SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El reflujo ácido aumenta junto con la obesidad

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
El reflujo ácido aumenta junto con la obesidad

Los síntomas de ERGE se han relacionado con el cáncer de esófago, afirman investigadores

MIÉRCOLES, 21 de diciembre (HealthDay News) -- A medida que la epidemia de obesidad se generaliza por todo el mundo, más personas sufren de reflujo ácido, probablemente aumentando el número de las que sufrirán de cáncer de esófago, sugiere un estudio reciente.

En Noruega, la prevalencia del reflujo ácido, también llamado enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), ha aumentado casi 50 por ciento en la última década, afirman investigadores liderados por el Dr. Eivind Ness-Jensen, del Departamento de Salud Pública y Práctica General del Instituto de Investigación HUNT de la Universidad Noruega de Ciencias y Tecnología, en Levanger.

El creciente número de personas obesas es "el principal factor atribuible", afirmó.

Ness-Jensen dijo que la misma tendencia de síntomas crecientes de ERGE sucede en Estados Unidos y todos los países occidentales.

"El problema es que estos síntomas se asocian con adenocarcinoma del esófago inferior", advirtió Ness-Jensen. "Lo que tememos es una creciente incidencia de este cáncer, que ya está en aumento. Podría empeorar en el futuro".

Hay pocos tratamientos para este cáncer y el pronóstico es "muy malo", lamentó Ness-Jensen. "Afortunadamente, muy poca gente lo contrae, pero el número aumenta con rapidez".

Es posible que perder peso podría reducir el riesgo de desarrollar ERGE y cáncer del esófago, añadió Ness-Jensen. "Será nuestro próximo estudio", afirmó.

El estudio aparece en la edición en línea del 21 de diciembre de la revista médica Gut.

El equipo recolectó datos sobre casi 30,000 personas que participaron en el Estudio de Salud Noruego de Nord-Trondelag de 1995 a 2009.

En ese periodo, la prevalencia de personas con síntomas de ERGE aumentó en 30 por ciento, y el número de los que tenían síntomas graves aumentó en 24 por ciento, hallaron los investigadores.

Los que tenían síntomas de ERGE al menos una vez por semana aumentaron en 47 por ciento, añaden.

Tanto hombres como mujeres de todas las edades experimentaron un aumento en la ERGE. Sin embargo, los síntomas más graves fueron sobre todo entre personas de mayor edad, halló el grupo de Ness-Jensen.

Entre los que tenían los síntomas más severos, 98 por ciento tomaban fármacos para suprimir los síntomas, frente a 31 por ciento de los que tenían síntomas leves, anotaron los investigadores.

Las que tenían menos probabilidades de sufrir de ERGE eran las mujeres menores de 40 años, pero las mujeres fueron más propensas a desarrollar la afección con la edad. Los síntomas graves se vieron sobre todo entre los que tenían de 60 a 69 años de edad.

Alrededor del dos por ciento de los que tenían ERGE experimentaron una desaparición espontánea de sus síntomas. Esto ocurrió sobre todo entre mujeres menores de 40 años, anotaron los investigadores.

El Dr. Daniel Sussman, profesor asistente de gastroenterología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami, comentó que "los síntomas de reflujo aumentan en EE. UU., en parte debido a que los pacientes lo notan más y los médicos son mejores en su detección y tratamiento".

Lo más importante es que el estilo de vida, la dieta y la obesidad causan el aumento en los síntomas de reflujo, enfatizó. "Mi sospecha es que la obesidad es lo que más contribuye", dijo Sussman.

El mayor efecto secundario de la ERGE es para la calidad de vida del paciente, lamentó Sussman. Observó que, por supuesto, también es un factor de riesgo del cáncer del esófago.

Sussman comentó que hay evidencia de que perder peso ayuda a mejorar los síntomas de reflujo y a reducir el riesgo de cáncer.

Más información

Para más información sobre el reflujo ácido, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?