SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La falta de energía es más peligrosa que el calor

Por Healthday News -
La falta de energía es más peligrosa que el calor

Consejos de expertos sobre cómo permanecer fresco si ha perdido la electricidad

La ola de calor que bate récords en la mitad oriental de EE. UU. ya es bastante incómoda, pero millones de personas no tienen electricidad para ayudarles a afrontar las abrasadoras temperaturas.

Se calcula que dos millones de clientes, desde Carolina del Norte hasta Nueva Jersey, y llegando hasta el oeste en Illinois, se quedaron sin electricidad el lunes por la mañana, reportó USA Today, y las empresas de servicios públicos advirtieron que el apagón podría durar varios días más.

Sin energía, las personas batallan para afrontar las peligrosamente altas temperaturas, sin poder seguir los consejos estándares que incluyen estar en un lugar con aire acondicionado o usar ventiladores para mantenerse frescos.

El Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, aconseja refrescarse en una piscina o en algún otro cuerpo de agua. También aconseja beber bastante agua durante todo el día para evitar la deshidratación.

"No beba solo cuando tenga sed. Adelántesele a la sed y beba de forma constante durante todo el día", planteó.

Las bebidas deportivas que contienen electrolitos como el sodio y el potasio con pequeñas cantidades de glucosa podrían ayudar a combatir la deshidratación, anotó Glatter, pero las bebidas y productos con cafeína y grandes cantidades de azúcar pueden empeorarla.

Dado que los niños y los adultos mayores son particularmente vulnerables a la deshidratación, se deben vigilar con frecuencia, y animarles a beber muchos líquidos, añadió.

Las señales de estar sobrecalentado o en riesgo de un problema relacionado con el calor incluyen mareo, náuseas y dolor de cabeza. Si los niños o las personas mayores muestran cualquiera de estas señales, deben acudir a la sala de emergencias para buscar atención médica.

"Si las personas tiene una temperatura elevada y están confusas, es importante no administrar cosas como Advil, Tylenol ni aspirina, porque esos fármacos pueden empeorar la insolación", señaló Glatter. "No administre medicamentos para reducir la temperatura en una emergencia relacionada con el calor".

Si tiene electricidad pero no aire acondicionado, puede rociar su cuerpo con agua y sentarse frente a un ventilador para mantenerse fresco, planteó.

Muchas personas mayores toman medicamentos que afectan la capacidad del cuerpo de enfriarse a través de la sudoración, entre ellos diuréticos y algunos antihipertensivos. Las personas con sobrepeso podrían también ser más vulnerables a la enfermedad por calor, debido a su tendencia a retener más calor corporal, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Si tiene que pasar tiempo al aire libre, use ropa floja y de colores claros, y un sombrero de ala ancha para protegerse de los rayos del sol, anotó Glatter.

Los CDC recomiendan un "sistema de compañero" cuando trabaje al calor, para monitorizar la salud de sus compañeros de trabajo y que ellos hagan lo mismo por usted. La enfermedad inducida por el calor puede hacer que una persona se sienta confundida o pierda el sentido, y si ve que esto sucede, debe llamar al 911 de inmediato.

Incluso periodos cortos a temperaturas muy altas pueden provocar problemas graves de salud, así que los CDC recomiendan que escuche los informes de los medios locales o que se ponga en contacto con los departamentos de salud locales para obtener actualizaciones de seguridad. Esforzarse demasiado un día caliente, pasar demasiado tiempo al sol o en un lugar muy caliente puede provocar enfermedades relacionadas con el calor.

Según los CDC, hay varios tipos de enfermedades por calor a los que debe estar atento, tanto en usted mismo como en los demás:

  • La insolación sucede cuando el cuerpo no puede regular su propia temperatura. Se pierde la capacidad de sudar, y el cuerpo no es capaz de enfriarse. La temperatura corporal puede subir a 41 Cº (106 Fº) o más en apenas diez a quince minutos. La insolación puede provocar la muerte o discapacidad permanente si no se administra tratamiento de emergencia. Los síntomas incluyen piel enrojecida, caliente y seca, un pulso rápido y fuerte, un dolor de cabeza palpitante, mareo, náuseas y confusión. Cuando estos síntomas ocurren, la víctima debe ser enfriada rápidamente usando cualquier método que esté disponible, lo que incluye poner a la persona en una bañera de agua fría o darle una dicha fría, mojarla con una manguera o arroparla en una sábana fría. No le dé líquidos a la persona, y obtenga atención médica lo antes posible.
  • El agotamiento por calor es una forma más leve de la enfermedad por calor que puede desarrollarse tras varios días de exposición a temperaturas altas y falta de líquidos. Las personas más vulnerables al agotamiento por calor son las mayores, las que sufren de hipertensión y las que trabajan o hacen ejercicio en el calor. Los síntomas incluyen sudoración excesiva, palidez, calambres musculares, fatiga, mareo, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y desmayos. La piel podría estar fresca y húmeda, y el pulso rápido y débil, mientras que la respiración podría ser rápida y superficial. Ayude a la víctima a enfriarse, y busque atención médica si los síntomas empeoran o duran más de una hora.
  • Los calambres por calor por lo general suceden cuando uno suda mucho durante una actividad agotadora. Los calambres por calor también pueden ser un síntoma del agotamiento por calor. Los síntomas incluyen dolores o espasmos musculares, por lo general en el estómago, los brazos o las piernas. Si experimenta calambres, debe detener toda actividad de inmediato y sentarse en un lugar fresco. Beba líquidos claros o bebidas deportivas, y no vuelva a la actividad agotadora durante unas cuantas horas. Si los calambres no se detienen en un plazo de una hora, busque atención médica.

Más información

Para más información sobre cómo afrontar las olas de calor, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?