SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El "pedicure" con peces abre la puerta a infecciones

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
El "pedicure" con peces abre la puerta a infecciones

La práctica de los balnearios de salud es muy malsana, informa un estudio

JUEVES, 17 de mayo (HealthDay News) -- Las "pedicuras de peces" en los balnearios de salud pueden exponer a los recipientes a una variedad de patógenos e infecciones bacterianas, advierte un equipo de científicos.

La práctica de exponer los pies a peces de agua dulce vivos que se comen la piel muerta o dañada, sobre todo por motivos cosméticos, ha sido prohibida en muchos (pero no todos) los estados de EE. UU., pero aparentemente es una moda muy popular en Gran Bretaña.

Es tan así que los investigadores británicos enviaron su advertencia en una carta publicada en la edición de junio de Emerging Infectious Diseases, una revista de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Oficialmente conocido como "ictioterapia", el procedimiento por lo general involucra la importación de los llamados "peces médicos", una especie euroasiática conocida como "Garra rufa". Los peces se colocan en una tina de spa, el pie (o incluso todo el cuerpo) se sumerge, y el festín náutico de piel muerta o sobrante comienza.

¿El problema? Los peces pueden ser anfitriones de una amplia variedad de organismos y enfermedades, algunas de las cuales pueden provocar infecciones invasivas de los tejidos blandos en los humanos expuestos, y muchos de los cuales son resistentes a los antibióticos, según investigadores del Centro de Ciencias del Ambiente, Pesquerías y Acuacultura (CEFAS) en Weymouth.

En la carta, el líder del equipo del CEFAS David W. Verner-Jeffreys hizo referencia a una encuesta de 2011 que sugirió que actualmente en Reino Unido hay más de 297 "balnearios de peces", y un estimado de 15,000 a 20,000 peces entran en el país cada semana, provenientes de países euroasiáticos.

Verner-Jeffreys señaló que en abril de 2011, 6,000 peces importados de Indonesia para balnearios de peces de Reino Unido fueron afectados por un brote de enfermedad que provocaba hemorragia de las branquias, boca y abdomen, resultando en la muerte de casi todos los especímenes.

A su vez, científicos de Reino Unido descubrieron señales de infección bacteriana (provocada por un patógeno que llaman "S agalactiae") en los hígados, riñones y bazos de los peces.

Verner-Jeffreys apuntó que tras el descubrimiento, su equipo llevó a cabo cinco redadas a lotes de peces que llegaban por el aeropuerto de Heathrow, y descubrieron señales adicionales de infección con una variedad de patógenos adicionales. Se halló que muchos eran resistentes a fármacos antimicrobianos estándares como la tetraciclina, la fluoroquinolona y la aminoglicosida.

"A la fecha, solo hay un número limitado de informes de pacientes que podrían haber resultado infectados mediante esa ruta de exposición", apuntó Verner-Jeffreys en su carta. "Sin embargo, nuestro estudio plantea algunas inquietudes sobre el grado en que estos peces, o el agua en que se transportan, podrían contener patógenos zoonóticos potenciales de enfermedad de relevancia clínica".

Los científicos señalaron que las personas que sufren de diabetes, enfermedad hepática y/o trastornos inmunitarios están en un riesgo particularmente alto.

Verner-Jeffreys sugirió que los balnearios que ofrecen pedicuras con peces usen peces libres de enfermedad criados en ambientes controlados.

George A. O'Toole, profesor del departamento de microbiología e inmunología de la Facultad de Medicina Geisel de la Universidad de Dartmouth en Hanover, New Hampshire, añadió sus propias preocupaciones.

"Evitaría esta experiencia", apuntó. "Probablemente esterilizar a estos peces no sea factible. En cuanto al agua en sí, incluso si la cambian entre pacientes, estos organismos forman comunidades de biofilm o biopelícula que se adhieren a las superficies de las tinas mismas. Es como una lente de contacto que nunca se desinfecta. Simplemente pasarles un paño no es suficiente. A menos que se sea increíblemente responsable sobre la esterilización de esas tinas no morirán, y volverán a contaminar el próximo lote de agua. Todo esto es una mala idea".

El Dr. Philip Tierno, director de microbiología y patología del Centro Médico de la Universidad de Nueva York, en esa ciudad, se mostró de acuerdo.

"Es una mala idea por varios motivos", dijo. "Dado que estos patógenos pueden provocar una infección grave en una herida. O una infección de la sangre. O diarrea. O incluso plantear una amenaza al feto de una mujer embarazada".

"Realmente, existe el potencial de varios tipos de infección", añadió Tierno. "Porque teóricamente, cuando toca un área que un pez ha mordido, puede seguir habiendo organismos. Y entonces puede tocarse la boca sin darse cuenta, e introducirlos en su sistema".

Más información

Para más información sobre la salud de los pies, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?