SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El estrés puede modificar la estructura del cerebro

Por HolaDoctor -
El estrés puede modificar la estructura del cerebro
CRÉDITO: ISTOCK

Científicos de la Universidad Rockefeller comprobaron en ratones de laboratorio cómo el estrés crónico puede modificar la estructura cerebral, en especial el área que regula las emociones, lo que podría disparar ansiedad y desórdenes depresivos. La buena noticia es que una droga experimental se ha mostrado eficaz para prevenir estos cambios.

En el estudio publicado en la revista Nature, científicos del área de psiquiatría molecular de la universidad, comprobaron que el estrés persistente causaba cambios morfológicos en la región cerebral conocida como amígdala (no la amígdala de la garganta), que controla las emociones como la ansiedad o el miedo.

En la foto, abajo (crédito: Harold y Margaret Milliken, Hatch Laboratory of Neuroendocrinology, The Rockefeller University/Molecular Psychiatry) se perciben cambios en la estructura de las neuronas, el nombre que reciben las células cerebrales.

Estos cambios causados por un estrés no tratado podrían derivar en desórdenes de conducta y trastornos de depresión, afirman los investigadores.

"Ya se han reconocido señales de cómo la amígdala desarrolla una compleja respuesta al estrés", dijo Carla Nasca, la autora líder del estudio. "Las neuronas que están en esa área cambian ante el estrés".

La experta dijo que, a la vez que se han observado esos cambios neuronales, se ha comprobado que sus efectos pueden prevenirse con antidepresivos que justamente eviten estos cambios.

La zona de la amígdala está ubicada en las profundidades del cerebro. En el grupo de ratones estresados, esta región mostró cambios en las neuronas, algo así como que estas células dejaron de conectarse entre sí. 

Esta falta de conexiones neuronales distorsionan la habilidad para adaptarse a nuevas experiencias, dejando a la persona atrapada en posibles estados de ansiedad y depresión.

Sin embargo, aseguran los expertos de la Universidad Rockefeller, este efecto puede prevenirse. Estudiando la acetyl cartinina, una molécula con potencial antidepresivo, comprobaron que los ratones de laboratorio tratados con esta sustancia fueron más sociables y las neuronas de la zona de la amígdala mostraron mejores conexiones entre sí.

En condiciones normales, los humanos y los roedores producen acetyl caritina, pero esta sustancia no se produce con naturalidad en casos de depresión.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?