SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Segundo caso sospechoso de Ébola en EE.UU.

Por -
Segundo caso sospechoso de Ébola en EE.UU.
CRÉDITO: GETTY IMAGES

Kaiser Permanente emitió un comunicado el martes 19 de agosto para confirmar que un paciente en su Centro Médico del Sur de Sacramento, permanece aislado y está siendo examinado por probable infección con el virus del Ébola. Hay dos estadounidenses enfermos de Ébola y dos bajo sospecha que en este momento se están analizando.

Mientras que el doctor Kent Brantly y la misionera Nancy Writebol, quienes contrajeron el Ébola ayudando a combatir el virus en Liberia, se recuperan en el Hospital de la Universidad Emory, en Atlanta, dos casos de probable infección han despertado la atención y la puesta en marcha de medidas sanitarias especiales.

Por un lado, el día 18 de agosto se difundió la noticia de que una maestra de 30 años podría estar infectada con el virus del Ébola. Ella presenta fiebre, dolor de cabeza y de garganta, así como dolor muscular, pero se encuentra en condición estable en el Hospital de la Universidad de Nuevo México. Está aislada y bajo todas las medidas de seguridad para proteger al personal médico y a los otros pacientes, informó un portavoz del Departamento de Salud.

El más reciente es el de un hombre de identidad reservada que podría haber estado expuesto al virus del Ébola, fue aislado en un hospital de Sacramento, en California, informó el grupo de cuidados médicos de Kaiser Permanente.

Las muestras de los dos pacientes bajo sospecha de Ébola están siendo analizadas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para descartar o confirmar si alguno de ellos porta el mortal virus.

"Estamos trabajando con la división de Salud Pública del condado de Sacramento en la observación de un paciente internado en el centro médico de Kaiser Permanente, y que podría haber estado expuesto al virus del Ébola", dijo en un comunicado Stephen Parodi, especialista en enfermedades infecciosas. “Los CDC examinarán las muestras de sangre”, agregó.

"Para proteger a nuestros pacientes, personal y médicos, incluso cuando la infección por el virus no está confirmada, tomaremos las acciones recomendadas como precaución por los CDC, al igual que hacemos con otros pacientes con una enfermedad infecciosa sospechosa", explicó Parodi.

"Esto incluye aislamiento del paciente en una habitación especialmente equipada y el uso de equipamiento protector por parte del personal entrenado, coordinado con los especialistas de enfermedades infecciosas", agregó.

Los números fatales del Ébola

El brote de Ébola más feroz de la historia que azota a Liberia, Nigeria y Sierra Leona, ya enfermó a más de 2,240 personas y provocó 1,229 muertes, según informó el 19 de agosto la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El único lugar donde hay una leve esperanza de que el virus pueda ser controlado, es en Nigeria. Allí se mantiene estable en los distintos recuentos de la OMS: son 12 confirmados desde la llegada de la enfermedad a Lagos el 20 de julio de 2014 y todos ellos estuvieron en contacto directo con el hombre que llevó el Ébola al país, y que falleció cinco días después.

El tiempo transcurrido sin que se hayan confirmado nuevos casos excede ya los 21 días del período máximo de incubación del virus, y eso permite, por primera vez, una interpretación optimista, según anunció la OMS.

Pero en los otros tres países africanos afectados (Guinea-Conakry, Liberia y Sierra Leona) los datos no son tan buenos, porque la infección continúa sin bajar el ritmo, por ejemplo en Liberia, los afectados se duplican cada 15 días y en Sierra Leona, cada 30 días.

Síntomas del Ébola

El virus causa fiebre hemorrágica viral (FHV), un grupo de virus que afecta a múltiples sistemas de órganos en el cuerpo y a menudo se acompaña de sangrados, informan los CDC.

Los primeros síntomas del virus son: aparición repentina de fiebre, debilidad, dolor muscular, dolores de cabeza y dolor de garganta. Estos síntomas pueden aparecer entre los 2 y 21 días después de la infección. Los signos se parecen a una versión extrema de las señales de la gripe: intenso dolor muscular, fatiga, fiebre alta. Sin embargo, pronto aparecen las diferencias, con un salpullido que comienza a cubrir todo el cuerpo.

De ahí en más, la persona comienza a sangrar por todos sus orificios -boca, oídos, ojos, ano- y en el 95% de los casos sobreviene la muerte porque el cuerpo colapsa.

Aún no hay un tratamiento eficaz, y por ende, no existe la cura para este virus, aunque hay varias vacunas en proceso de experimentación y prueba. La única medida es el aislamiento del paciente, y cuidados paliativos que alivien los síntomas.

Mujer en Nuevo México, bajo sospecha de Ébola

Los virus hermanos del Ébola

Ébola: ¿se puede controlar?

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?