SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Phil Collins deja la música no sólo por su problema de salud

Por HolaDoctor -
Phil Collins deja la música no sólo por su problema de salud

En la última presentación con Génesis, en 2009, sufrió una dislocación de vértebra en el cuello. Por esa razón estuvo sin poder tocar la batería o el piano durante meses. Pero según aclaró el músico, el motivo que lo lleva a abandonar los escenarios no son sus problemas de espalda sino su deseo de compartir más tiempo con sus hijos.

Los adultos que crecieron con la música de Génesis, probablemente lamenten la noticia. Pero después de una prolífica carrera, a los 60 años Phil Collins ha decidido retirarse. Sin embargo, no por las razones que han circulado en los medios.
Fue el mismo Collins quien tuvo que salir a desmentir que no es su problema de espalda lo que lo llevó a despedirse de los escenarios, sino sus deseos de compartir más tiempo con su familia: “Estoy dejando para poder ser un padre a tiempo completo con mis dos pequeños hijos en la vida diaria”, explica en un comunicado en su propio sitio de Internet.

No obstante, es probable que el dolor de espalda haya aumentado.
En su última gira con Génesis, en 2009, Collins se habría dislocado una vértebra del cuello, lo que le afectó también las manos.
Aunque fue sometido a una intervención quirúrgica exitosa, durante un tiempo se vio imposibilitado de tocar la batería o el piano.  
La dislocación de una o más vértebras ocurren cuando los ligamentos o los discos que conectan una vértebra con otra se estiran o desgarran y los huesos se desalinean, explica la Clínica Mayfield. “Por ejemplo, un movimiento rápido de la parte superior del cuerpo contra el cinturón de seguridad puede destrozar la vértebra y distender los ligamentos”.
Entre las consecuencias que sufre una persona con una vértebra dislocada se pueden mencionar: inestabilidad y compresión de la médula espinal.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?