Editar mi perfil

Cerrar

Ñame silvestre (Dioscorea villosa)

Resumen:

Se ha especulado que el ñame silvestre (Dioscorea villosa y otras especies de la familia dioscorea) tiene propiedades como las de la dehidroepiandosterona (DHEA) y que actúa como un precursor de las hormonas sexuales humanas, estrógeno y progesterona. Basados en este mecanismo propuesto, se han usado extractos de la planta para tratar la menstruación dolorosa, las oleadas de calor y los dolores de cabeza asociados con la menopausia. Sin embargo, estos usos se basan en una concepción equivocada de que el ñame silvestre contiene hormonas o precursores hormonales, mayormente debido al hecho histórico de que la progesterona, los andrógenos y la cortisona se fabricaban sintéticamente a partir del ñame mexicano, en los años 60. Es improbable que esta conversión química a la progesterona ocurra en el cuerpo humano. La actividad hormonal de algunos preparados tópicos de ñame silvestre se atribuye a la adulteración con progesterona sintética por parte de los fabricantes, aunque la evidencia en esta área es limitada.

Los efectos que tiene el componente saponin del ñame silvestre, "diosgenina," en el metabolismo de los lípidos están bien documentados en modelos animales y posiblemente se deben a una deficiencia de la absorción intestinal del colesterol. Sin embargo, su supuesto efecto hipocolesterolémico en los seres humanos, y la viabilidad de su uso por períodos de tiempo prolongados requieren de mayor investigación.

Se han reportado pocas contraindicaciones para el uso del ñame silvestre en adultos. No obstante, no existen estudios confiables sobre su toxicidad o su uso seguro durante el embarazo, la lactancia o la niñez.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Antifungus, antiinflamatorio, antiviral, asma, mejoría en el flujo de la bilis, cólico biliar, cáncer de seno, ensanchamiento del pecho, prevención del cáncer, enfermedades cardiovasculares, carminativo (previene los gases), alumbramiento, calambres, crup, disminución en la sudoración, diverticulitis, expectorante, mejoría de la energía, sudoración excesiva, espasmo intestinal, síndrome de irritación intestinal, dolor en la coyunturas, libido, protección del hígado, azúcar bajo en la sangre, menopausia, dolor o irregularidad menstrual, malestares matutinos, dolor nervioso, osteoporosis, calambres pélvicos, inhibidor de la encima pancreática, sequedad vaginal posmenopáusica, síndrome premenstrual, brotes, dolor reumático, espasmos, trastornos en el tracto urinario, contracción del útero, vómito.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Colesterol alto (C)

    Los estudios en animales muestran que el ñame silvestre puede reducir la absorción del colesterol en el intestino. Estudios preliminares en seres humanos muestran cambios en los niveles de ciertos subtipos de colesterol, entre los cuales se incluyen disminución de la lipoproteína de baja densidad (LDL, o "colesterol malo") y de los triglicéridos, e incrementos de la lipoproteína de alta densidad (HDL, o "colesterol bueno"). Sin embargo, no se han encontrado cambios en el nivel total del colesterol. Se requiere mayor investigación en esta área.

  • Síntomas de la menopausia (C)

    La mayoría de los estudios no han mostrado que el ñame silvestre, administrado por vía oral o usado como ungüento vaginal, sea beneficioso en la reducción de los síntomas de la menopausia. Sin embargo, el reemplazo de dos tercios de alimentos básicos con ñame durante 30 días, según un reciente estudio que se realizó en mujeres posmenopáusicas, mostró una mejoría en el estado de las hormonas sexuales, los lípidos y los antioxidantes. Los autores indicaron que estos efectos podrían reducir el riesgo de cáncer de seno y enfermedades cardiovasculares en mujeres posmenopáusicas. Se necesita mayor investigación antes de llegar a una conclusión firme.

