presión arterial en pacientes con enfermedad del corazón. Sin embargo, se requieren evidencias adicionales antes de poder ofrecer recomendaciones en esta área.

  • Funcionamiento del sistema inmunológico (C)

    Existe evidencia limitada que indica que el amaranto puede estimular el sistema inmunológico cuando se combina con una dieta saludable para el corazón en pacientes con enfermedad del corazón y colesterol alto. Sin embargo, se necesitan estudios adicionales del amaranto solo en esta área.

  • Visión nocturna (C)

    Investigaciones preliminares indican que el consumo de hojas de amaranto puede mejorar la ceguera nocturna. Sin embargo, se necesitan más estudios antes de poder ofrecer recomendaciones.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse si existe alergia o sensibilidad al amaranto.

Efectos secundarios y advertencias

La evidencia que existe acerca de los efectos adversos del amaranto es limitada. El amaranto puede contener altos niveles de cadmio, nitratos, proteínas anti-tripsinas y factores termolábiles, los cuales pueden afectar el sistema nervioso. Además, el amaranto que se cultiva en suelos ricos en nitrógeno puede causar problemas de salud. Debido a su alto contenido de oxalatos, el amaranto debe usarse con cautela en personas con trastornos renales.

El amaranto puede disminuir los niveles de serotonina, puede aumentar o disminuir el funcionamiento inmunológico y debe usarse con cautela en pacientes con trastornos inmunológicos o que ingieren drogas, hierbas o suplementos que afectan el sistema inmunológico.

El amaranto puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución a pacientes con diabetes o hipoglucemia, y a quienes ingieren drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Puede ser necesario que un profesional de la salud calificado monitoree los niveles de glucosa en la sangre y que deban hacerse ajustes de los medicamentos.

El amaranto puede disminuir la presión arterial. Se aconseja precaución a pacientes con presión arterial baja o que ingieren drogas, hierbas o suplementos que afectan la presión arterial. Puede ser necesario monitorear la presión arterial y ajustar los medicamentos.

Embarazo y lactancia

Debido a la falta de evidencia científica disponible, no se recomienda el amaranto a mujeres embarazadas o lactantes.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El amaranto puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución cuando se usan medicamentos que también pueden reducir el azúcar en la sangre. A los pacientes que ingieren medicamentos para la diabetes por vía oral o inyección los debe monitorear de cerca un profesional de la salud calificado. Puede ser necesario ajustar los medicamentos.

El amaranto puede reducir la presión arterial. Se aconseja precaución cuando se usan medicamentos que también pueden disminuir la presión arterial. Puede ser necesario monitorear la presión arterial y ajustar los medicamentos.

El amaranto puede interactuar con antihistaminas, agentes que afectan el sistema inmunológico, agentes que afectan los ojos y agentes que afectan los riñones, y puede tener efectos aditivos a los de las drogas reductoras de lípidos.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El amaranto puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se aconseja precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también pueden reducir el azúcar en la sangre. Los niveles de azúcar en la sangre deben monitorearse de cerca y puede ser necesario ajustar los medicamentos.

El amaranto puede reducir la presión arterial. Se aconseja precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también pueden disminuir la presión arterial. Puede ser necesario monitorear la presión arterial y ajustar los medicamentos.

El amaranto puede interactuar con antihistaminas, probióticos, agentes que afectan el sistema inmunológico, agentes que afectan los ojos y agentes que afectan los riñones; puede tener efectos aditivos con suplementos reductores de lípidos, suplementos que contienen fibra y suplementos minerales.

