SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

TE AYUDAMOS EN TU IDIOMA

Regístrate para recibir información y ayuda. *
* Campo requerido
Número de Teléfono
¿Cómo te gustaría ser contactado?
¿En qué idioma?
* Sólo para uso en Estados Unidos

Seguro médico: 10 'tips' antes de una cirugía

Por -
Seguro médico: 10 'tips' antes de una cirugía
CRÉDITO: THINKSTOCK

Si tienes una cirugía programada por un problema de salud, tienes tarea para hacer antes de entrar al quirófano. De esta manera te evitarás molestias posteriores por cuentas que comiencen a llegarte.

Digamos que te toca separar en tu agenda unos días para hacerte una cirugía y tienes cierto tiempo para prepararte.

Probablemente tengas una orientación previa, una reunión en el hospital con un experto y con otras personas que van a tener una cirugía similar a la tuya y donde les van a informar todo sobre el procedimiento, qué tienen que hacer un día antes de la intervención y qué esperar después.

Pero también tendrás que prepararte por tu lado para manejar los gastos que te toque pagar por la cirugía. Si es que los tienes, porque también es posible que tu aseguradora cubra todos los gastos o al menos la mayoría.

Si afortunadamente tienes un seguro y tiempo para programar tu cirugía, prepárate del siguiente modo para que no tengas que estar preocupándote por facturas a pagar que no tenías calculadas:

  • Revisa tu deducible y el límite de gastos de bolsillo de tu plan: el deducible es el monto de dinero que tú tienes que pagar antes de que el seguro comience a pagar una porción de los gastos del cuidado de tu salud. Dependiendo del plan que tengas, si ya has cubierto tu deducible, la aseguradora pagará desde 40%, a 90% de los gastos. Si no has cubierto tu deducible, tendrás que pagarlo en el momento de agendar la cirugía. Es decir, que si tu plan tiene un deducible de $5,000, si la cirugía supera ese valor (que es muy probable) tendrás que disponer de ese dinero para pagarle al hospital primero que nada. Luego deberás hacerte cargo del porcentaje restante del coseguro (si tu plan es uno de la categoria Bronce, por ejemplo, la aseguradora pagará el 40% de las facturas que envíe el hospital y tú el 60% restante. Pero también es posible que hayas alcanzado el límite del nivel de gastos a tu cargo (gastos de bolsillo). En este caso, el seguro se hará cargo del 100% de los gastos de tu cirugía que estén cubiertos por el plan que tú tienes.
  • Pide a tu médico cirujano una lista de los profesionales que intervendrán en la cirugía: luego llama a la aseguradora que te cubre y pregunta si están en tu red de proveedores. Esto es importante porque si los médicos no están en tu red, la aseguradora cubrirá una porción menor de los gastos o no los cubrirá directamente. Si alguno no está en la red, habla con tu médico para ver si se puede incluir alguien más que sí esté en tu red de proveedores.
  • Pide a tu médico una lista de las posibles medicinas y otros servicios de cuidado o rehabilitación que puedas necesitar: haz el mismo proceso que con los médicos: llama a la compañía de seguros y asegúrate que están cubiertos por tu plan. Si no lo están, pídele a la aseguradora que te ayude con sugerencias para pasarle al médico.
  • Haz shopping por los exámenes previos: para las cirugías te hacen siempre estudios previos de diversa índole. NO tienes por qué hacerlos en el mismo hospital o con quien te recomiende tu médico. Puedes buscar tú mismo quién te haga los estudios al mejor precio o puedes llamar a la aseguradora y pedir que te ayuden a buscar proveedores que ofrezcan precios competitivos.
  • Confirma con la aseguradora que todo el procedimiento está cubierto o averigua en qué proporción está cubierto. Si alguien en la oficina del médico te dice que "sí que reciben Tal o Cual aseguradora", llama igualmente a tu compañía y pregunta específicamente sobre tu plan y tu caso. El que un profesional reciba tal o cual seguro muchas veces es mal interpretado. Porque es posible que el médico esté en ciertos planes pero no en otros de una misma aseguradora.
  • Pregunta si hay gastos adicionales no cubiertos que puedas tener: por ejemplo, si vas a necesitar que te lleven a tu casa en ambulancia o un transporte especial, éstos están cubierto en un monto fijo ($100 dólares por tramo, por ejemplo) y el resto quedará a tu cargo.
  • Pregunta en el hospital o en la oficina del cirujano si las visitas de control (follow ups) posteriores a la cirugía están cubiertas. Muchas veces, con el precio de la cirugía se cubren cierto número de visitas de control y no tendrás que pagarlas.
  • No pagues inmediatamente las cuentas que te lleguen del hospital o del médico: Muchas veces, el seguro se toma su tiempo para ajustar y negociar los precios con los médicos. También deben ver en qué situación están tus números en el plan, al momento de pagar. Quizás, ya alcanzaste el máximo de los gastos de bolsillo por otras razones médicas o a través de otros integrantes de tu familia y esto modificará el monto que te toque pagar. Pero los hospitales y los médicos suelen presionar con el pago a los pacientes. Si tu pagas y el seguro luego aprueba el pago por su lado, estarás complicando la situación y perdiendo tiempo en tratar de recuperar el dinero.
  • Haz un plan de pago con el hospital o con el médico: Si las cuentas, así con seguro y todo, superan tu presupuesto, haz un plan de pago con el hospital o con el médico para evitar que te manden a 'collection' (cuando una tercera compañía se encarga de insistir para cobrarte la deuda).
  • Guarda toda la documentación en una carpeta: esto te facilitará cualquier gestión posterior en caso de disputa.

Si tienes más dudas sobre seguros, envíanos tu pregunta haciendo click aquí: "Pregunta al experto".

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Centro de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?