Publicidad

Editar mi perfil

Crup: causas, tipos y tratamiento

Por Holadoctor -

El crup puede ser viral o espasmódico. La mayoría de casos de crup de origen viral se presentan en niños de entre tres meses y cinco años de edad.

¿Qué es el crup?

Consiste en la inflamación de las vías respiratorias altas, que provoca una tos seca, comúnmente denominada “tos perruna”. La mayoría de estos episodios son la consecuencia de un virus, pero algunos síntomas similares a éstos, pueden estar provocados por bacterias o reacciones alérgicas. Además de los efectos que causa el crup sobre las vías respiratorias altas, las infecciones que lo originan pueden provocar inflamación en los bronquios y los pulmones.

Crup viral

Los virus que producen la mayoría de los casos del crup viral son: parainfluenza, adenovirus, virus sincitial respiratorio, el de la gripe y el del sarampión.
El crup es más frecuente durante el otoño, el invierno y principios de la primavera, y los síntomas son más graves en los niños menores de tres años.
La mayoría de casos son leves y pueden tratarse en el hogar. Algunos niños son más propensos a desarrollar crup: los que nacen en forma prematura o con las vías respiratorias altas más estrechas de lo normal, y también los bebés con antecedentes de problemas respiratorios, como el asma.

Crup espasmódico

Se manifiesta junto a otros síntomas que indican la presencia de una infección. Es un cuadro que puede durar entre tres y siete días.
La tos puede comenzar repentinamente por la noche y es persistente. El tratamiento del crup espasmódico es similar al del crup viral.

Síntomas

  • Tos seca o no productiva fuerte que puede parecerse al ladrido de un perro y a veces, una respiración rápida o dificultosa.
  • Un sonido ronco o sibilante al respirar.
  • Catarro, congestión y secreción nasal.
  • En algunos casos, se presenta un cuadro febril.
  • Si las vías respiratorias altas están inflamadas hasta el punto de obstruirse parcialmente, el niño tendrá mucha dificultad para respirar. Esto ocurre en los casos graves.
  • Si el abdomen o la piel que hay entre las costillas se le hunden al respirar, es porque el niño está haciendo mucho esfuerzo para que le llegue aire a los pulmones.
  • La piel blanquecina o azulada alrededor de la boca, indica que no recibe suficiente oxígeno: este caso requiere atención médica inmediata.
  • Los síntomas se agudizan por la noche o cuando el niño llora.

Diagnóstico

El crup se diagnostica por sus signos característicos de tos seca, o el sonido agudo y chirriante que se emite al inhalar. El médico también evaluará si el niño presenta fiebre, catarro o secreción nasal, o si ha tenido una enfermedad viral, y realizará una historia clínica para determinar si tiene antecedentes de crup o de otros problemas en las vías respiratorias altas.
El pediatra considerará si es necesario hacer una radiografía del cuello a fin de descartar otros motivos que causan las dificultades respiratorias.

Tratamiento

La mayoría de casos de crup son de origen viral y los síntomas se alivian al inhalar aire húmedo. Esta medida sencilla sirve para frenar un ataque.
Se puede generar vapor dejando el grifo de la ducha del baño abierto, o llevar al niño a un lugar donde respire aire fresco; si está viajando, debe bajar las ventanillas del automóvil.
Si es necesario, el médico indicará un corticoides para aliviar la inflamación de las vías respiratorias.
Como en la mayoría de enfermedades, se recomienda reposo y beber abundante líquido para mantenerse bien hidratado.

Prevención

Lavarse las manos con frecuencia evitará el contagio de las infecciones respiratorias que pueden causar crup.

¿Cuándo debe llamar al médico?

  • Si el niño manifiesta dificultad para respirar, incluyendo una respiración rápida o hundimiento exagerado del abdomen.
  • Si percibe un hundimiento de la piel entre las costillas.
  • Presencia de estridor o silbido.
  • Coloración azulada o blanquecina alrededor de la boca.
  • Exceso de saliva o dificultad para tragar.
  • Signos de desgano.
  • Fiebre alta.

Fuente: kidshealth.org

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo