SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bálsamo de Copaiba, propiedades y usos

Por -
Bálsamo de Copaiba, propiedades y usos
CRÉDITO: THINKSTOCK

Desde tiempos ancestrales el bálsamo de Copaiba ha sido usado por los indígenas de la región amazónica de América del Sur para tratar diferentes males que aquejaban la salud de los pobladores. Se le atribuyen propiedades cicatrizantes, anti inflamatorias, anti baterianas y analgésicas.

Natural Standard, empresa de investigación internacional sobre medicina alternativa, refiere que el bálsamo de Copaiba es una sustancia similar a la savia (oleorresina) y se recolecta del tronco de los árboles que pertenecen a la especie Copaifera. Las personas lo toman para el tratamiento de la bronquitis, hemorroides, estreñimiento, diarrea, e infecciones de la vejiga y otras infecciones del tracto urinario.

Se cree que los químicos que contiene el bálsamo de Copaiba y su aceite (se extraer mediante destilación al vapor) podrían ayudar a matar gérmenes, disminuir la hinchazón (inflamación), aumentarían la producción de orina (actuar como un diurético), y ayudarían a combatir la congestión del pecho (actuar como expectorante), aunque la evidencia científica sobre estas bondades aún es insuficiente.

El bálsamo y el aceite de Copaiba también se utilizan para la elaboración de jabones, cosméticos y perfumes.

En la medicina tradicional del pueblo del Amazonas, el bálsamo de Copaiba es reconocido por ser un guardián del sistema digestivo, ya que favorece y estimula su funcionamiento al regular el tránsito intestinal y favorecer la movilización de los alimentos por el sistema digestivo. Además, combate la diarrea y tiene efecto carminativo, es decir, disminuye la generación de gases en el tubo digestivo.

Para los nativos del Amazonas, el bálsamo de Copaiba también es un expectorante y auxiliar en el tratamiento de los resfriados e inflamación de la garganta. Beber entre 5 y 10 gotas al día de aceite diluido en medio vaso con agua, ayudaría a eliminar la congestión, expulsar las flemas y combatir la tos.

Este milenario tesoro también sería el mejor amigo para una piel sana y se ha documentado su uso tópico contra la psoriasis, el herpes, problemas de acné y dermatitis. Además, ayuda a combatir la resequedad de la piel y es un excelente cicatrizante.

Tradicionalmente las etnias de la selva lo han utilizado para realizar baños de asiento, especialmente para desinflamar y aliviar el dolor o escozor causados por problemas de hemorroides, cistitis o infecciones vaginales.

Estudios de laboratorio de la Universidad Federal de Pará (UFPA), en Brasil, refieren que el aceite de Copaiba sería eficaz para ayudar en la recuperación de personas que han sufrido un derrame cerebral.

"Encontramos una interesante evidencia experimental de que el aceite tiene un efecto anti inflamatorio y protector del sistema nervioso central", asegura el neurólogo Wallace Leal, autor de la investigación. Se cree que el aceite ayuda a lubricar las arterias y venas, favoreciendo una adecuada circulación de la sangre y mejorando la oxigenación.

También te puede interesar:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?