SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dolor de cabeza en racimos o cefalea

Por Holadoctor -
Dolor de cabeza en racimos o cefalea

Consiste en un dolor intenso que puede durar varios días o semanas. Se estima que 3 de cada 1.000 personas tienen cefaleas en racimos.

Definición

Los dolores de cabeza son uno de los síntomas de salud más universales, se manifiesta en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello. La mayoría de los dolores de cabeza no obedecen a causas graves.

En general, las personas con este cuadro, se pueden sentir mucho mejor con sencillos cambios en su estilo de vida: aprender  formas de relajarse y recurrir a algunos analgésicos.

Muchas veces, el dolor de cabeza se presenta como una especie de aviso, una señal de que algo está ocurriendo en el organismo.

 

Tipos de dolor de cabeza

Causas

Si bien se desconoce la causa de la cefalea en racimos, se cree que el dolor intenso está relacionado con una disfunción de los centros de control del dolor descendente, ubicados en las regiones del hipotálamo y tronco encefálico. Otras causas desencadenantes:

  • Consumo de alcohol y de cigarrillo
  • Grandes alturas: escalar o realizar viajes aéreos
  • Luz brillante, incluso la luz solar
  • Demasiado esfuerzo
  • Calor: clima cálido o baños muy calientes
  • Alimentos ricos en nitritos (tocino o carnes en conserva)
  • Ciertos medicamentos
  • Cocaína

 

Síntomas

Las personas que padecen de cefalea o dolor de cabeza en racimos, lo describen como el peor dolor que han sentido.

Aparece como un dolor de cabeza súbito e intenso.
Puede comenzar de dos a tres horas después de quedarse dormido, o mientras está despierto, y tiende a repetirse en la misma hora durante varios días.

También puede afectar el ojo, detrás y alrededor de éste y abarcar un lado de la cara, desde el cuello hasta la sien. Este puede empeorar rápidamente y llegar a su nivel máximo a los 5 ó 10 minutos.

El dolor más intenso puede durar de 30 minutos hasta 2 horas.

Durante una cefalea, el ojo y la nariz del mismo lado de la cara en que se presenta el dolor de cabeza, también pueden resultar afectados, y se suman otras molestias como: hinchazón debajo o alrededor de los ojos, lagrimeo excesivo, ojo rojo, secreción o congestión nasal y cara enrojecida.

Diagnóstico

Este tipo de dolor de cabeza se diagnostica a través de un examen físico, una evaluación de los síntomas y estudiando la historia clínica del paciente. Otros Exámenes, como la resonancia magnética de la cabeza, pueden ser necesarios para descartar otras causas del dolor.

Se debe evitar el cigarrillo, el alcohol, los alimentos específicos y otros factores que puedan provocar estos ataques.

Llevar un diario de registro del dolor, también puede ayudar a identificar los factores que los desencadenan. Se debe anotar la fecha y la hora de comienzo del síntoma, lo que comió y bebió durante las últimas 24 horas, cuándo y cuánto durmió y qué estaba ocurriendo antes de que comenzara el dolor. Por ejemplo, ¿estaba bajo mucho estrés?

Tratamiento

El tratamiento puede aliviar los síntomas, pero no cura las cefaleas.

Las formas de abordar los dolores de cabeza en racimos pueden ser: métodos para tratar el dolor cuando se presenta o medicamentos para prevenirlos.

Además de la utilización de medicamentos específicos como analgésicos o antiinflamatorios, muchas veces el médico recomienda inhalar oxígeno al 100% (puro) que alivia la cefalea en brotes, sobre todo aquellas frecuentes que ocurren en la noche.

Otros tratamientos

Entre las opciones para aliviar el dolor de cabeza, la acupuntura es una alternativa viable.

Prevención del dolor

Aprenda cómo prevenir los dolores de cabeza antes de que se produzcan.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo manejar un dolor de cabeza?

¿Cómo identificar y evitar los factores desencadenantes?

¿Debería tomar medicamentos recetados para los dolores de cabeza por tensión?

¿Debo tomar un medicamento para prevenir las migrañas?

¿Debería realizarme exámenes de diagnóstico por imágenes para averiguar la causa de mis dolores de cabeza?

 

Fuente: Medline Plus


 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?