Editar mi perfil

Cefalea tensional

Por A.D.A.M. -

Definición

Es un dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello, generalmente asociado con tensión de los músculos en estas áreas.

Otros tipos de dolores de cabeza abarcan:

Nombres alternativos

Dolor de cabeza por contracción muscular; Dolor de cabeza benigno; Dolor de cabeza por tensión; Cefaleas tensionales crónicas; Dolores de cabeza de rebote por tensión

Causas

Las cefaleas tensionales son una de las formas más comunes de dolores de cabeza y pueden ocurrir a cualquier edad, aunque es más común entre los adultos y los adolescentes.

Se considera una afección crónica si sucede dos o más veces semanalmente durante algunos meses o más. Los dolores de cabeza diarios y crónicos pueden resultar del tratamiento deficiente o excesivo de un dolor de cabeza primario.

Las cefaleas de rebote son dolores de cabeza que siguen reapareciendo y pueden ocurrir con el uso exagerado de analgésicos.

Las cefaleas tensionales ocurren cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se tensionan o se contraen. Las contracciones musculares pueden ser una respuesta al estrés, la depresión, un traumatismo craneal o la ansiedad.

Cualquier actividad que obligue a la cabeza a mantener una sola posición durante mucho tiempo sin moverse puede ocasionar dolor de cabeza. Tales actividades incluyen teclear u otros trabajos en computadoras, trabajos minuciosos con las manos y el uso de un microscopio. Asimismo, el hecho de dormir en una habitación fría o con el cuello en una posición anormal puede desencadenar este tipo de dolor de cabeza.

Otros desencadenantes de las cefaleas tensionales son:

  • Consumo de alcohol
  • Cafeína (demasiada o abstinencia de ésta)
  • Resfriados, gripe o una infección sinusal
  • Problemas dentales como apretamiento de la mandíbula o rechinamiento de los dientes
  • Tensión ocular
  • Consumo excesivo de cigarrillo
  • Fatiga o esfuerzo excesivo

Las cefaleas tensionales pueden ocurrir cuando usted también tiene una migraña y no están asociadas con enfermedades del cerebro.

Síntomas

El dolor de cabeza se puede describir como:

  • Sordo, similar a presión (no pulsátil)
  • Una banda apretada o prensa alrededor de la cabeza
  • Generalizado (no sólo en punto o en un lado)
  • Peor en el cuero cabelludo, sienes o parte posterior del cuello y posiblemente en los hombros

El dolor puede ocurrir como un episodio aislado, de manera constante o diaria. Puede durar de 30 minutos a 7 días. Puede empeorar o desencadenarse por estrés, fatiga, ruido o resplandor.

Puede presentarse dificultad para dormir. Las cefaleas tensionales generalmente no causan náuseas ni vómitos.

Las personas que padecen cefaleas tensionales tienden a tratar de aliviar el dolor masajeando el cuero cabelludo, las sienes o la parte posterior del cuello.

Pruebas y exámenes

Si el dolor de cabeza es leve o moderado, no está acompañado de otros síntomas y responde al tratamiento casero a las pocas horas, es posible que no requiera otros exámenes ni pruebas, especialmente si ha ocurrido en el pasado. Una cefalea tensional no revela hallazgos anormales en un examen neurológico. Sin embargo, con frecuencia se observan puntos sensibles (puntos desencadenantes) en los músculos en las áreas del cuello y el hombro.

Se debe consultar al médico para descartar otros trastornos que pueden ocasionar dolor de cabeza, si dicho dolor es severo, persistente (no desaparece) o está acompañado de otros síntomas.

Los dolores de cabeza que perturban el sueño, que se producen cuando usted está activo o que son repetitivos o crónicos también pueden requerir evaluación y tratamiento por parte de un médico.

Tratamiento

El objetivo es tratar los síntomas del dolor de cabeza de inmediato y prevenir dolores de cabeza evitando o cambiando los factores desencadenantes. Un paso clave para hacerlo consiste en aprender a manejar las cefaleas tensionales en casa:

  • Llevando un diario del dolor de cabeza para ayudar a identificar los factores desencadenantes de éste. Luego, usted y su médico pueden realizar cambios en su estilo de vida para reducir el número de dolores de cabeza que presente.
  • Aprendiendo qué hacer para aliviar un dolor de cabeza cuando éste empiece.
  • Aprendiendo cómo tomar sus medicamentos para el dolor de cabeza de la forma correcta.

