Editar mi perfil

Cerrar

Medicamentos genéricos

Por Consumer Reports -

Los medicamentos genéricos pueden ahorrarle dinero. Sin embargo, existe la preocupación que la calidad de los medicamentos genéricos no sea tan alta. No tema. Los medicamentos genéricos son absolutamente tan puros, potentes y seguros como los de marca. No son como los cereales, jabones o comidas enlatadas “genéricos" (casos en los que el producto de marca suele ser mejor).

La Administración de Medicamentos y Alimentos reglamenta los medicamentos genéricos tal como lo hace con los de marca y, según exige la ley, todos los medicamentos genéricos deben tener exactamente las mismas sustancias químicas activas que los medicamentos de marca que copian. Usted recibirá el mismo beneficio médico.

Querer el medicamento más nuevo es tentador. Pero es posible que usted no lo necesite. Considere que los fármacos genéricos son de “eficacia comprobada". Hace años que se recetan, y los médicos los conocen bien. En cambio, los medicamentos nuevos conllevan dudas y, a veces, pueden causar problemas. Hoy en día hay medicamentos genéricos para, aproximadamente, la mitad de todos los medicamentos de venta con receta y, en pocos años, se pondrán a disposición las versiones genéricas de algunos medicamentos comúnmente recetados. Por lo tanto, pregúntele a su médico o farmacéutico si el uso de un medicamento genérico puede ahorrarle dinero.

ASPECTOS BÁSICOS

Los medicamentos genéricos son copias de fármacos de marca cuyas patentes han caducado. Eso suele ocurrir cuando un medicamento de marca ha permanecido en el mercado, aproximadamente, de 10 a 14 años. Según lo exige la ley, la compañía de marca pierde el derecho a ser el único vendedor de ese medicamento tras el vencimiento de la patente. Pero cuando se ponen a disposición nuevos medicamentos genéricos, puede haber bastante confusión.

POSIBLES CAMBIOS A MEDICAMENTOS GENÉRICOS—COMPARACIÓN DE PRECIOS

Afección o enfermedad Medicamento de marca Costo
mensual*
Posible sustituto
genérico
Costo
mensual*
Presión
arterial alta
Coreg 12.5 mg
(carvediol)
$128 Propranolol
20 mg o 40 mg
$13 – $15
Colesterol
alto**
Vytorin 10 mg/10 mg
(ezetimiba/simvastatina)
$95 Lovastatina 20 mg $37
Depresión Zoloft 25 mg (sertralina) $103 Fluoxetina 20 mg $37
Artritis y dolor Celebrex 100 mg (celecoxib $135 Ibuprofeno 600 mg $30
Acidez gástrica Nexium (esomeprasol) $179 Prilosec OTC 3*** $12 – $24

*Precios recientes de los informes de Consumer Reports Best Buy Drugs (www.CRBestBuyDrugs.org). Obtenidos a partir de datos proporcionados por Wolters Kluwer Health, Pharmaceutical Audit Suite. **Para personas que requieran una reducción del colesterol LDL de menos del 30%. ***Este es un medicamento sin receta, de venta libre.

Esa confusión se debe, en primer lugar, a que en la mayoría de los casos el medicamento de marca permanece en el mercado. De modo que si durante muchos años ha estado tomando un medicamento para una enfermedad crónica, usted y su médico deberán tomar una decisión: seguir con el medicamento de marca o cambiar al genérico.

Como es lógico, al principio usted quizá se muestre reacio a cambiar, porque no es fácil cambiar algo que da resultado. Esa es una de las razones por las que muchos medicamentos genéricos siguen siendo menos recetados, en comparación con los medicamentos de marca. Pero hoy en día, es posible que su aseguradora, su farmacéutico y su médico se hayan comprometido recientemente a hacer el cambio. Nuestro consejo es el siguiente: no hay razón para no hacerlo.

La segunda razón por la cual los medicamentos genéricos pueden causar confusión es que las píldoras genéricas suelen tener un aspecto diferente. Las compañías que fabrican los medicamentos de marca han tenido mucho éxito en vender sus píldoras con determinados colores, formas y tamaños. Por ejemplo, usted quizá recuerde los anuncios de “la píldora púrpura" (para la acidez gástrica). Las píldoras de marca también pueden tener un recubrimiento de color que contiene un edulcorante. Los medicamentos genéricos, por el contrario, suelen ser simples píldoras blancas que no parecen ser de buena calidad. Nuestro consejo es el siguiente: no se deje engañar por las apariencias. La forma, el color y el sabor de una píldora no implican ninguna importancia biológica ni médica.

La tercera razón que se presta a confusión es que muchos médicos quizá sigan recetando el medicamento de marca y dejan que sea el farmacéutico quien le pregunte a usted si prefiere ese o el medicamento genérico. En todos los estados, el farmacéutico puede hacer el cambio sin la autorización del médico, pero antes debe preguntarle a usted. El problema es el siguiente: cuando le hacen esta pregunta por primera vez o si se trata de una nueva receta, es posible que usted se muestre reacio. Nuestro consejo es el siguiente: analícelo con el farmacéutico y tome el medicamento genérico.

