SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Laminectomía

Por A.D.A.M. -

Definición

Es una cirugía para extirpar la lámina. Esta es una parte del hueso que constituye una vértebra en la columna. La laminectomía también se hace para extirpar espolones óseos en la columna. Este procedimiento puede aliviar la presión de los nervios raquídeos o la médula espinal.

Nombres alternativos

Descompresión lumbar; Laminectomía descompresiva; Laminectomía: cirugía de la columna

Descripción

La laminectomía abre el conducto raquídeo de manera que los nervios raquídeos tengan más espacio. Se puede hacer junto con una discectomía, una foraminotomía y una artrodesis vertebral. Usted estará dormido y no sentirá dolor (anestesia general).

Durante la cirugía:

  • Se acostará boca abajo en la mesa de operaciones. El cirujano hará una incisión (corte) en la mitad de la espalda o del cuello.
  • Se apartarán hacia un lado la piel, los músculos y los ligamentos. Es posible que el cirujano use un microscopio quirúrgico para ver dentro de la espalda.
  • Se pueden extirpar parte o todos los huesos laminares en ambos lados de la columna vertebral, junto con la apófisis espinosa, la parte angular de la columna vertebral.
  • El cirujano extirpará cualquier fragmento discal pequeño, espolones óseos u otro tejido blando.
  • El cirujano también podría realizar en este momento una foraminotomía para ensanchar la abertura por donde las raíces nerviosas viajan fuera de la columna vertebral.
  • El cirujano podría realizar una artrodesis vertebral para constatar que la columna vertebral esté estable después de la cirugía.
  • Los músculos y otros tejidos se pondrán de nuevo en su lugar. Se suturará la piel.
  • La cirugía demorará de 1 a 3 horas.

Por qué se realiza el procedimiento

La laminectomía se hace con frecuencia para tratar la estenosis raquídea. En el procedimiento, se extirpan los huesos y discos dañados y se abre más espacio para los nervios raquídeos y la columna.

Los síntomas pueden ser:

  • Dolor o entumecimiento en una o ambas piernas.
  • Usted puede sentir debilidad o pesadez en las nalgas o piernas.
  • Puede tener problemas para vaciar o controlar la vejiga y el intestino.
  • Usted tiene mayor probabilidad de tener síntomas, o de que los síntomas sean peores, al estar de pie o caminando.

Usted y su médico pueden decidir cuándo necesita hacerse la cirugía para estos síntomas. Los síntomas de la estenosis raquídea con frecuencia empeoran con el tiempo, pero esto puede suceder muy lentamente.

Cuando los síntomas se agravan e interfieren con su vida cotidiana o su trabajo, la cirugía puede servir.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general son:

Los riesgos de la cirugía de la columna vertebral son:

  • Infección en la herida o los huesos de la columna
  • Daño a un nervio raquídeo, lo que causa debilidad, dolor o pérdida de la sensibilidad
  • Dolor que se alivia parcialmente o que no se alivia después de la cirugía
  • Retorno del dolor de espalda en el futuro

Si usted tiene artrodesis vertebral, la columna vertebral por encima y por debajo de la fusión tiene mayor probabilidad de darle problemas en el futuro.

Antes del procedimiento

Le realizarán una radiografía de la columna vertebral. También pueden realizarle una resonancia magnética o una mielografía por TC antes del procedimiento para confirmar si tiene una estenosis raquídea.

Coméntele al médico o al personal de enfermería qué fármacos está tomando. Esto incluye medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante los días antes de la cirugía:

  • Prepare su casa para cuando salga del hospital.
  • Si usted es fumador, necesita dejar el cigarrillo. Las personas que tienen una artrodesis vertebral y siguen fumando pueden no sanar tan bien. Pídale ayuda al médico.
  • Dos semanas antes de la cirugía, el médico o el personal de enfermería le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificultan la coagulación de la sangre. Estos incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil y Motrin), naproxeno (como Aleve y Naprosyn).
  • Si tiene diabetes, cardiopatía u otros problemas de salud, el cirujano le pedirá que acuda a su médico habitual.
  • Coméntele al médico si usted ha estado bebiendo mucho alcohol.
  • Pregúntele qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Coméntele al médico de inmediato si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquiera otra enfermedad que usted pueda tener.
  • Posiblemente quiera acudir a un fisioterapeuta con el fin de aprender algunos ejercicios para hacer antes de la cirugía y para practicar el uso de las muletas.

En el día de la cirugía:

  • Probablemente se le solicitará no beber ni comer nada durante 6 a 12 horas antes del procedimiento.
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua. 
  • El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital. No olvide llegar a tiempo.

Después del procedimiento

El médico o el personal de enfermería lo animarán a levantarse y caminar un poco tan pronto como el efecto de la anestesia desaparezca, si no le practicaron además una artrodesis vertebral. La mayoría de las personas se va a casa de 1 a 3 días después de la cirugía.

Siga las instrucciones sobre cómo cuidar su herida y su espalda en casa.

Usted debe ser capaz de manejar luego de una semana o dos y retomar el trabajo ligero luego de 4 semanas.

Expectativas (pronóstico)

La laminectomía para la estenosis raquídea con frecuencia brinda alivio total o parcial de los síntomas.

Es posible que se presenten problemas de la columna vertebral en el futuro para todas las personas después de una cirugía de columna vertebral. Si a usted le hicieron una artrodesis vertebral y una laminectomía, es más probable que la columna por encima y por debajo de la fusión tenga problemas en el futuro.

Usted podría tener otros problemas adicionales si necesitó más de un tipo de procedimiento además de la laminectomía (laminectomía, foraminotomía o artrodesis vertebral).

Referencias

Bell GR, Connolly ES. Laminotomy, laminectomy, laminoplasty, and foraminotomy. In: Benzel EC, ed. Spine Surgery. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 53.