SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Por qué las mujeres viven más que los hombres?

Por HolaDoctor -
¿Por qué las mujeres viven más que los hombres?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Las mujeres podrían estar genéticamente programadas para vivir más: científicos han hallado que algunas mutaciones en el AND podrían favorecer a las mujeres mientras dañan la salud de los hombres.

Los científicos podrían haber encontrado la razón por la que las mujeres viven más que sus maridos: mutaciones en el ADN de ciertas partes de las células afectarían a los hombres, pero no a las mujeres, reduciendo su esperanza de vida, según lo hallado por investigadores de la Universidad Monash, en Australia.

"Durante mucho tiempo se ha pensado que los hombres tienen una esperanza de vida menor que las mujeres porque no cuidan tanto su salud o porque la testosterona los haría correr más riesgos, pero en realidad la razón parece encontrarse en el ADN, el ADN de la mitocondria para ser exactos", comenta el Dr. Damian Dowling, uno de los autores del estudio.

De acuerdo con el Dr. Dowling, las mitocondrias son las partes de la célula encargadas de producir energía, y poseen un material genético distinto e independiente del ADN celular.

"El material genético de las mitocondrias, como el resto del ADN, es propenso a desarrollar mutaciones. Sin embargo, este material se hereda sin atravesar por ningún 'filtro'", destaca el Dr. Dowling.

El desarrollo evolutivo de las especies ha determinado que el material genético que presente mutaciones peligrosas sea menos propenso a ser heredado, para asegurar una descendencia más saludable.

Sin embargo, el investigador comenta que "El ADN mitocondrial se hereda tal cual, con todo y sus mutaciones, algunas de las cuales afectarían la esperanza de vida de los hombres, al acelerar el proceso de envejecimiento".

Para comprobar la importancia del ADN mitocondrial en la esperanza de vida, los científicos tomaron 13 grupos de moscas de la fruta. Todas las moscas poseían el mismo ADN celular, sin embargo, en cada grupo se inyectó un AND mitocondrial distinto.

Al final, los investigadores observaron que los machos de todos los grupos tenían una longevidad menor a las de las hembras; asimismo, se notó que, mientras los machos de distintos grupos tenían esperanzas de vida diferentes, todas las hembras vivían más o menos lo mismo.

Según el Dr. Dowling, "La longevidad femenina es una constante en varias especies del reino animal, no sólo en los humanos, y el estudio apunta a que la causa estaría en el ADN mitocondrial". Pero, ¿cómo es que este ADN desarrolló mutaciones que dañaran a los hombres y no a las mujeres?

"El material genético de un bebé resulta de la combinación del ADN celular de sus padres, lo que permite que en cada generación el ADN cambie; sin embargo, el material genético de las mitocondrias proviene sólo de la madre, no se combina con nada y, por tanto, siempre es el mismo", explica el Dr. Dowling.

Desde tiempos prehistóricos, los genes de las mitocondrias se han heredado en línea directa de madres a hijos, y estos genes han acumulado mutaciones a lo largo del tiempo, las cuales se siguen heredando.

La razón, según el Dr. Dowling, por la que los hombres, y los machos en general, serían menos longevos sería porque, en algún momento de la historia de la evolución, surgieron mutaciones en el AND mitocondrial que resultaron nocivas para ellos, pero no para las hembras.

Como el AND mitocondrial sólo se hereda de madre a hijos, sin combinarse ni cambiar, las mutaciones nocivas poco a poco se expandieron, afectando a los machos, pero dejando inmunes a las hembras.

"Sin embargo, las mutaciones del material genético de las mitocondrias no son una maldición: el AND celular serviría para contrarrestar este efecto negativo", comenta el Dr. Dowling.

Los investigadores, ahora, buscarán qué genes serían los encargados de bloquear mejor los efectos negativos del ADN mitocondrial para mantener a los hombres saludables por más tiempo.

Más información:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?