SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

IRX3, es el gen responsable de la obesidad

Por -
IRX3, es el gen responsable de la obesidad
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

En los últimos años se han hecho multitud de estudios para poder identificar mutaciones en el genoma asociadas al riesgo de desarrollar obesidad, el más reciente, realizado por un equipo internacional de investigadores descubrió que el cerebro juega un papel clave y la actividad de un gen en el hipotálamo (el IRX3 o iroquois 3) está asociada directamente con la masa corporal.

De acuerdo con los resultados del estudio, publicados en la revista Nature y en el que colaboraron científicos de varias universidades de EE.UU., Canadá y España, el gen IRX3, que participa en la formación del sistema nervioso, el corazón y los riñones, sería el responsable del incremento de la grasa corporal y actuaría como interruptor del que hasta ahora se pensaba que era el gen que regulaba la obesidad, el FTO (fat mass and obesity associated, gen asociado a la masa de grasa y la obesidad).

Para llegar a dicha conclusión los investigadores realizaron un experimento con ratones, mapeando el comportamiento de los promotores -regiones del ADN que activan la expresión génica- dentro del gen FTO. Así, los científicos descubrieron que el gen FTO no afectaba directamente la función metabólica, sino otro gen, el IRX3 es el que cumple esa función.

Los científicos encontraron un patrón similar de interacciones en los seres humanos después de analizar los datos desde el proyecto ENCODE, que se confirmaron con los datos de 153 muestras cerebrales y mostraron que los interruptores que controlan al gen IRX3 están dentro del FTO.

"Nuestros datos sugieren con fuerza que Irx3 controla la masa corporal y regula la composición del cuerpo", afirmó el autor principal del estudio, Marcelo Nobrega, profesor asociado de Genética Humana en la Universidad de Chicago, en Estados Unidos.

Más delgados con el gen desactivado

Para verificar el papel del Irx3, los investigadores diseñaron ratones con el gen Irx3 eliminado y comprobaron que dichos ratones eran significativamente más delgados que los normales. De hecho pesaban un 30% menos. Cuando se les alimentó con una dieta alta en grasa, los ratones sin IRX3 conservaron el mismo peso e iguales niveles de grasa que con las dietas normales mientras que los roedores normales alimentados con una dieta alta en grasas ganaron casi el doble de peso.

El estudio sugiere que apagar IRX3 en el hipotálamo del cerebro, la región que controla el apetito y parte del metabolismo, también hace adelgazar a los ratones, regulando la masa y composición corporal de los roedores, lo que indicaría que la predisposición genética a la obesidad está cableada en el cerebro.

"Irx3 es probablemente un regulador maestro de los programas genéticos en las células donde se expresa", subraya Nobrega. "Estamos muy interesados en saber cuáles son sus objetivos y qué alteran. La intención es identificar dianas de Irx3 que se conviertan en modelos para el diseño de fármacos", concluyó.

La obesidad en cifras

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Mil millones de adultos tienen sobrepeso, y más de 300 millones son obesos y cada año fallecen por lo menos 2.8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. Además, el 44% de la carga de diabetes, el 23% de la carga de cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% de la carga de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso y la obesidad.

Según un informe de los Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, más de 78 millones de adultos y más de 12 millones de niños padecen obesidad y las afecciones relacionada como la diabetes tipo II, enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, supone un costo anual de más de 150,000 millones de dólares.

La Asociación Americana de Médicos (AMA, por sus siglas en inglés), la organización de facultativos más numerosa de Estados Unidos, reconoció en el mes de julio por primera vez y de forma oficial que la obesidad es una enfermedad.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?