SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

TE AYUDAMOS EN TU IDIOMA

Regístrate para recibir información y ayuda. *
* Campo requerido
Número de Teléfono
¿Cómo te gustaría ser contactado?
¿En qué idioma?
* Sólo para uso en Estados Unidos

Seguro médico: ¿Qué es una HSA?

Por HolaDoctor -
Seguro médico: ¿Qué es una HSA?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Para quienes se han desempeñado en un trabajo en una corporación, las HSA pueden ser familiares. Ahora, las Cuentas de Ahorro de Salud o Health Savings Accounts (por su nombre en inglés) han salido al rescate de los bolsillos de aquellas personas que compran un plan de salud con un deducible muy alto y se han hecho más populares entre la gente.

Las HSA o Cuentas de Ahorro de Salud son conocidas como un beneficio que algunas compañías otorgan a sus empleados junto con el seguro médico porque ofrecen la posibilidad de destinar un porcentaje del sueldo -libre de impuestos- a una cuenta especial que se usa para los gastos médicos.

Sin embargo, en esta época del Obamacare y el seguro médico obligatorio, las HSA se han popularizado en el mercado de seguros. 

Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, las HSA existen desde 2003 y fueron creadas para complementar planes de salud con deducibles muy altos y ayudar a las personas a ahorrar dinero para pagar gastos de salud. 

El IRS (Internal Revenue Service) define como un plan de deducible alto a aquellos planes de salud que tienen un monto de no menos de $1,300 para una persona asegurada o $2,600 para una cobertura familiar, y donde el límite de los gastos de bolsillo anual y otros gastos (sin contar las primas) no exceden los $6,450 para un individuo y $12,900 para una familia.

Por ejemplo, aquellas personas que compran un plan médico de la categoría Bronce, con las primas bajas comparado con planes de otras categorías como Plata, Oro o Platino, tendrán deducibles muy altos (entre $5,000 y alrededor de $12,000). Las personas aseguradas con un plan de deducible alto deberán pagar de su bolsillo los gastos médicos hasta el monto que indique el deducible, recién después el seguro médico comenzará a pagar una porción de sus gastos de salud (60% de los gastos los paga la aseguradora, 40% el asegurado).

Beneficios

Las HSA funcionan entonces como una herramienta para ayudar a las personas a ahorrar una cantidad mensual de dinero y destinarla para pagar los gastos médicos mientras se llega al deducible anual establecido en la póliza.

El dinero destinado a una HSA está exento de impuestos y a la hora de hacer los ‘taxes’ se debe completar un formulario especial del IRS para beneficiarse de la exención de impuestos: Form 8889.

También existe un límite máximo de dinero a ahorrar en estas cuentas.  El IRS indica que para el año fiscal 2015 (el límite se ajusta año a año) el límite es de $3,350 para un individuo y $6,650 para una familia.

Además de la exención de impuestos, las HSA tienen otras características favorables para quienes las poseen: 

  • El dinero acumulado puede ser gastado sin importar el tiempo: pasan de año a año, a diferencia de las Cuentas de Gastos Flexibles o Flexible Spending Accounts que también suelen ofrecer las compañías.
  • Es ‘portable’, es decir que va con el titular aunque éste deje su trabajo o cambie de empleo.
  • Los intereses que acumule están también libres de impuestos.
  • Se puede designar un beneficiario en caso de muerte.
  • Se pueden hacer contribuciones extras, fuera del salario, en el caso de las personas mayores de 55 años hasta que cumplan los 65 y se inscriban en Medicare. El monto extra permitido es de $1,000 anual.

Limitaciones

La primera limitación de las HSA es que no funcionan con Medicare. Aquellas personas que poseen una Cuenta de Ahorros de Salud y que cumplen 65 años, deben dejar de contribuir a su HSA y pasar el dinero a una cuenta de IRA o de ahorros personales y usarla para gastos comunes de vida.

Otra limitación es que no se puede usar para pagar primas del seguro médico o COBRA cuando te quedas sin trabajo.

En el momento en que se deja de usar el dinero para gastos médicos específicos, se comienza a pagar impuestos.

El dinero no es administrado por uno mismo en una cuenta bancaria personal, si no por un fideicomiso, ya sea una aseguradora o un banco que administra y audita el pago de los gastos de salud. 

A tener en cuenta

El sitio especializado en HSA de la compañía de seguros United Health Care, HSAcenter.com, recomienda lo siguiente:

Si tu plan de salud es de deducible alto, llama a la aseguradora para preguntar si ofrecen HSA.

Haz shopping y revisa la ‘letra chica’. Verifica si cobran algún tipo de cargo por abrir la cuenta de ahorros de salud, por mantenimiento mensual, por la tarjeta de débito, por cheques impresos o por gastar demás (overdraft fee).

La cuenta de ahorros de salud puede ser usada para pagar los gastos médicos de dependientes del titular (esposa o esposo e hijos) aunque no estén cubiertos por el mismo plan médico. 

Por su parte, la National Association of Health Underwitters (Asociación Nacional de Aseguradoras de Salud) indica que “una HSA puede ser establecida a través de un fideicomiso o custodio diferente a la compañía con la que contrataste”. 

Un fideicomiso que administre tu cuenta de ahorros de salud puede ser cualquier compañía de seguros de salud, banco o institución que haya sido aprobada para administrar Cuentas de Ahorros Médicos (MSA) por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Si tienes dudas sobre seguros de salud, escribe a Pregunta al Experto.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Centro de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?