SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los casos de Virus del Nilo Occidental 40 por ciento en una semana

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Los casos de Virus del Nilo Occidental 40 por ciento en una semana

Texas ha sido el estado más atacado por el brote, que aún no ha alcanzado su punto álgido, señalan expertos

-- Uno de los peores brotes del virus del Nilo Occidental que se haya experimentado en Estados Unidos sigue en expansión, y hasta el martes se habían reportado 66 muertes y 1,590 casos de enfermedad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Apenas desde la semana pasada, los casos han aumentado en 40 por ciento en todo el país, añadió la agencia.

Ahora, los casos han llegado a su nivel más alto desde que el virus transmitido por los mosquitos se halló en EE. UU. por primera vez en 1999, señalaron el miércoles en una conferencia de prensa los funcionarios de la agencia.

Aunque casi todos los estados han reportado al menos un caso de virus del Nilo Occidental, más del 70 por ciento de los casos se han dado en seis estados: Texas, Dakota del Sur, Mississippi, Oklahoma, Luisiana y Michigan.

El brote ha afectado más a Texas, donde se han reportado casi la mitad (45 por ciento) de todos los casos de EE. UU.

"El número reportado de personas con el virus del Nilo Occidental continúa en aumento", señaló el Dr. Lyle Petersen, director de la División de Enfermedades Infecciosas Transmitidas por Vectores de los CDC. "Hemos observado esta tendencia en epidemias anteriores de Nilo Occidental, así que el aumento no es inesperado", añadió. "De hecho, creemos que los números reportados aumentarán durante todo octubre".

Según Peterson, de los casos reportados hasta ahora, 56 por ciento sufren de lo que se conoce como enfermedad neuroinvasiva, cuando el virus entra al sistema nervioso y provoca afecciones como la meningitis o la encefalitis. Los demás casos reportados (44 por ciento) no son neuroinvasivos.

"Esas cifras representan un aumento de 40 por ciento frente al informe de la semana pasada de un total de 1,118 casos y 41 muertes", señaló Petersen.

Esas cifras pueden ser algo engañosas, dado que la mayoría de casos de Nilo Occidental no son neuroinvasivos, y mayormente no se reportan, según los CDC. Esto significa que el número de casos sin reportar probablemente supere por mucho a los reportados.

La enfermedad neuroinvasiva es la forma más grave de infección con el virus del Nilo Occidental, y por lo general esos pacientes son hospitalizados, comentó Petersen. El tamaño del brote se basa en esos casos, dado que son fáciles de identificar, añadió.

Los únicos estados que no han reportado casos son Alaska y Hawái, dijo.

"Según los informes actuales, creemos que el número de casos podría acercarse, o incluso superar, el número total reportado en las epidemias de los años 2002 y 2003, cuando cada año se reportaron más de 3,000 casos de enfermedad neuroinvasiva y más de 260 muertes", lamentó Petersen.

Los motivos de que este año haya un brote importante no están claros, dijo Petersen. La sequía en Texas quizás tuviera algo que ver, pero probablemente también hubo otros factores, añadió.

La mejor forma de evitar el virus es usar repelente contra insectos y respaldar los programas locales para erradicar los mosquitos, apuntó Petersen.

Actualmente, no hay un tratamiento para el virus del Nilo Occidental, ni una vacuna para prevenirlo, agregó.

En la conferencia de prensa, el Dr. David L. Lakey, comisionado del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas, dijo que "veo los datos y no estoy convencido de que hayamos llegado al punto álgido".

Desde la semana pasada, en Texas ha habido 197 casos nuevos y 10 muertes más, comentó Lakey. "Esas cifras continuarán en aumento", añadió.

En términos generales, el 80 por ciento de las personas infectadas con virus del Nilo Occidental desarrollan pocos o ningún síntoma, mientras que 20 por ciento desarrollan síntomas leves como dolor de cabeza, dolor articular, fiebre, sarpullido e inflamación de las glándulas linfáticas.

Menos del uno por ciento desarrollan enfermedades neurológicas, como la encefalitis o la meningitis, y desarrollan parálisis o dificultades cognitivas que pueden perdurar durante años, o durante toda la vida.

Las personas mayores de 50 años y las que tienen ciertas afecciones médicas, como cáncer, diabetes, hipertensión, enfermedad renal y trasplantes de órganos, están en mayor riesgo de enfermedad grave, según los CDC.

No hay un tratamiento específico para el virus del Nilo Occidental. El mayor riesgo de infección con el virus por lo general ocurre de junio a septiembre, y los casos alcanzan su punto máximo a mediados de agosto.

Y dado que los reportes se quedan por detrás del número real de infecciones, "suponemos que ocurrirán muchos más casos y que el riesgo de infección con el Nilo Occidental probablemente continuará hasta finales de septiembre", señaló Petersen.

Aunque la mayoría de personas con casos leves del virus del Nilo Occidental se recuperan solas, los CDC recomiendan que cualquiera que desarrolle síntomas consulte al médico de inmediato. La mejor forma de protegerse del virus del Nilo Occidental es evitar las picaduras de mosquito, que pueden contraer la enfermedad de las aves infectadas. Los CDC recomiendan los siguientes pasos para protegerse:

  • Usar repelente contra insecto cuando se esté al aire libre.
  • Usar mangas largas y pantalones desde el amanecer hasta el atardecer.
  • No dejar agua estancada al aire libre en contenedores abiertos, como floreros, cubos y piscinas de niños.
  • Instalar o reparar las ventanas y los mosquiteros en las puertas.
  • Usar aire acondicionado siempre que sea posible.

Más información

Para más información sobre el virus del Nilo Occidental, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?