SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Comprueban eficacia de nuevo medicamento para perder peso

Por HolaDoctor y Healthday -
Comprueban eficacia de nuevo medicamento para perder peso

Las personas que lo tomaron llegaron a bajar 22 libras en un año. Además, mejoraron sus niveles de colesterol y su presión arterial. Debido a sus efectos adversos, el medicamento seguirá en estudio.

Los pacientes obesos que tomaban una dosis alta de una pastilla para perder peso, que actualmente está en investigación llamada Qnexa, perdieron en promedio diez kilos (22 libras) en el transcurso de un año, al mismo tiempo que redujeron sus cifras de colesterol y presión arterial, ha hallado un estudio reciente.

Qnexa es una combinación de dos medicamentos, la fentermina, el medicamento para perder peso de mayor uso en los EE. UU., y que actualmente está disponible bajo una variedad de nombres de marca y en versión genérica, y topiramato (Topamax), mejor conocido como un fármaco usado para aliviar la epilepsia y la migraña.

Hace poco, la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) de EE. UU. rechazó a Qnexa como un adyuvante para perder peso, debido a que no había suficientes datos sobre el riesgo de defectos de nacimiento y problemas cardiacos relacionados con el fármaco. El topiramato se ha relacionado con un mayor riesgo de labio o paladar hendido en bebés nacidos de mujeres que tomaban el medicamento.

Los resultados del nuevo estudio, que fue financiado por Vivus, fabricante de Qnexa, sugieren que "la combinación de topiramato y fentermina, cuando se administra en conjunto con orientación sobre el estilo de vida, podría ser un tratamiento valioso para la obesidad", afirmó el investigador líder, el Dr. Kishore Gadde, profesor asistente de psiquiatría y director del programa de ensayos clínicos sobre la obesidad del Centro Médico de la Universidad de Duke.

Un motivo de la pérdida de peso significativa es que estos fármacos funcionan mediante mecanismos distintos, señaló Gadde. "En un tratamiento, mientras más mecanismos haya, mayores probabilidades de alcanzar el tipo de pérdida de peso que esperamos, en una gran parte de los pacientes", señaló.

Además, la combinación de fármacos podría alterar el perfil de efectos secundarios de cada medicamento, especuló. "La lógica que subyace a la combinación de medicamentos es que algunos de los efectos secundarios podrían en realidad quedar cancelados", dijo Gadde. "El topiramato causa fatiga, y la fentermina es un estimulante, así que podrían negar mutuamente sus efectos".

El topiramato puede también causar cambios en el estado de ánimo, mientras que la fentermina anima más, añadió.

El informe aparece en la edición en línea del 11 de abril de la revista The Lancet.

En este ensayo de varios centros, llamado CONQUER, el equipo de Gadde asignó al azar a casi 2,500 hombres y mujeres con sobrepeso y obesos a una dieta y asesoramiento sobre ejercicio solamente, o a asesoramiento junto a una dosis baja o alta una vez al día de Qnexa en forma de pastilla. La Qnexa de baja dosis contenía 7.5 mg de fentermina y 46 mg de topiramato, mientras que la pastilla de dosis alta contenía 15 mg de fentermina y 92 mg de topiramato.

Tras 56 semanas, los pacientes de cualquiera de las dos dosis de Qnexa habían perdido significativamente más peso que los que sólo participaron en el programa de consejería, encontraron los investigadores.

Los que no tomaban el fármaco combinado tuvieron una pérdida promedio de peso de casi 1.4 kilos (3 libras), frente a poco más de ocho kilos (18 libras) con la Qnexa de dosis baja y diez kilos (22 libras) con la Qnexa de dosis alta.

Además, mientras 21 por ciento de los que estaban en el programa que sólo ofrecía consejería perdieron al menos cinco por ciento de su peso, esa cifra aumentó a 62 por ciento en el grupo de Qnexa de baja dosis, y a 70 por ciento en el grupo del régimen de dosis alta.

Adicionalmente, las personas que tomaron Qnexa experimentaron una reducción en su presión arterial, niveles de colesterol en sangre, triglicéridos (una grasa de la sangre) y niveles de glucemia, encontró el grupo de Gadde.

Los candidatos ideales para este tratamiento son personas obesas y con sobrepeso cuyo peso afecte su salud, dijo Gadde.

Gadde anotó que la pérdida de peso observada en el primer año del ensayo se mantuvo en el segundo año.

Efectos adversos

Algunos pacientes sufrieron de efectos secundarios, que fueron particularmente comunes con la dosis más alta. Entre los que tomaban la Qnexa de dosis alta, los efectos secundarios más comunes fueron resequedad bucal (21 por ciento), parestesia (una sensación de "hormigueo doloroso", con 21 por ciento), estreñimiento (17 por ciento), insomnio, mareo y distorsiones del gusto (cada uno con diez por ciento).

La parestesia es un efecto secundario común de la fentermina, anotó Gadde, mientras que los demás efectos secundarios tienen más probabilidades de asociarse con el topiramato.

También se notó un mayor riesgo de depresión y ansiedad entre los que tomaban los fármacos, que parecía aumentar junto a la dosis administrada. Alrededor del doble de personas en el grupo de dosis alta del fármaco abandonaron el ensayo frente a las personas que sólo recibían consejería, anotaron los investigadores.

"Si se observan efectos secundarios como la depresión y la ansiedad, hay que tener más cuidado", advirtió Gadde. "Estos fármacos no deben administrarse a alguien que sufra de depresión clínica", agregó.

Según Gadde, no hubo defectos congénitos entre los bebés nacidos a 34 mujeres que quedaron embarazadas mientras tomaban Qnexa en el ensayo.

Ashley Buford, vocera de Vivus, dijo que la compañía espera enviar de nuevo la solicitud de aprobación del topiramato a la FDA para finales de año.

En un comentario sobre el estudio, el Dr. David L. Katz, experto en obesidad y director del Centro para Investigación sobre la Prevención de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale, dijo que "este estudio muestra lo que teníamos motivo para considerar antes, que Qnexa facilita la pérdida de peso más allá de la consultoría basada en el consultorio sola, mientras la gente tome el fármaco".

Sin embargo, advirtió que tal vez sea poco probable que la pérdida de peso se mantenga si se deja de usar el fármaco.

"Además, aún no sabemos si Qnexa es segura para su uso a largo plazo, o incluso de por vida, y por tanto todavía no podemos decir si es segura y útil para el control del peso a largo plazo", planteó Katz. "Otros medicamentos que han facilitado la pérdida de peso a corto plazo no han logrado trasladarse a un uso seguro y eficaz a largo plazo. Ese es el nivel que un medicamento para perder peso realmente útil tendrá que alcanzar", aseguró.

Más información

Para más información sobre la obesidad, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Guia de medicamentos a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?