El amaranto puede afectar los niveles de suplementos que contienen aminoácidos y algunos ácidos grasos esenciales.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Se puede preparar un té adicionando 1 cucharadita de hojas de amaranto a 1 taza de agua fría y consumir de 1 a 2 tazas por día. Como antioxidante, se han usado entre 200 y 400 miligramos diarios de escualeno, un componente del amaranto. Para mejorar el funcionamiento inmunológico, se han empleado 600 miligramos diarios de escualeno. Para enfermedad del corazón, se ha utilizado una dosis diaria de 18 miligramos de aceite de amaranto durante 3 semanas. Para la visión nocturna, se ha usado una dosis diaria de 850 microgramos equivalentes de retinol en forma de hojas de amaranto en mujeres embarazadas durante 6 días a la semana por 6 semanas.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de amaranto en niños.

Referencias:

 

  • Chaturvedi A, Sarojini G, Nirmala G, et al. Glycemic index of grain amaranth, wheat and rice in NIDDM subjects. Plant Foods Hum Nutr. 1997;50(2):171-178.
  • Berger A, Gremaud G, Baumgartner M, et al. Cholesterol-lowering properties of amaranth grain and oil in hamsters. Int J Vitam Nutr Res. 2003;73(1):39-47.
  • Carlson BC, Jansson AM, Larsson A, et al. The endogenous adjuvant squalene can induce a chronic T-cell-mediated arthritis in rats. Am J Pathol. 2000;156(6):2057-2065.
  • Culpepper S, Grey T, Vencill W, et al. Glyphosate-resistant Palmer amaranth (Amaranthus palmeri) confirmed in Georgia. Weed Science 2008;620-626.
  • Gonor KV, Pogozheva AV, Kulakova SN, et al. [The influence of diet with including amaranth oil on lipid metabolism in patients with ischemic heart disease and hyperlipoproteidemia]. Vopr Pitan. 2006;75(3):17-21.
  • Haskell MJ, Pandey P, Graham JM, et al. Recovery from impaired dark adaptation in nightblind pregnant Nepali women who receive small daily doses of vitamin A as amaranth leaves, carrots, goat liver, vitamin A-fortified rice, or retinyl palmitate. Am J Clin Nutr. 2005;81(2):461-471.
  • Kim HK, Kim MJ, Cho HY, et al. Antioxidative and anti-diabetic effects of amaranth (Amaranthus esculantus) in streptozotocin-induced diabetic rats. Cell Biochem Funct. 2006;24(3):195-199.
  • Kim HK, Kim MJ, Shin DH. Improvement of lipid profile by amaranth (Amaranthus esculantus) supplementation in streptozotocin-induced diabetic rats. Ann Nutr Metab 2006;50(3):277-281.
  • Maier S, Turner N, Lupton J. Serum Lipids in Hypercholesterolemic men and women consuming oat bran and amaranth products. Cereal Chemistry 2000;77(3):297-302.
  • Martirosyan DM, Miroshnichenko LA, Kulakova SN, et al. Amaranth oil application for coronary heart disease and hypertension. Lipids Health Dis. 2007;6:1.
  • Negi PS, Roy SK. Changes in beta-carotene and ascorbic acid content of fresh amaranth and fenugreek leaves during storage by low cost technique. Plant Foods Hum Nutr. 2003;58(3):225-230.
  • Punita A, Chaturvedi A. Effect of feeding crude red palm oil (Elaeis guineensis) and grain amaranth (Amaranthus paniculatus) to hens on total lipids, cholesterol, PUFA levels and acceptability of eggs. Plant Foods Hum Nutr. 2000;55(2):147-157.
  • Reyes FG, Valim MF, Vercesi AE. Effect of organic synthetic food colours on mitochondrial respiration. Food Addit Contam 1996;13(1):5-11.
  • Shin DH, Heo HJ, Lee YJ, et al. Amaranth squalene reduces serum and liver lipid levels in rats fed a cholesterol diet. Br J Biomed Sci. 2004;61(1):11-14.
  • Shukla S, Bhargava A, Chatterjee A, et al. Mineral profile and variability in vegetable amaranth (Amaranthus tricolor). Plant Foods Hum Nutr. 2006;61(1):23-28.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?