SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mujer contra mujer: Cómo prevenir una ETS

Por -
Mujer contra mujer: Cómo prevenir una ETS
CRÉDITO: THINKSTOCK

Parásitos, bacterias, viruses provocan distintas enfermedades que afectan a millones de personas y la mayoría no sabe que tiene alguna enfermedad de transmisión sexual. Las relaciones entre mujeres no se salvan del contagio, aunque mucha gente crea lo contrario y no utiliza métodos de protección, indican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en su nuevo informe sobre el tema.

Las mujeres que tienen sexo con mujeres son un grupo de diversa identidad sexual, dice el informe de los CDC, pero que sea cual fuere esta se involucran en una serie de conductas sexuales que implican riesgo de contraer ETS y VIH.

Se calcula que un 6,7% de las estadounidenses de más de 15 años han tenido relaciones sexuales con personas del mismo sexo y un 3,6% lo han hecho en los últimos años. 

Sin embargo, entre la comunidad científica aún no existen acuerdos sobre el verdadero riesgo a la salud que implican estas relaciones sexuales y en la sociedad en general, existe la creencia de que no lo hay y por lo tanto, no se toman medidas.

A pesar de que existen medidas preventivas al alcance de la mano como el uso de condones en los consoladores, el uso de protector bucal para las enfermedades de transmisión oral, el condón femenino y los guantes de látex, los estudios científicos mencionados por los CDC hablan de que es casi inexistente el grupo de mujeres que utilizan métodos de protección y barrera al tener encuentros sexuales con otra mujer, por lo que sobre todos las jóvenes, estarían en riesgo de contraer ETS.

Clamidia y gonorrea aparecen en la boca

No existe mucha información sobre índices de riesgo, pero las autoridades hablan de que actividades como el sexo oral, la penetración anal y vaginal utilizando las manos, los dedos, objetos sin protección representan un riesgo real y concreto de transmisión de secreciones cervicovaginales y anales infectadas, dice el informe.

Un verdadero desafío

Se llaman enfermedades de transmisión sexual o ETS a una variedad de síndromes o conjunto de síntomas clínicos causadas por patógenos que pueden ser transmitidos y adquiridos por contacto sexual, explica el nuevo informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) dedicado exclusivamente a la prevención y difusión de novedades en el tratamiento y prevención de estas enfermedades.

Las enfermedades de transmisión sexual o ETS constituyen uno de los principales desafíos de la salud pública de los Estados Unidos. La clamidia y la gonorrea son las dos enfermedades infecciosas de este tipo más comunes en el país y las adolescentes de entre 15 y 19 años y las jóvenes de 20 a 24 años son las más afectadas por estas dos enfermedades. 

El trabajo de prevención de las ETS está sobre todo en manos de los médicos y profesionales de la salud, explica el CDC y para ello recomiendan algunas estrategias de base, a saber: el diagnóstico y la evaluación de riesgo de una persona y el consecuente asesoramiento de las medidas de prevención a tomar para evitar el contagio, la vacunación de las poblaciones de riesgo, la identificación de personas portadoras que no presentan síntomas de enfermedad y  el diagnóstico efectivo con el correspondiente tratamiento y asesoramiento a las parejas no infectadas de personas infectadas.

El condón femenino

El condón femenino, al igual que el condón masculino, es un método anticonceptivo de barrera hecho de látex o poliuretano que tiene un anillo en cada extremo, uno que corresponde al interior de la vagina se encaja sobre el cuello uterino, mientras que el otro anillo permanece abierto y al exterior de la vagina, cubriendo la vulva. El condón femenino no requiere prescripción médica.

Entre los condones femeninos están en ingles los llamados el FC2 Female Condom, Reddy condom, Cupid female condom y Woman’s condom.

El uso de condón femenino puede proveer la adquisicióny transmisión de las ETS a pesar de que no hay mucha información disponible. Si bien es más costoso que el condón masculino, el femenino ofrece la ventaja de que es un método efectivo de prevencion de ETS y VIH, explica el informe del CDC. 

El contagio entre mujeres

Los reportes disponibles más que nada hablan del contagio de infecciones de tricomoniasis y el análisis de conexiones filogenéticas para detectar la posible transmisión del virus de VIH entre mujeres. También hay reportes que hablan de que el contagio del Virus del Papiloma Humano o HPV es bastante común por el contacto piel a piel entre mujeres.

La mayoría de las mujeres que tienen relaciones con mujeres, entre un 53 y un 97% han tenido sexo alguna vez con un hombre y podrían volver a tenerlo, de hecho entre el 5 y el 28% de mujeres que tienen sexo con mujeres han tenido alguna vez sexo con un hombre en el último año, dice el informe.

Como el HPV puede derivar en cáncer de cuello de útero, los CDC recomiendan que las mujeres que tengan sexo, ya sea con hombres, mujeres o ambos, es decir, de cualquier orientación sexual, sean testeadas para prevenir esta enfermedad así como también vacunadas para desarrollar anticuerpos para este virus.

Por otro lado, el contagio de herpes genital entre mujeres si bien puede ocurrir, no es muy frecuente, dice el informe. Una encuesta realizada en Estados Unidos entre mujeres de entre 18 a 59 años demostró que el herpes genital conocido por las siglas en HSV-2 estaba presente en el 30% de las mujeres que reportaron tener sexo con mujeres en el último año, un 36% de las que tuvieron en algún momento de sus vidas sexo lésbico y un 24% de las mujeres que nunca tuvieron sexo con otra mujer.

El contagio de sífilis entre mujeres, probablemente a través del sexo oral,  ha sido reportado pero no es tan frecuente.

La vaginosis bacterial es aún más común en las mujeres con sexo entre mujeres porque se facilita la transferencia de fluido vaginal contaminado. Para evitarla, los expertos recomiendan evitar el compartir juguetes sexuales y utilizar métodos de barrera..

En conclusión, cuando existan consultas de pacientes mujeres que tienen sexo con mujeres, no debería descartarse la administración de tests y pruebas para detectar todas las ETS, incluyendo la clamidia, concluye el reporte.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?