SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Anticoagulantes, claves contra tromboemolismo venoso

Por Violeta Merlo -
Anticoagulantes, claves contra tromboemolismo venoso
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Existen diferentes situaciones clínicas que tienen un riesgo muy elevado de desarrollar enfermedad tromboembólica venosa (ETV). La prevención farmacológica a base de anticoagulantes es clave para estabilizar el trombo e impedir su fragmentación aseguran especialistas.

El Dr. Roberto Aguila Márquez, angiólogo y cirujano vascular del Hospital Ángeles en México, explicó a HolaDoctor que aunque cualquier persona podría presentar un tromboembolismo venosos hay algunos factores que aumentan su riesgo de presentarlo, entre ellos: las cirugías, cáncer y tratamientos para el cáncer, traumatismo, períodos extensos sin moverse, obesidad, venas varicosas y ciertas enfermedades como insuficiencia cardíaca.

El especialista reconoció que si bien se trata de un mal silencioso y de difícil diagnóstico, los anticoagulantes orales juega un papel importante en el tratamiento, pues reducen el riesgo de complicaciones, incapacidad y muerte prematura.

Aguila Márquez indicó que aunque se trata de una condición grave que en la mayoría de los pacientes requiere hospitalización para controlar el daño, en la actualidad existen herramientas farmacológicas de nueva generación (dabigatrán) que ofrecen una anticoagulación efectiva, predecible y consistente y que además, no requieren someter al paciente a exámenes de laboratorio para monitorear los niveles de coagulación y ajustar la dosis, a fin de evitar cuadros hemorrágicos.

“El tratamiento preventivo es de esencial importancia para evitar la aparición de un tromboembolismo venoso. Si el paciente no se administra estos medicamentos se puede convertir en parte de las estadísticas”, ya que podría presentar complicaciones a largo plazo (síndrome postrombótico) como: inflamación, dolor, descoloración y descamación de la extremidad afectada, sentenció.

El médico angeólogo pidió a las personas estar alerta ante cualquiera de los siguientes síntomas para reconocer los indicios de una trombosis venosa profunda: dolor o hinchazón repentina, enrojecimiento de la piel, dolor constante en una pierna cuando se está de pie o se camina.

En el caso de la embolia pulmonar los indicios pueden ser: tos repentina con producción de sangre, dificultad respiratoria repentina, dolor en las costillas cuando respira, dolor agudo en el pecho debajo de los senos o en un costado, ardor, dolor o sensación de pesadez constante en el pecho, respiración o latinos acelerados.

Cifras y datos

Es la tercera causa de muerte cardiovascular a escala mundial, después de la cardiopatía coronaria y los eventos vasculares cerebrales. 10% de las muertes hospitalarias son producidas por una embolia pulmonar.

En México se estima, según cifras de las autoridades de salud, que existe un aproximado de 500 mil casos al año.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?