SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Comprar medicamentos en otros países

Por Consumer Reports -
Comprar medicamentos en otros países
CRÉDITO: THINKSTOCK

¿Aún está confundido acerca de la compra de medicamentos en sitios web canadienses o de otros países? Esto es lo que debe saber. Comprar fármacos en cualquier país del extranjero, excepto Canadá, es técnicamente ilegal. La excepción canadiense se aplica solo a compras de medicamentos hechas en persona con una receta estadounidense y canadiense. No aplica a medicamentos comprados en sitios web canadienses.

Sin embargo, en la actualidad, el Servicio de Aduanas de Estados Unidos no está aplicando la ley vigente de manera estricta. No decomisará paquetes de medicamentos de farmacias canadienses que se envíen a personas y contengan suministros de medicamentos para 30 a 90 días.

Varios estados ya han desafiado la ley y facilitan la compra de medicamentos de venta con receta en sitios web canadienses para empleados estatales. El Congreso ha estado debatiendo durante tres años si debe o no permitir las compras de medicamentos en el extranjero, y aún no se ha logrado ningún acuerdo.

De hecho, los medicamentos de marca casi siempre son menos costosos en el extranjero o en sitios web no estadounidenses. A veces, cuestan la mitad o la tercera parte. Pero esto no ocurre con los genéricos. Por lo tanto, nuestra primera recomendación es que no compre medicamentos genéricos en un sitio web canadiense o de otro país. Rara vez vale la pena.

Si usted toma uno o más medicamentos de marca de manera regular y le interesa la opción de comprarlos en el extranjero, nuestro consejo es que los compre en sitios web canadienses. Esto se debe a que el riesgo de recibir un medicamento falso, menos potente, ineficaz o adulterado a través de un reconocido sitio web canadiense es muy pequeño, mientras que el riesgo con otros sitios extranjeros es mayor (aunque existe mucho debate sobre la magnitud de dicho riesgo).

Además, los sitios canadienses están sometidos a una vigilancia más rigurosa, tanto en Canadá como en Estados Unidos. En concreto, los estados de Minnesota, Wisconsin, New Hampshire y Washington  tienen programas para ayudar a que sus propios empleados y otros ciudadanos compren medicamentos a precios más bajos en Canadá. Estos estados han investigado, inspeccionado y certificado varios sitios web canadienses. Usted puede acceder a esa información en la web. Vea por ejemplo: www.minnesotarxconnect.com o www.rx.wa.gov. Le recomendamos que limite sus compras a los sitios que los estados han aprobado. Además, asegúrese de que el sitio que elija esté certificado por la Asociación Internacional de Farmacias de Canadá (www.ciparx.ca).

En cuanto a la logística, a las farmacias canadienses en Internet no les está permitido aceptar directamente recetas de un médico sin licencia en Canadá. Por lo tanto, su receta estadounidense debe ser estudiada y aprobada por un médico canadiense. En algunos casos, el médico revisará su información médica. Luego puede llamar a su médico estadounidense o, incluso, puede llamarlo a usted, aunque eso no ocurre con frecuencia. En la mayoría de los casos, la receta es aprobada automáticamente si los papeles están en orden. Luego, se le envía el medicamento por correo. Los resurtidos en la misma farmacia se vuelven parte de la rutina.

Conclusión: comprar en sitios canadienses reconocidos es seguro y puede ahorrarle dinero en comparación con cualquier proveedor estadounidense si usted toma medicamentos de marca. Pero es un poco más engorroso y conlleva un poco más de trabajo y diligencia de su parte. No es una opción conveniente si usted es beneficiario de Medicare con cobertura de la Parte D, ya que sus compras en un sitio canadiense no serán tomadas en cuenta para su deducible de la Parte D. Además, ningún plan de la Parte D tiene arreglos con farmacias canadienses con relación a los copagos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?