SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La dieta de las jugadoras del Mundial de Fútbol

Por -
La dieta de las jugadoras del Mundial de Fútbol

Necesitan un plan de alimentación que les de energía, rapidez y saciedad. Para ellas es importante hacer colaciones saludables, consumir proteína preferentemente animal, y si dejan de entrenar por estar lesionadas, reducir las porciones y beber más líquido.

El domingo 5, Japón y Estados Unidos jugó la final del mundial de fútbol femenino en Vancouver, reeditando aquella de Alemania de 2011. En esa ocasión las asiáticas se impusieron 3-1 en penales, tras empatar 2-2 en el tiempo reglamentario.

Inglaterra resultó ganadora del tercer puesto al vencer a Alemania por 1 a 0, en el partido que se jugó el sábado en el Commonwealth Stadium de Edmonton.

Este mundial que se desarrolló en Canadá entre el 6 de junio y 5 de julio fue la séptima copa mundial femenina de la FIFA  y participaron 24 países: Alemania, Australia, Brasil, Camerún, Canadá, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Japón, México, Nigeria, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Suecia, Suiza y Tailandia. 

EE.UU. ha figurado en las 6 ediciones anteriores y es el único equipo que alcanzó las semifinales en todas ellas. Ganó la edición inaugural en China en 1991 y como local en 1999 y ocupó el segundo lugar en Alemania en 2011 tras caer ante Japón por penales. 

El gran favorito de este mundial era Estados Unidos, cuya portera o arquera, Hope Solo (foto 1, abajo), es considerada la mejor del mundo. Desde el inicio del mundial salvó a su equipo en varias ocasiones; la sexy jugadora nacida en 1981 dice que le gusta este deporte desde que era una niña.  

A la hora de entrenar, Hope hace mucho trabajo de campo, ejercicios pliométricos, saltos con la soga, poco trabajo de resistencia y muchas sentadillas, estocadas y trabajo con pelota medicinal. No elonga demasiado antes de jugar porque quiere tener los músculos firmes y ágiles. Cuando va de viaje consume batidos de proteína de soja; durante todo el año toma suplementos y cerca de un evento importante también recurre a algún  multivitamínico para aumentar su resistencia. 

Megan Rapinoe y Christen Press (fotos 2 y 3, abajo), también figuran también entre las mejores jugadoras. La mediocampista Megan o “Pinoe”, nacida en 1985, es dueña de un estilo de juego muy habilidoso. Cuando se sienta a la mesa le gusta la comida Thai y la que prepara su mamá, y aunque no sea del todo sana, las frituras. La delantera Press, nacida en 1988, explica en su blog que trata de seguir una dieta variada y bien combinada, comer cada tres horas y evitar los alimentos procesados, con conservantes o aditivos. .

Kris Clark, dietista del equipo de EE.UU., enseña a las jugadoras el poder de una buena alimentación para que tengan fuerza, resistencia y reflejos rápidos. En un artículo publicado por la Fundación Nemours, Clark explica que la nutrición es una herramienta del entrenamiento. Si bien todos los alimentos contienen calorías o unidades de energía que usa el cuerpo para funcionar, una caloría llena de nutrientes ayuda a que rinda al máximo.

Clark insiste en la importancia de tomar proteínas, sobre todo a las jugadoras que no comen carne roja. Las mujeres deportistas suelen descuidar sus necesidades de proteínas, muy necesarias para mantener sus músculos. Por eso les enseña cuáles son las fuentes de proteína bajas en grasas, como los huevos y el pollo, y los alimentos vegetales que también aportan proteínas, como el tofu.

El equipo de fútbol tiene muchas exigencias físicas, por eso Clark trata de que el nivel de energía de las jugadoras se mantenga elevado durante todo el día. Esto lo logra a base de colaciones o tentempiés como frutas, una ración de nueces o un poco de apio con mantequilla de cacahuete. Y no recomienda las barritas prefabricadas de 100 calorías ya que si bien aportan calorías, no son ricas en nutrientes como las frutas o los frutos secos.

Las jugadoras también deben prestar atención a sus necesidades de energía y calorías cuando se lesionan. En estos casos que no practican como siempre, para evitar subir de peso y conservar la fuerza, aconseja que coman alimentos sanos pero en porciones más reducidas, acompañadas por mucha agua. 

Las bebidas son una parte importante de la estrategia de nutrición, afirma Clark. Ella está a favor de las bebidas para deportistas, pero sólo durante los entrenamientos y los partidos, cuando bajan las reservas de energía y necesitan recuperarla. Las mejores bebidas para ella son la leche, el agua con zumo de limón exprimido, los batidos de fruta y los zumos con un contenido de fruta del 100%. "En el desayuno, la comida y la cena, me inclino por que tomen una bebida nutritiva", dice la experta, que también es la directora de Nutrición Deportiva en la Universidad del Estado de Pensilvania.

El equipo de fútbol femenino viaja por todo el mundo y las jugadoras pasan mucho tiempo lejos de sus casas y muchas horas en los aeropuertos. En estos casos la dietista aconseja que escojan fruta, yogur, ensaladas con ingredientes con proteínas sin grasa (como huevos y pollo), bocadillos con proteínas sin grasa y vegetales o una mezcla de frutos secos variados. Incluso en un restaurante de comida rápida, las jugadoras pueden encontrar lo que necesitan sus cuerpos: leche y una sándwich caliente de pollo. 

Comer fuera era un reto aún más grande durante los juegos olímpicos, cuando fueron a China, por ejemplo, llevaron su propia comida y su propio cocinero, además de frutos secos, mantequilla de cacahuete, barritas energéticas, latas de atún e incluso carne seca en conserva, dice Clark, que era miembro del Comité Asesor de Medicina Deportiva para las Olimpiadas de EE.UU. (U.S. Olympic Sports Medicine Advisory Comité).

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?