  • Propiedades hormonales (imitación de estrógenos, progesterona o DHEA) (D)

    Contrario a la creencia popular, no se ha encontrado que el ñame silvestre contenga progestinas, estrógenos u otras hormonas reproductivas no naturales. Su ingrediente activo, la diosgenina no se convierte en hormonas en el cuerpo humano. A algunos productos de ñame silvestre se les ha agregado progesterona sintética. La creencia de que hay hormonas en el ñame silvestre puede deberse al hecho histórico de que en los años 60 la progesterona, los andrógenos y la cortisona se obtenían de manera sintética a partir del ñame silvestre.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Se ha reportado que el frotar la piel con Dioscorea batatas (una especie de ñame relacionado con la Dioscorea villosa) ocasiona un brote alérgico. Los trabajadores que tienen contacto con la Dioscorea batatas en cantidades grandes y por un espacio de tiempo prolongado contraen el asma, la cual se empeora al contacto con el ñame. Se sabe que si una persona es alérgica a la Dioscorea batatas puede también ser alérgica a otros tipos de Dioscorea.

Efectos secundarios y advertencias

Se ha informado que ingerir ñame por vía oral en dosis altas ocasiona molestia estomacal.

En tiempos pasados se creía que el ñame silvestre tenía propiedades similares a la hormona de reproducción, la progesterona, pero este hecho no está avalado en estudios científicos. Se sugiere que algunos ungüentos de ñame silvestre podrían haber sido contaminados con progesterona sintética. Basados en las hipotéticas propiedades hormonales y en la posible contaminación con progesterona, las personas con afecciones sensibles a la hormona deben utilizar el ñame silvestre con precaución. Esta precaución también concierne a personas que hayan tenido coágulos sanguíneos o apoplejías, y a mujeres que estén bajo terapia de reemplazo hormonal o tomando píldoras anticonceptivas. Adicionalmente, las mujeres que padezcan fibrosis, endometriosis, cáncer de seno, de útero o de ovario deben ser conscientes de que estas afecciones que son sensibles a las hormonas pueden verse afectadas con el uso de agentes que tengan propiedades hormonales.

Se recomienda precaución en pacientes diabéticos o con niveles bajos de azúcar en la sangre y para aquellos que estén tomando drogas, hierbas o suplementos que afecten el azúcar en la sangre. Puede ser necesario que un proveedor de servicios de salud vigile los niveles de azúcar y ajuste las dosis de los medicamentos.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del ñame silvestre durante el embarazo o la lactancia dado que no hay información acerca de su uso seguro. Se cree que el ñame silvestre puede ocasionar contracciones del útero y por ello se desaconseja su uso durante el embarazo. Alguna vez se pensó que el ñame silvestre tenía efectos similares a los de las hormonas de reproducción, aunque esto no se ha probado en estudios científicos. A algunos productos del ñame silvestre se les puede haber añadido progesterona sintética.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

No hay claridad acerca de si el nivel de azúcar en la sangre se disminuye con la Dioscorea villosa (ñame silvestre). Se ha encontrado que la dioscoretina, un compuesto que se encuentra en especies relacionadas con la Dioscorea dumentorum (ñame africano o amargo), disminuye los niveles de azúcar en la sangre, pero esto no se ha observado con la Dioscorea villosa. No se han reportado efectos en el nivel de azúcar en la sangre en seres humanos. De todas maneras, se recomienda precaución cuando se están usando medicamentos que también puedan disminuir el azúcar en la sangre. Las personas que toman drogas para la diabetes por vía oral o usan insulina, deben ser supervisadas de cerca por un proveedor de cuidados de la salud debidamente calificado. Puede que sea necesario hacer ajustes a los medicamentos.

La evidencia preliminar indica que el ñame silvestre disminuye los niveles de indometacina, una droga antiinflamatoria sin esteroides, y reduce la irritación en el intestino causada por la indometacina. Los estudios en seres humanos no dan parte en esta área y tampoco es claro si el ñame silvestre afecta los niveles de la sangre de otras drogas antiinflamatorias tales como el ibuprofeno (Advil®, Motrin®).

Estudios en animales han encontrado que la diosgenina, considerada como la sustancia activa del ñame silvestre, reduce la absorción del colesterol en el intestino y disminuye los niveles de colesterol total en la sangre. Los estudios en seres humanos no muestran cambios en el nivel total del colesterol en la sangre, aunque puede cambiar las cantidades de tipos específicos de colesterol en la sangre: pueden disminuirse la lipoproteína de baja densidad (LDL, o "colesterol malo") y los triglicéridos, y se puede aumentar la lipoproteína de alta densidad (HDL, o "colesterol bueno"). Se considera que el ñame silvestre puede aumentar los efectos de otros medicamentos que bajan el nivel del colesterol, entre los que se incluyen los derivados del ácido fíbrico tales como el clofibrato (Questran®), gemfibrozil (Lopid®), y el fenofibrato (Tricor®). Se ha encontrado que en los animales, el ñame silvestre mejora el efecto de disminución de los niveles del colesterol del clofibrato.

