SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los donantes gravemente obesos aumentan los riesgos de los niños con trasplantes de hígado

Por HealthDay -

Los niños con órganos procedentes de esos adultos tenían más probabilidades de perder el injerto y morir, halló un estudio

Los niños que reciben un hígado de un donante adulto gravemente obeso están en mayor riesgo de perder el injerto y morir tras la cirugía de trasplante, según un estudio reciente.

Sin embargo, cuando el donante es un niño, los investigadores hallaron que el índice de masa corporal (IMC) no aumentaba el riesgo de muerte de los niños que recibían un trasplante de hígado.

El estudio aparece en la edición de agosto de la revista Liver Transplantation.

"El IMC del donante se asocia con la obesidad posterior al trasplante, pero no con las tasas de supervivencia, de los recipientes adultos de hígado", explicó en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. Phillip Rosenthal, del Hospital Pediátrico Benioff de la Universidad de California, en San Francisco. "Nuestro estudio es el primero en evaluar el impacto del IMC del donante sobre los recipientes pediátricos de trasplante de hígado".

Los investigadores examinaron información sobre 3,788 niños que recibieron un trasplante de hígado de 2004 a 2010, usando datos recolectados de la Red Unida para la Compartición de Órganos (United Network for Organ Sharing, UNOS). Hallaron que un donante adulto con un IMC de 25 a 35 no se relacionaba con la pérdida del injerto ni de la muerte entre los recipientes pediátricos de hígados.

Sin embargo, cuando los donantes adultos tenían un IMC mayor de 35, el estudio mostró que el riesgo de pérdida del injerto y muerte aumentaba entre los niños que recibían hígados. Esto se sostuvo cuando los investigadores tomaron en cuenta otros factores de riesgo de los trasplantes.

"Aunque hallamos que era común que los donantes adultos tuvieran sobrepeso o fueran obesos, nuestro análisis sugiere que un IMC de 25 a 35 no debe disuadir de la donación de hígado", concluyó Rosenthal.

Investigaciones anteriores han mostrado que el número de adultos con sobrepeso y obesos que donan hígados a otros adultos ha aumentado en los últimos 20 años, según el comunicado.

Los autores del estudio dijeron que se necesita más investigación para comprender cómo la obesidad afecta a los niños que se someten a trasplantes de hígado.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?