Es posible que otros médicos hagan el cambio y le receten el medicamento genérico sin explicarle esto a usted en detalle.

Nuestra recomendación es que hable con su médico acerca de su receta, en el consultorio, en el momento en que la extiende. Pregunte si la receta es para un medicamento de marca o genérico, e infórmese acerca de por qué el médico ha recetado uno u otro.

La cuarta razón por la que los medicamentos genéricos pueden causar confusión es que la mayoría de nosotros tenemos un seguro de salud que cubre gran parte del costo de nuestros medicamentos. ¿Por qué molestarse  con obtener el medicamento genérico si el de marca no le va a costar mucho más?

Para empezar, el (los) medicamento(s) genérico(s) le costará(n) menos, así que ¿por qué no? Por ejemplo, hoy en día usted podría tener que pagar de $7 a $10 por el medicamento genérico, en comparación con $15 a $35 por el medicamento de marca. Si usted toma varios medicamentos, la diferencia puede ser considerable. Además, haciendo el cambio, usted contribuirá a contener el disparo de los costos de la atención médica y de las primas de seguros. Tenga en cuenta que, en promedio, el precio del medicamento genérico será un tercio del precio del medicamento de marca. Por lo tanto, el ahorro para todos es sustancial.

EL NOMBRE DEL MEDICAMENTO ES LO DE MENOS...

¡Los nombres de los medicamentos confunden! La mayoría de los medicamentos tienen dos nombres: un nombre genérico y uno de marca. El nombre genérico suele ser largo y difícil de pronunciar. La marca la elige el fabricante del medicamento, principalmente por razones de comercialización. Por ejemplo, Viagra sugiere vigor.

Los nombres de la marca de la mayoría de los medicamentos son mucho más fáciles de recordar. De hecho, algunos se convierten en nombres muy conocidos. Hoy en día, esto se debe, principalmente, a que los medicamentos se anuncian en las revistas y en la televisión.

Por más difícil que sea, es buena idea familiarizarse también con el nombre genérico de los medicamentos que toma. De ese modo, usted estará mejor preparado cuando esté disponible el medicamento genérico. Y es probable que le resulte más fácil conseguir información sobre el medicamento en libros de consulta o en Internet.

CAMBIAR DE MEDICAMENTOS

Hasta ahora, hemos hablado, principalmente, acerca del cambio a la versión genérica de un medicamento de marca, cuando esta se pone a disposición. Pero hay otro modo mediante el cual usted puede y debería aprovechar las ventajas de los medicamentos genéricos. Si usted está tomando un costoso medicamento de marca para una enfermedad crónica, quizá se encuentre disponible una versión genérica de otro medicamento de la misma clase, la cual funcionaría igual de bien y le costaría menos. Sí, es posible que su médico le haya recetado el medicamento de marca. Y si este quiere que siga con el mismo, usted debe hacerlo. Sin embargo, muchos médicos recetan medicamentos más nuevos porque son esos los que se promueven.

Le aconsejamos que hable con su médico acerca de si hay disponible algún otro fármaco menos costoso —uno genérico o uno de marca más barato— que funcione con la misma eficacia. Hoy en día, en el caso de muchas clases de medicamentos, los médicos e investigadores están descubriendo que los medicamentos más antiguos (ahora genéricos) funcionan igual de bien que los más nuevos.

Tenga en cuenta que los farmacéuticos no pueden cambiarlo a la versión genérica de otro medicamento sin la autorización de su médico. Sin embargo, actualmente hay cada vez más farmacéuticos que colaboran con las aseguradoras, los médicos y los pacientes para hacer estos cambios cuando sean adecuados.

Si usted no tiene cobertura de seguro para medicamentos, tiene el incentivo especial de colaborar con su médico en la elección de los medicamentos más accesibles. Cambiar a un medicamento genérico puede significar que usted pueda pagar los medicamentos que necesita sin dificultades ni esfuerzos. Consumer Reports Best Buy Drugs puede brindarle orientación sobre la obtención de medicamentos genéricos de menor costo. Visite nuestro sitio web en www.CRBestBuyDrugs.org.

LA SERIE GUÍA PARA EL COMPRADOR SOBRE MEDICAMENTOS DE VENTA CON RECETA

Esta serie es una producción de Consumers Union y Consumer Reports Best Buy Drugs, un proyecto de información pública que se financia mediante subsidios de la Fundación Engelberg y la Biblioteca Nacional de Medicina de los Institutos Nacionales de Salud. La dirección del sitio web gratuito del proyecto en Internet es www.CRBestBuyDrugs.org.

Este informe no debe considerarse un sustituto de la consulta con un médico o con un profesional de la salud. Su intención es mejorar la comunicación con el médico, no reemplazarla. Ni la Biblioteca Nacional de Medicina ni los Institutos Nacionales de Salud son responsables por el contenido ni por los consejos que aquí se ofrecen.
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo