SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Prescindir de los medicamentos por el bien del bebé

Por Serena Gordon, Reportero de Healthday -

Una mujer de Wisconsin que sufre de artritis psoriásica espera que unos ajustes signifiquen un niño más sano

VIERNES, 6 de abril (HealthDay News) -- Laura Mokelke fue diagnosticada con artritis psoriásica, una dolorosa enfermedad, cuando tenía apenas 19 años. Una potente combinación de fármacos, que incluyen el metotrexato, un medicamento que se usa para tratar ciertos tipos de cáncer, ayuda a mantener sus síntomas bajo control.

Mokelke ahora tiene 30 años, y a ella y a su esposo les gustaría tener un bebé. Preocupados sobre los efectos potenciales que los medicamentos podrían tener sobre un feto en desarrollo, los Mokelke siguieron los consejos de su médico, y han estado trabajando con su reumatólogo y su obstetra para ajustar los medicamentos de Laura.

"Mi reumatólogo y mi ginecólogo siempre me han advertido que las consecuencias de quedar embarazada mientras tomo metotrexato serían devastadoras", comentó Mokelke. Dijo que los médicos le explicaron que probablemente perdería el embarazo si tomaba metotrexato, y que si lograba tener el bebé a término, probablemente el niño sufriría de defectos congénitos graves.

"Nos dijeron que el metotrexato tardaría de tres a seis meses en salir de mi sistema, y que entonces intentar concebir sería seguro", comentó.

Mokelke también tomaba etanercept (Enbrel) cuando decidió que deseaba tener un bebé. El etanercept reduce la respuesta del sistema inmunitario, y Mokelke señaló que sus médicos le dijeron que aún no se conocen los efectos a largo plazo del fármaco. Así que también debía dejar ese fármaco.

También le aconsejaron dejar de tomar celecoxib (Celebrex), un potente antiinflamatorio no esteroide. Ahora toma un analgésico menos potente.

Mokelke dijo que desde que dejó de tomar sus medicamentos, experimenta más dolor articular.

"Estoy significativamente más cansada", explicó. "Tengo que controlarme para no hacer demasiado en un fin de semana o una tarde. Con frecuencia, entre actividades duermo una siesta de una hora los fines de semana. Mi psoriasis también ha empeorado, y ahora cubre más del 35 por ciento de mi cuerpo en lugar de solo pequeños brotes en los codos".

Pero afirmó que la buena noticia es que le han dicho que cuando quede embarazada, su enfermedad probablemente entre en remisión, gracias a las hormonas liberadas durante el embarazo. Ese tipo de remisión termina abruptamente cuando el bebé nace, comentó.

Mokelke y su esposo han estado intentando concebir por más de un año, y esperan intentarlo unos cuantos meses más antes de comenzar a explorar otras opciones, que incluirían la adopción. "Para nosotros, tener una familia es más importante que crear una familia", señaló. "Hay que ver el panorama general, y la salud de la mujer debe ser más importante".

Aconsejó a otras mujeres que sufren de afecciones médicas crónicas y que están pensando en el embarazo, que se fijen una meta o periodo con su pareja antes de comenzar a intentarlo. También aseguró que es una buena idea hacer cualquier cambio en el estilo de vida que sea necesario, como aumentar el ejercicio o abandonar el café, antes de intentar concebir.

"Si en cualquier momento siente que el dolor crónico o enfermedad son demasiado duros, y que interfieren con la capacidad de sentirse cómoda, entonces es el momento de dejar de intentarlo y buscar otras opciones", aseguró.

Más información

Un artículo acompañante ofrece más información sobre la prevención de los defectos congénitos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?