Comentarios

Las mujeres "gorditas" deberían aumentar menos de peso en el embarazo

Publicado - Por Carina Storrs, Reportera de Healthday

0 Comentarios | Tamaño del texto:
Unas nuevas directrices sugieren que para las futuras madres, menos es más

Las mujeres que tienen sobrepeso o son obesas deben aumentar menos peso durante el embarazo que las futuras madres con un peso normal, según las nuevas recomendaciones del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG).

Las directrices, que se basan en el peso de una mujer antes de quedar embarazada, sugieren que las mujeres con sobrepeso aumenten entre casi 7 y 11 kilos (entre 15 y 25 libras) en los dos últimos trimestres, y que las mujeres obesas no aumenten más de 5 a 9 kilos (de 11 a 20 libras). Las mujeres con peso normal o con bajo peso deben aumentar entre 11 y 16 kilos (25 y 35 libras) y entre casi 13 y 18 kilos (28 y 40 libras), respectivamente.

Las categorías de peso se basan en el índice de masa corporal (IMC), un cálculo que toma en cuenta la estatura y el peso. Un IMC entre 18.5 y 24.9 es un peso normal, entre 25 y 29.9 es sobrepeso, y a partir de 30 se considera obesidad.

Las directrices, que aparecen en la edición de enero de la revista Obstetrics & Gynecology, señalan que el criterio más importante es si el feto se está desarrollando bien.

"La preocupación es que si las mujeres con sobrepeso y obesas aumentan [demasiado] de peso, podrían estar en mayor riesgo de diabetes gestacional, de necesitar una cesárea y de retención de peso postparto", señaló el Dr. George Macones, profesor de obstetricia y ginecología de la Universidad de Washington en St. Louis y presidente del comité del ACOG que redactó las nuevas recomendaciones.

Aumentar demasiado peso en el embarazo también podría provocar que los bebés nazcan más grandes de lo normal, lo que aumenta su riesgo de obesidad en la niñez y en la adultez.

Más del 50 por ciento de las mujeres embarazadas tienen sobrepeso o son obesas, y el 8 por ciento de las mujeres en edad reproductiva son extremadamente obesas, según un editorial que acompaña al artículo en la revista.

Pero si las mujeres no aumentan suficiente peso, los bebés pueden nacer pequeños, y esos bebés pueden estar predispuestos a la enfermedad cardiaca, a la diabetes y a la hipertensión en la niñez y en la adultez, advirtió Macones. "No se trata de un gran problema, hay poca información en un área en evolución de la ciencia que indica que la forma en que el bebé crece en el útero podría relacionarse con afecciones a largo plazo", apuntó.

Otra experta estuvo de acuerdo. "Siempre se ha creído que aumentar menos es mejor para la madre, pero hay datos de que quizás para el bebé aumentar menos podría restringir el crecimiento fetal", señaló la Dra. Emily Oken, profesora asociada de medicina poblacional de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Las directrices del ACOG sobre los rangos recomendados de aumento de peso en el embarazo se hacen ecos de las directrices que el Instituto de Medicina (IOM) publicó en 2009.

Sin embargo, en las directrices del ACOG hay más flexibilidad para las mujeres con sobrepeso y obesas que en las del IOM, comentó Macones.

Estudios publicados desde la aparición de las recomendaciones del IOM hallaron que las mujeres con sobrepeso que aumentaban menos de la cantidad recomendada seguían teniendo bebés que crecían bien, y las madres perdieron el peso adicional del embarazo de mejor forma, explicó Macones.

"[Pero] nuestra opinión general es que no hay suficiente información para hacer una recomendación justa de que se aumente absolutamente menos que la recomendación del IOM", añadió Macones.

Algunos médicos no están de acuerdo. "Creo que de 5 a 9 kilos (de 11 a 20 libras) es demasiado para una mujer obesa", aseguró el Dr. Thomas Myles, profesor de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de St. Louis, quien no participó en las recomendaciones actuales.

"Usualmente, les digo a mis pacientes [obesas] que aumenten menos de 4.5 kilos (10 libras), y que incluso perder hasta 4.5 kilos es adecuado, mientras que para las mujeres con sobrepeso, aumentar 4.5, 7 y hasta 9 kilos (10, 15 o 20 libras) es adecuado", aseguró Myles.

Aumentar un poco menos del peso recomendado podría ser mejor, sobre todo para las mujeres con sobrepeso u obesas, apuntó Oken.

"Simplemente llegar a la meta [de aumento de peso] y no pasarse mejoraría sustancialmente la salud de muchas mujeres y sus bebés", aseguró Oken. Estima que alrededor de la mitad de las mujeres aumentan más del peso recomendado durante el embarazo.

El mejor momento para lograr un peso normal es antes de quedar embarazada, aconseja Macones. Dependiendo del IMC de la mujer, podría sugerir un programa para perder peso seis meses antes de quedar embarazada, o en casos extremos, someterse a cirugía bariátrica, apuntó.

Las mujeres que hacen ejercicio y que están en el rango normal de peso podrían tener menos dificultades para quedar embarazadas, y un embarazo y parto más fáciles, señaló Myles. Recomienda actividades de menor impacto como caminar o nadar para las mujeres con sobrepeso que intentan quedar embarazadas o que ya lo están.

Durante el embarazo, las futuras madres con sobrepeso u obesas pueden permitirse aumentar menos peso porque tienen reservas adicionales de nutrientes que el feto puede aprovechar, explicó Macones. "[Pero] de cualquier forma deben asegurarse de tener una buena nutrición", añadió.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. le ayuda a calcular el IMC.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

Ingresar o Ingresar con Facebook
En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s3.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/