Editar mi perfil

Cerrar

Ácido málico

Resumen:

El ácido málico es un ácido orgánico dicarboxílico presente en los vinos, manzanas ácidas y otras frutas. El ácido fosfórico es un acidulante que se añade a las bebidas colas; un acidulante es una sustancia que se añada a los alimentos o bebidas para disminuir el pH e impartir un sabor ácido. También se utiliza el ácido málico como agente saborizante en el procesamiento de algunos alimentos. Además de los usos alimenticios, el ácido málico algunas veces se utiliza en la industria cosmética para ajustar el pH.

Estudios preliminares indican que el ácido málico puede reducir las lesiones por reperfusión isquémica y reducir la presión arterial. Sin embargo, no existe suficiente evidencia disponible en humanos para respaldar el uso del ácido málico para cualquier indicación médica.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Estimulante del apetito, usos alimenticios, hipertensión (presión arterial alta), prevención de lesión por reperfusión isquémica.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

 

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergia o hipersensibilidad conocidas al ácido málico.

Efectos secundarios y advertencias

Actualmente no se tienen reportes de efectos adversos relacionados con el ácido málico; aunque no se ha estudiado de manera apropiada en humanos, el ácido málico puede irritar la piel y ojos cuando se aplica en la piel (tópicamente). En un ensayo homeopático patogenético del Acidum malicum 12 cH, no ocurrieron reacciones adversas serias. Debe utilizarse con precaución en pacientes con piel y ojos sensibles o con alergias o sensibilidad al ácido málico.

Embarazo y lactancia

No se recomienda a mujeres embarazas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Aunque no se ha estudiado de manera apropiada en humanos, el ácido málico puede reducir la presión arterial; se recomienda precaución cuando se utiliza en pacientes que toman agentes para disminuir la presión arterial.

La alimentación crónica con ácido málico puede inducir al aumento de peso y cambios en los hábitos alimenticios. Aunque no se ha confirmado en estudios humanos, se recomienda precaución cuando se combina con agentes que reducen peso, debido a efectos conflictivos.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Aunque no se ha estudiado de manera apropiada en humanos, el ácido málico puede reducir la presión arterial; se recomienda precaución en pacientes que toman hierbas o suplementos que disminuyen la presión arterial.

La alimentación crónica con ácido málico puede inducir al aumento de peso y cambios en los hábitos alimenticios; aunque no se ha confirmado en estudios humanos, se recomienda precaución cuando se combina con hierbas o suplementos para disminuir de peso debido a efectos conflictivos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso del ácido málico en adultos.

Niños (menores de 18 años):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso del ácido málico en niños.

Referencias:

 

  • Falchi M, Bertelli A, Lo Scalzo R, et al. Comparison of cardioprotective abilities between the flesh and skin of grapes. J Agric Food Chem 9-6-2006;54(18):6613-6622.
  • Fisher P, Dantas F. Homeopathic pathogenetic trials of Acidum malicum and Acidum ascorbicum. Br Homeopath J 2001;90(3):118-125.
  • Fiume Z. Final report on the safety assessment of Malic Acid and Sodium Malate. Int J Toxicol 2001;20 Suppl 1:47-55.
  • Saleem R, Ahmad M, Naz A, et al. Hypotensive and toxicological study of citric acid and other constituents from Tagetes patula roots. Arch Pharm Res 2004;27(10):1037-1042.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo