Publicidad

Editar mi perfil

Crean vacuna con partículas de oro

Por -

La innovadora terapia se utilizará para curar el Virus Respiratorio Sincitial (VRS), que afecta anualmente a 65 millones de personas en todo el mundo, en su mayor parte, a niños y ancianos. Con las nanopartículas de oro, los científicos logran "engañar" al sistema inmune.

Una cura que puede valer oro. Científicos de la Universidad Vanderbilt, en Tennessee, desarrollaron un método de vacunación que utiliza nanopartículas de este preciado metal para imitar el virus y llevar proteínas al sistema inmune del cuerpo.

El avance se aplicará para tratar el Virus Respiratorio Sincitial (VRS), la mayor causa de infecciones durante la infancia, y para el cual no existe una prevención.

El nuevo tratamiento, que fue publicado en Nanotechnology, se separa del enfoque tradicional de usar virus muertos o inactivos como vacuna: el oro hace la gran diferencia.

Los científicos engañaron al sistema inmune. Utilizaron una proteína de la superficie del virus para que el sistema inmune lo reconozca, y la transfirieron a la superficie de la partícula de oro.

"Así el cuerpo piensa que ha visto a un virus o algo parecido, aunque las partículas no pueden crecer como los virus", señaló a BBCMundo James Crowe, el investigador principal. Y entonces se activan las células inmunes de la sangre, y al desfenderse, podrían curar la infección.

Hay otras investigaciones que señalan la utilidad del oro en la medicina: en julio de 2012, científicos de la Universidad de Missouri, en EE.UU descubrieron un tratamiento con nanopartículas radioactivas de oro y un compuesto del té verde, que combinados serían una mejor opción que la quimioterapia para tratar el cáncer de próstata.

El Virus Respiratorio Sincitial causa síntomas leves, similares a los de un resfrío. Sin embargo, puede provocar problemas serios entre los bebés, como la neumonía y otras complicaciones respiratorias severas.

En casos raros, puede llevar a la muerte. Los bebés prematuros y los que tienen otros problemas de salud, corren el mayor riesgo.

Los análisis pueden confirmar si el niño tiene el virus, informan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés).

El VRS se transmite fácilmente de una persona a otra, por contacto directo con alguien que lo tiene o por tocar objetos infectados como juguetes.

El lavado frecuente de manos y no compartir utensilios para comer o beber, son formas simples de prevenir la diseminación de la infección por VRS, según los CDC.

Más para leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo