Editar mi perfil

Cerrar

¿Parto en casa o en el hospital?

Por -

Cada vez más mujeres quieren tener a sus bebés en sus hogares. Y ahora, en lugar de criticarlas, la Academia Americana de Pediatría les aconseja qué medidas básicas de seguridad deben adoptar para no poner en peligro su vida y la del recién nacido. ¿Cuáles son esas directrices?

Tener al bebé en la intimidad del hogar y no en un hospital es una decisión cada vez más frecuente entre mujeres que van a dar a luz en EE.UU.

Desde que la tendencia empezó, hace más de una década, casi todos los médicos estaban en desacuerdo y a la mujer se la consideraba una irresponsable o mala madre. Había muchas conferencias médicas explicando los riesgos de afrontar un parto en el hogar.

Ahora, la Academia Americana de Pediatría (AAP) publicó un conjunto de directrices en la revista de la institución. “El hecho de que la AAP ha emitido directrices no significa que apoya los partos en casa”, dijo el Dr. Kristi Watterberg, de la Universidad de Nuevo México y uno de los autores del artículo. “Pero se respeta el derecho de las mujeres a tomar sus propias decisiones", añadió.

Las indicaciones de la AAP son un detalle del cuidado y la supervisión que un bebé debe recibir en las primeras horas y días después del parto.

Por ejemplo, los bebés que nacen con más peso o con un peso inferior a lo esperado, deberían hacerse la prueba de azúcar en la sangre. También se debe asegurar la lactancia sin problemas, y se debe tomar muestra de sangre para los análisis obligatorios que detectan enfermedades.

  • ¿Qué aconsejan los pediatras?

Cuando se trata de cuidar del bebé después del parto, las directrices replican lo que se hace en el hospital. Watterberg y sus colegas esperan ayudar a estandarizar el cuidado de los bebés nacidos en el hogar y a lograr que la atención sea proporcionada por un pediatra, un médico de familia o una partera.

Si los nuevos padres van a optar por un parto en casa, hay algunas cosas que deben tener en cuenta, dijo Watterberg. "El embarazo debe ser de bajo riesgo, debe haber una partera con experiencia y certificada para la asistencia, y se debe contar con un plan B por si algo se complica".

Los partos en casa han ido en aumento: entre 2004 y 2009, se incrementaron en un 29%, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud. Y es mucho más frecuente entre las mujeres blancas no hispanas: una de cada 90, opta por tener a su bebé en el hogar.

Jennifer Margulis, una mujer que se animó a tener tres hijos en casa -el primero en 2001- siente que tomó la decisión correcta. "En casa me sentí totalmente a gusto y cómoda", dijo. "Nadie me decía qué hacer, yo podía escuchar a mi cuerpo y moverme libremente", declaró.

"Los hospitales siguen siendo los lugares donde la gran mayoría de las mujeres dan a luz", dijo Watterberg. Pero reconoce que se necesitan algunos cambios. "Tenemos que seguir trabajando en nuestros hospitales para hacer que la experiencia del parto sea más placentera”, señaló.

Más para Leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo