SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ejercítate con la jardinería

Por Leslie Rodríguez, RD, LD* -
Ejercítate con la jardinería

Es muy difícil motivarse a hacer ejercicios cuando te estás congelando, pero en la primavera y el verano debes inspirarte a salir y aprovechar al máximo todas las actividades físicas que esperan por ti.

Puedes probar una actividad nueva o continuar con la actividad que habías dejado de hacer debido al clima frío. Independientemente de tu decisión, asegúrate de prepararte para tu rutina nueva.

Luego de pasar un invierno de descanso, relajación y de consumir comida en exceso tienes que preparar tu cuerpo antes de practicar algún deporte de primavera o verano. Es importante que te prepares para que no te lesiones y después tengas que quedarte sedentario hasta el verano.

Antes de emprender o reactivar tu rutina de ejercicios piensa en tu estilo de vida. Si padeces de algún problema médico, tienes más de 40 años o eres sedentario debes consultarle primero a tu médico. Luego analiza cuáles son tus metas para querer estar en buen estado físico. ¿Deseas perder peso, aumentar tu nivel de resistencia o aumentar tu masa muscular? Después, debes establecer un plazo de tiempo realista durante el cual puedas alcanzar tus metas. Asegúrate de no exponerte al fracaso. Una vez que hayas tomado una decisión en relación con tus metas piensa qué actividades son las mejores para alcanzarlas y cómo puedes incorporarlas a tu estilo de vida.

Siembra bienestar

La jardinería es una excelente opción para aquellos que buscan adoptar una actividad y que adoran estar al aire libre. La jardinería es una forma de entrenamiento de resistencia que te ayuda a fortalecer los músculos y que puede hacerte quemar un promedio de 300 calorías por hora.

Según los expertos, el realizar ejercicio moderado a intenso, como la jardinería, durante casi todos los días de la semana, constituye una cantidad suficiente de actividad física para reducir el riesgo de padecer de enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes e hipertensión. Puedes ejercitar tus miembros superiores revolviendo el montón de mantillo o abono, arrancando maleza a mano o rastrillando y azadonando. Cavar te fortalece los glúteos y muslos y empujar el segador o cortador de césped por todo tu jardín es un excelente ejercicio cardiovascular.

¿Prefieres caminar pero tiendes a aburrirte con facilidad?

Si te aburres al caminar, puedes solucionar esta situación cambiando las rutas que usualmente tomas o puedes emprender una buena escalada de vez en cuando. Si decides escalar, asegúrate de contar con zapatos con buena tracción, tales como los zapatos de montaña o un buen par de zapatos diseñados especialmente para correr o caminar. Se recomienda utilizar botas de escalar si vas a atravesar terrenos húmedos debido a que tienden a mantener tus pies secos. Lo más importante, sin embargo, es usar zapatos cómodos. Cerciórate de llevar agua en tus excursiones y si piensas estar de paseo por un buen tiempo quizás sea bueno que te lleves una pequeña merienda. Llevar un paso acelerado y tener que superar colinas puede incrementar la intensidad de tu ejercicio, lo cual aumentará tu resistencia y tono muscular.

Más allá de la activad que escojas ten en cuenta algunas guías:

  1. Siempre empieza cada sesión haciendo ejercicios adecuados de calentamiento y termina realizando ejercicios de enfriamiento.
  2. Asegúrate de aumentar gradualmente la intensidad y la frecuencia de tus actividades, porque si no lo haces, podrías terminar lesionándote.
  3. Acuérdate de aplicarte protector solar si vas a realizar ejercicio al aire libre.
  4. Escoge una actividad que disfrutes y que continúes haciendo durante la primavera, verano, otoño e, inclusive, el invierno.

*Especialista en nutrición deportiva y actividad física de MiDieta™

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?