SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

México: 90% padece enfermedad del beso

Por -
México: 90% padece enfermedad del beso
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

La mononucleosis infecciosa, conocida popularmente como la “enfermedad del beso” es más común de lo que imaginas y es muy probable que la hayas padecido sin darte cuenta pues afecta al 90% de los mexicanos, de acuerdo con Luis Arturo Eguiza Salomón, profesor titular en la Clínica de Infectología de la Escuela Superior de Medicina (ESM) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

De acuerdo con el especialista la enfermedad del beso es causada por el Virus Epstein-Barr (VEB) y se transmite a través de la saliva, sangre u órganos trasplantados de pacientes que padecen o padecieron la enfermedad, es de alta prevalencia en México y se estima que al llegar a los 18 años de edad, al menos 90% de los mexicanos se ha infectado en algún momento de su vida con el virus que pertenece a la misma familia que el herpes.

La mononucleosis es una infección que cursa con síntomas similares a los de la gripe y que suele remitir espontáneamente en pocas semanas con ayuda de reposo y abundantes líquidos.

En conferencia de prensa, el especialista subrayó que una vez que se contrae el virus, permanece en forma latente de por vida y aseguró que “si analizamos serológicamente en México a 100 individuos de menos de 20 años, podremos comprobar que por lo menos 90% ya ha padecido esta enfermedad; en Estados Unidos se habla de una prevalencia de 75% en adultos jóvenes”.

Eguiza Salomón indicó que los individuos que han padecido la enfermedad tienen una eliminación intermitente del virus durante toda la vida, el periodo de incubación es similar al virus de la hepatitis A, de 30 a 50 días, y la forma de presentación de la enfermedad depende de la edad.

“En los países subdesarrollados como el nuestro, generalmente el contagio ocurre en los primeros años de vida, habitualmente antes de los 5 años, pues hay evidencias de que el 50% de los niños en México menores de 5 años ya padeció esta enfermedad, claro, en forma subclínica (sin manifestaciones clínicas evidentes), en tanto que los preescolares la presentan en forma clínica, pero exclusivamente como faringitis exudativa, muy similar a la producida por estreptococo o adenovirus”, puntualizó.

Los síntomas de la mononucleosis a menudo se confunden con los de la gripe o los de la faringitis estreptocócica, por lo que inicialmente las manifestaciones se relacionan con fiebre de baja intensidad, fatiga, cefalea y náuseas. 

A los cinco días se acentúa la elevación de la temperatura, se presenta disfagia (dificultad para comer), faringitis exudativa, proceso linfoproliferativo severo, linfadenopatía (fuerte inflamación y posiblemente delicada de las glándulas linfáticas) que puede aparecer en todo el cuerpo, pero que es más aparente al nivel del cuello, particularmente en la cadena posterior, esplenomegalia (agrandamiento del bazo), exantema (10 a 20 por ciento de los casos), hepatitis, ictericia (piel de tonalidad amarilla) y mialgias (dolores musculares).

El especialista señaló que los pacientes con mononucleosis infecciosa no complicada únicamente requieren tratamiento sintomático (utilizar antiinflamatorios no esteroideos para aliviar la fiebre, faringitis, cefalea y el malestar general), administrar abundantes líquidos y dieta blanda, mientras que el uso de antibióticos debe limitarse al tratamiento de infecciones bacterianas.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?