Las tinturas de ñame silvestre pueden contener altas cantidades de alcohol y pueden inducir el vómito, si se toman con disulfirán (Antabuse®) o metronidazol (Flagyl®).

Un estudio reciente sugiere que el ñame silvestre puede interferir con la habilidad que tiene el cuerpo de controlar los niveles de la hormona de reproducción, la progesterona. La progesterona es un ingrediente clave en algunas terapias de reemplazo hormonal y de las píldoras anticonceptivas. Se reporta que algunos productos de ñame silvestre pueden estar contaminados con progesterona sintética. Las mujeres que toman píldoras anticonceptivas o están bajo terapia de reemplazo hormonal deben consultar con un proveedor de servicios de salud debidamente licenciado, antes de tomar ñame silvestre.

El ñame silvestre también puede interactuar con esteroides, aunque la evidencia en humanos es escasa.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

No hay claridad acerca de si la Dioscorea villosa (ñame silvestre) disminuye los niveles de azúcar en la sangre. Aunque se ha visto que la dioscoretina, producida por las especies relacionadas Dioscorea dumentorum (ñame africano o amargo), disminuye los niveles de azúcar en la sangre en los conejos, no se ha reportado que esta misma reacción ocurra con la Dioscorea villosa ni se ha reportado en los seres humanos. Sin embargo, se recomienda precaución cuando se estén usando hierbas o suplementos que también puedan disminuir la glucosa en la sangre. Puede requerirse supervisión de los niveles de glucosa en la sangre, así como un ajuste de la dosis.

Estudios en animales han encontrado que la diosgenina, considerada como la sustancia activa del ñame silvestre, reduce la absorción del colesterol en el intestino y disminuye los niveles de colesterol total en la sangre. Los estudios en seres humanos no muestran cambios en el nivel total de colesterol en la sangre, aunque pueden cambiar las cantidades de tipos específicos de colesterol en la sangre: puede disminuirse la lipoproteína de baja densidad (LDL, o "colesterol malo") y los triglicéridos, y se puede aumentar la lipoproteína de alta densidad (HDL, o "colesterol bueno").

En un estudio reciente se reportó que un preparado de ñame silvestre bloqueó la producción natural de progesterona del cuerpo. Sin embargo este hallazgo no ha sido apoyado por investigaciones posteriores. Hay varios reportes acerca de que algunos productos del ñame silvestre pueden estar contaminados con progesterona sintética. Dado que el ñame silvestre puede contener químicos similares a los de la progesterona, puede haber alteración en los efectos de otros agentes que se considere que tengan propiedades como las de las hormonas, y en especial aquellos con propiedades como las de los estrógenos.

El ñame silvestre también puede interactuar con vitamina C de potasio o esteroides, aunque la evidencia en humanos es escasa.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existen dosis medicinales efectivas del ñame que se hayan probado.

Niños (menores de 18 años)

No hay suficiente evidencia disponible para recomendar su uso en niños.

Referencias:

 

  • Araghiniknam M, Chung S, Nelson-White T, et al. Antioxidant activity of Dioscorea and dehydroepiandrosterone (DHEA) in older humans. Life Sciences 1996;59:L147-L157.
  • Hudson t, Standish L, Breed C, et al. Clinical and endocrinological effects of a menopausal botanical formula. Journal of Naturopathic Medicine 1997;7:73-77.
  • Komesaroff PA, Black CV, Cable V, et al. Effects of wild yam extract on menopausal symptoms, lipids and sex hormones in healthy menopausal women. Climacteric 2001;4(2):144-150.
  • Kubo Y, Nonaka S, Yoshida H. Allergic contact dermatitis from Dioscorea batatas Decaisne. Contact Dermatitis 1988;18(2):111-112.
  • Ulbricht C, Basch E, Ulbricht C, et al. Wild yam (Dioscoreaceae). J Herb Pharmacother 2003;3(4):77-91.
  • Wu WH, Liu LY, Chung CJ, et al. Estrogenic effect of yam ingestion in healthy postmenopausal women. J Am Coll Nutr 2005;24(4):235-243.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo