SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

No come ni bebe nada por raro mal

Por -
No come ni bebe nada por raro mal
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Maci-Louise Muller, una pequeña de dos años y medio daría cualquier cosa por comer una galleta o poder beber algo, sin embargo, no puede ya que sufre de un extraño trastorno digestivo que hace que enferme severamente después de consumir cualquier alimento o bebida. Ella debe ser alimentada vía intravenosa cada noche.

En un inicio, a los dos meses de edad, Maci fue diagnosticada con enterocolitis eosinofílica (una condición que se caracteriza por una severa inflamación intestinal posiblemente causada por parásitos, alergias alimentarias o vasculitis), sin embargo, su condición ha ido empeorado y a su corta edad ya le han realizado 6 endoscopías (procedimiento que permite que el médico vea el interior de su cuerpo), de acuerdo con el diario británico Mirror que publica su historia.

Los médicos del Hospital Great Ormond Street en Londres, Reino Unido, han puesto a prueba diferentes tipos de alimentación para tratar de encontrar una solución, pero su cuerpo ha rechazado todas las intervenciones.

La mamá de Maci, Sophie Muller, de 27 años, de Cambridge Road, Southend, dijo al diario que cuando su hija tenía 6 meses de edad comenzó a empeorar. "Maci perdió peso, su cabello se cayó y ella parecía un poco extraña”, señaló.

Maci no tiene ninguna energía, apenas puede caminar y está cansado todo el tiempo. "Ella no puede soportar cualquier alimento o bebida sin estar enferma”, una hora de retraso en su alimentación vía intravenosa puede poner en riesgo su vida, señaló la afligida madre.

Su papá, Stephen Newman, de 31 años, dijo que la condición de Maci ha afectado la vida de toda la familia. "Nadie puede comer en frente de Maci” “nuestros otros cuatro hijos no puede comer ni beber nada delante de ella”, comentó. "Es realmente difícil. Ella quiere comida y bebida, y es difícil tener que decir que no, pero se qué es lo mejor para ella", narró Newman.

De acuerdo con la Asociación Norteamericana de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas (NASPGHAN, por sus siglas en inglés), la insuficiencia intestinal ocurre cuando una porción significativa del intestino delgado no está presente o no funciona normalmente. El aparato digestivo de las personas con esta condición es incapaz de digerir y absorber nutrientes suficientes para mantener un balance de fluidos normal, asegurar el crecimiento y la salud.

Generalmente la insuficiente intestinal es tratada con un ajuste a la dieta, según la capacidad del intestino para absorber nutrientes. Al principio usualmente se requiere de nutrición parenteral total (NPT) para mantener la nutrición y una buena hidratación, aunque se espera que con el tiempo el intestino delgado se adapte para permitir la nutrición intestinal (enteral) exclusivamente.

Las fórmulas pre-digeridas e hipoalergénicas mejoran la absorción intestinal y a menudo se agregan vitaminas y minerales extra. Estas fórmulas usualmente se dan despacio a través de una sonda de alimentación y una bomba, a veces sólo por la noche. Administrar la fórmula con un lento goteo da al intestino más tiempo para absorber los nutrientes. Se puede considerar el trasplante intestinal y/o hepático para formas severas de insuficiencia intestinal o cuando la NPT a largo plazo ha producido una severa enfermedad del hígado.

El pronóstico de la insuficiencia intestinal depende de muchos factores, incluyendo la longitud y sección específica del intestino perdido, las complicaciones experimentadas por el niño (particularmente las infecciones y los trastornos del hígado) y si otros órganos del cuerpo (corazón, pulmones, riñones) están funcionando bien.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?