SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El riesgo de accidente cerebrovascular podría aumentar en la primera hora tras consumir alcohol

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
El riesgo de accidente cerebrovascular podría aumentar en la primera hora tras consumir alcohol

Pero beber con moderación parece que es beneficioso en el tiempo, señalan investigadores

JUEVES, 15 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Durante alrededor de una hora después de beber incluso una cantidad reducida de alcohol, el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) aumenta, sugiere un pequeño estudio preliminar.

Pero aunque tal vez el riesgo aumente durante ese periodo corto, los investigadores anotaron que consumir alcohol con moderación a largo plazo podría en realidad reducir el riesgo de ataque cardiaco y ACV.

"El riesgo de accidente cerebrovascular isquémico podría elevarse temporalmente en las dos horas después de consumir tan poco como una ración de cerveza, vino o licor", apuntó la investigadora principal Elizabeth Mostofsky, miembro de la unidad de investigación de epidemiología cardiovascular del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston.

Sin embargo, una prueba concluyente sobre la asociación entre el consumo de alcohol y el riesgo agudo de ACV requeriría de un ensayo clínico a largo plazo, añadió.

"Aún así, estos resultados sugieren que hay un riesgo agudo elevado de accidente cerebrovascular isquémico que podría ser superado por los potenciales efectos beneficiosos de un consumo moderado de alcohol a largo plazo", aseguró Mostofsky. Pero los hallazgos podrían no aplicar a pacientes de ACV grave, agregó.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 15 de julio de la revista Stroke, el grupo de Mostofsky entrevistó a 390 pacientes a los tres días después de sufrir un ACV. Los pacientes que no podían hablar o estaban demasiado enfermos fueron excluidos del estudio.

En total, catorce pacientes habían bebido en la hora antes de tener un ACV, encontraron los investigadores.

"Encontramos que en comparación con las horas en que no se consumió alcohol, el riesgo relativo de ACV tras el consumo de alcohol era 2.3 veces más alto en la hora tras beber cerveza, vino o licor", apuntó Mostofsky.

"El riesgo relativo fue de 1.6 en la segunda hora tras beber. Para las 24 horas, había una reducción de 30 por ciento en el riesgo", dijo.

Este patrón se sostuvo independientemente del tipo de alcohol consumido, o si los pacientes habían hecho ejercicio antes de sufrir el accidente cerebrovascular. Además, cuando los investigadores excluyeron al paciente que había consumido más de dos bebidas, el patrón continuó.

Este hallazgo podría deberse a los efectos inmediatos del alcohol, que aumenta la presión arterial y hace que las plaquetas sanguíneas se hagan más pegajosas, lo que tal vez aumenta el riesgo de coagulación, señalaron los autores.

Pero beber cantidades reducidas de alcohol parece tener con el tiempo un efecto beneficioso sobre las grasas sanguíneas, y tal vez haga que los vasos sanguíneos sean más flexibles, lo que podría reducir el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular, plantearon los investigadores.

El accidente cerebrovascular es la tercera causa principal de muerte, y una importante causa de discapacidad a largo plazo en EE. UU., según la American Heart Association.

El Dr. Larry B. Goldstein, profesor de neurología y director del Centro de accidente cerebrovascular Duke del Centro médico de la Universidad de Duke, así como vocero de la American Heart Association/American Stroke Association, aseguró que "las directrices actuales indican que para las personas que beben, los hombres no deben consumir más de dos bebidas alcohólicas al día, y las mujeres no más de una. Además, las mujeres deben abstenerse durante el embarazo".

La evidencia sugiere que el consumo de alcohol entre leve y moderado en este rango se asocia con una reducción en el riesgo de ACV, pero beber más se asocia con un aumento en dicho riesgo, advirtió.

"Esta nueva investigación sugiere que el riesgo de accidente cerebrovascular podría verse temporalmente aumentado en la primera hora tras beber incluso cantidades reducidas de alcohol. Pero no había suficientes pacientes para determinar si el riesgo variaba dependiendo del tipo de alcohol consumido", apuntó Goldstein.

Añadió que los hallazgos no deben disuadir necesariamente de beber con moderación.

"Para los que consumen alcohol, este aumento temporal en el riesgo debe equilibrarse con la reducción potencial a largo plazo del riesgo con el consumo de leve a moderado", aseguró.

Más información

Para más información sobre el accidente cerebrovascular, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?