Los medicamentos que pueden aliviar una cefalea tensional abarcan:

  • Analgésicos de venta libre, como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno o paracetamol
  • Analgésicos narcóticos
  • Relajantes musculares como tizanidina

Recuerde que los analgésicos sólo alivian los síntomas del dolor de cabeza durante un corto tiempo. Después de un rato, no funcionan tan bien o no alivian los dolores de cabeza durante tanto tiempo. El uso excesivo de analgésicos durante casi todas las semanas puede provocar cefaleas de rebote (dolores de cabeza que siguen reapareciendo).

Usted puede tomar algunos medicamentos diariamente para ayudar a prevenir o disminuir el número de dolores de cabeza. Estos medicamentos se utilizan normalmente para tratar la depresión, pero también pueden ayudar a prevenir las cefaleas tensionales. Ellos abarcan:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), como paroxetina (Paxil) o citalopram (Celexa)
  • Antidepresivos tricíclicos como amitriptilina, nortriptilina o doxepina

Pregúntele al médico por el entrenamiento en relajación y manejo del estrés, biorretroalimentación, terapia conductual cognitiva o acupuntura que pueden ayudar a aliviar los dolores de cabeza crónicos.

El Botox (toxina botulínica) se está popularizando como un tratamiento para los dolores de cabeza diarios y crónicos, que incluyen cefaleas tensionales. Sin embargo, no está aprobado por todas las compañías de seguros. El Botox funciona al prevenir los espasmos en los músculos donde se inyecta.

Expectativas (pronóstico)

Las cefaleas tensionales a menudo responden bien al tratamiento y no causan problemas de salud serios; sin embargo, pueden afectar la calidad de vida y el trabajo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si:

  • Está experimentando "el peor dolor de cabeza de la vida".
  • Presenta problemas del habla, la visión, el movimiento o pérdida del equilibrio, especialmente si no ha tenido estos síntomas con un dolor de cabeza antes.
  • El dolor de cabeza comienza de manera muy repentina.
  • El dolor de cabeza ocurre con el vómito repetitivo.
  • Tiene una fiebre alta.

También llame al médico si:

  • Los patrones del dolor de cabeza o el dolor cambian.
  • Los tratamientos que alguna vez funcionaron ya no sirven.
  • Presenta efectos secundarios de los medicamentos, entre ellos latidos cardíacos irregulares, piel pálida o azul, somnolencia extrema, tos persistente, depresión, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, dolor de estómago, calambres, resequedad en la boca o demasiada sed.
  • Está embarazada o podría quedar en embarazo, dado que algunos medicamentos no deben tomarse en este estado.

Prevención

Aprenda y practique el manejo del estrés. Algunas personas descubren que los ejercicios de relajación o la meditación les ayudan. La biorretroalimentación puede mejorar los ejercicios de relajación y puede ser útil para las cefaleas tensionales crónicas.

Sugerencias para prevenir las cefaleas tensionales:

  • Manténgase caliente si el dolor de cabeza está asociado con el frío.
  • Use una almohada diferente o cambie las posiciones al dormir.
  • Adopte una buena postura al leer, trabajar o realizar otras actividades.
  • Ejercite el cuello y los hombros frecuentemente al digitar, trabajar en computadoras o hacer otro trabajo en espacios cerrados.
  • Duerma y descanse bastante.

Masajear los músculos adoloridos también puede ayudar.

Referencias

Fumal A, Schoenen J. Tension-type headache: current research and clinical management. Lancet Neurol. 2008:7(1):70-83.

Naumann M, So Y, Argoff CE, Childers MK, Dykstra DD, Gronseth GS, et al. Assessment: Botulinum neurotoxin in the treatment of autonomic disorders and pain (an evidence-based review): report of the Therapeutics and Technology Assessment Subcommittee of the American Academy of Neurology. Neurology. 2008;70(19):1707-1714.

Jackson JL, Shimeall W, Sessums L, Dezee KJ, Becher D, Diemer M, et al. Tricyclic antidepressants and headaches: systematic review and meta-analysis. BMJ. 2010. 341:c5222. doi: 10.1136/bmj.c5222.

Halker RB, Hastriter EV, Dodick DW. Chronic daily headache: an evidence-based and systematic approach to a challenging problem. Neurology. 2011;76(7 suppl 2):S37-S43.

Linde K, Allais G, Brinkhaus B, Manheimer E, Vickers A, White AR. Acupuncture for tension-type headache. Cochrane Database Syst Rev. 2009;(1):CD007587.