SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Influenza, adultos jóvenes también en riesgo

Por Violeta Merlo -
Influenza, adultos jóvenes también en riesgo
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Las epidemias de influenza ocurren habitualmente en los meses de invierno y pueden tener importantes efectos económicos y de salud pública. En México, más de la mitad de las personas que en 2012 enfermaron de influenza tenían entre 20 y 55 años. En lo que va del año se han registrado más de dos mil casos y 47 muertes, según datos del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

Este padecimiento inicia de forma súbita con fiebre mayor de 39ºC, tos frecuente e intensa, dolor de cabeza intenso, dolor intenso de músculos y articulaciones, escurrimiento nasal, ardor y dolor en la garganta, falta de apetito, cansancio excesivo, lagrimeo y malestar general explicó el Dr. Sarbelio Moreno, infectólogo pediatra y miembro de la Academia Mexicana de Infectología Pediátrica.

Precisó que si bien los grupos con mayor riesgo son los niños, los ancianos o personas con enfermedades crónicas degenerativas, cualquier persona puede ser afectada. Cada año, el 2% de los adultos mexicanos en edad productiva son contagiados con influenza, lo que representa 1,146,836 adultos entre 20 y 59 años, y pérdidas de 7 a 10 días de productividad laboral.

El especialista destacó que la forma de transmisión es de persona a persona; por contacto directo (saludo de mano, beso), por las gotitas de saliva, las secreciones nasales, al toser o estornudar; o con superficies u objetos contaminados (manos o juguetes). Aunque la mayor parte de los casos se recuperan en 3 a 7 días, las complicaciones como la neumonía pueden provocar la muerte en cualquier persona.

“Los enfermos de influenza pueden transmitir el virus durante varios días; de hecho los adultos pueden contagiar a otras personas desde un día antes de presentar síntomas y hasta siete días después de iniciar con el malestar”, alertó.

En México, las vacunas contra la influenza estacional A, B y la A H1N1 están dentro del cuadro básico de vacunación de la Secretaria de Salud e incluyen a todos los niños de 6 meses a 5 años de edad; adultos mayores de 60 años, mujeres embarazadas y todas las personas de 5 a 60 años de edad que tengan algún factor de riesgo identificado como enfermedades del corazón, renales, hepáticas, diabetes, alteraciones del sistema inmune, cáncer, asma, entre otras.

Los adultos jóvenes, que actualmente representan 30% de los casos de enfermedad en México, tienen posibilidad de acceder a la vacunación a través de estrategias implementadas en sus sitios de trabajo. Una de ellas es “Empresa Libre de influenza”, que consiste en apoyar a las compañías para lograr la vacunación del mayor número de empleados, con el objetivo de evitar la enfermedad, sus consecuencias y el contagio entre compañeros de trabajo y sus familias.

Repercusiones económicas

De acuerdo con la Dra. Patricia Cervantes, directora médica de Sanofi Pasteur, una persona con influenza puede estornudar un par de veces y contagiar a un equipo de trabajo fácilmente. La Influenza genera grandes pérdidas en el ámbito de la salud, en el bolsillo del paciente y también en la economía de las empresas que deben costear días no trabajados por los enfermos.

Además del ausentismo laboral, otro efecto importante ocasionado por el virus de la influenza es el presentismo, considerado como la pérdida de productividad que ocurre cuando los empleados acuden a trabajar después de padecer una enfermedad u otra condición médica, ya que reduce en un 50% el óptimo desempeño de los trabajadores y afecta el rendimiento general de una organización.

Señaló que de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por cada dólar invertido en prevención contra la influenza, existe un ahorro de 60 dólares que se invertirían en tratamientos contra este mal que no distingue entre edad, sexo o campo laboral, por lo que las empresas deben permanecer en alerta y brindar a su personal la inmunización contra el virus de la influenza.

En México, este padecimiento provoca hasta cinco decesos por cada 200 personas enfermas.

Datos de interés

De acuerdo con Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID por sus siglas en inglés) la influenza comúnmente llamada gripe es una infección respiratoria causada por cierto número de virus. El virus se transmite por el aire e ingresa al organismo a través de la nariz o la boca. La gripe puede ser grave, incluso mortal, entre los ancianos, recién nacidos y personas con ciertas enfermedades crónicas.

  • El virus se transmite desde 48 horas antes de que comiencen los síntomas y hasta cinco días después y, curiosamente, un 25% de los casos son asintomáticos.
  • La influenza no es un resfriado común, es una enfermedad grave que produce un largo periodo de debilidad y malestar general caracterizado por síntomas como fiebre alta, tos intensa, dolor de cabeza, falta de apetito y congestión nasal.
  • La influenza puede desencadenar de manera aguda el curso de enfermedades crónicas pulmonares, cardiacas, disfunción renal, asma y diabetes, que pueden conducir al afectado a pasar un largo periodo de hospitalización.
  • Es considerada como una enfermedad altamente contagiosa, con mayor facilidad en lugares con un gran número de personas como los son oficinas y fábricas.
  • La influenza se adquiere a través de gotas de saliva, al hablar, toser y estornudar, por lo que un solo empleado con gripe es capaz de transmitirla con gran facilidad a sus colegas más cercanos, y éstos a su vez a otros, originando un efecto multiplicador e incrementando el problema de salud en la empresa.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?