SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tips para una mejor comunicación entre médico y paciente

Por Consumer Reports -
Tips para una mejor comunicación entre médico y paciente
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Cómo asegurarse de que usted y su médico hablan el mismo idioma.

Durante una reciente visita, una paciente me leyó sus notas tomadas durante una conversación que tuvo con un cardiólogo. Él le dijo: "Su ecocardiograma resultó normal; la fracción de eyección fue de 68%. No hubo LVH. Todas sus pruebas de laboratorio fueron negativas. Le enviaré una nota a su médico". Con un poco de pena, ella admitió que no tenía idea de lo que él estaba hablando.

No hay excusa para una comunicación tan deficiente en esta época cuando a los pacientes se les pide ser más responsables con sus propios cuidados de salud. Así que le proporcioné una traducción: Un ecocardiograma es una imagen con movimiento del corazón y "normal" significaba que se veía como tenía que verse. La "fracción de eyección" se refería a la cantidad de sangre que el corazón expulsa con cada latido (68% es normal). "No LVH" significa que el músculo del ventrículo izquierdo de su corazón no era de un grosor irregular.

Y además, los resultados de laboratorio "negativos" significan que las pruebas de laboratorio fueron normales. (Un resultado positivo habría significado que había un problema).

Por qué los médicos hablan de esa manera

Había una vez en el pasado cuando los médicos creían que debían cuidar el delicado estado mental de sus pacientes y protegerlos sin informarles de la naturaleza y gravedad de su enfermedad.

Los doctores conseguían esto usando un lenguaje complicado que parecía diseñado deliberadamente para mantener a los pacientes en la oscuridad. Es verdad que cada profesión tiene su lenguaje (un contrato legal o un documento sobre física teórica es difícilmente mi idea de una lectura ligera para antes de dormir). Pero si un médico falla al no comunicarse efectivamente con un paciente, esa persona podría estar en peligro.

Durante mi capacitación hace muchas décadas, me empapé en la jerga médica. Como estudiantes, internos y residentes de medicina, en realidad competíamos para ver quién narraba mejor el historial y los exámenes médicos de un paciente en los términos más oscuros, cuando presentábamos los casos a los distinguidos profesores en las rondas de cabecera del hospital. Eso era en parte para impresionar a nuestros compañeros y en parte para "proteger" a los pacientes y en parte para conservar su privacidad en las salas abiertas, lo que era común en esa época.

De tal manera, una mujer de 58 años de edad, madre de dos hijos (cuya propia madre habia tenido cáncer del seno), con sudores nocturnos excesivos y fiebre intermitente, se convertía en una "mujer grávida 2 de 58 años de edad con historial familiar de metaplasia mamaria materna con diaforesis nocturna grave acompañada por episodios febriles". No es de sorprender que después de siete o más años de escuela de medicina, capacitación como personal interno, de leer revistas médicas y asistir a congresos y reuniones médicas, gradualmente perdamos la capacidad de explicar la enfermedad en palabras cotidianas.

Hoy en día, con pacientes alojados en la privacidad de las habitaciones de hospitales de una o dos camas, las presentaciones son mucho más transparentes. Yo también insisto en que mis estudiantes médicos les pidan a los pacientes que interrumpan y pregunten si hay algo que no entienden. Pero como profesión, claramente todavía nos falta mucho camino por andar en este respecto.

7 pasos para comprender a su médico

Como paciente, es su derecho, e incluso su responsabilidad, comprender cabalmente su diagnóstico, sus perspectivas futuras y posibles tratamientos en términos que sean comprensibles para usted. Aquí encontrará algunos consejos para asegurarse de que usted y su médico hablan el mismo idioma:

  • Lleve a alguien con usted, especialmente si el propósito de la visita es hablar sobre los resultados de una prueba o de tratamientos. Un segundo par de oídos o, lo que es aún mejor, otra boca para hacer preguntas, pueden ser invaluables en esas situaciones tan cargadas de emociones.
  • Tome notas o pida permiso para grabar la conversación.
  • No se sienta intimidado. Si hay algo que no entiende, interrumpa para pedir una explicación más sencilla. (Usted tiene derecho legalmente a un intérprete, si no entiende inglés).
  • Nunca asienta con la cabeza ni dé otro tipo de indicación de que comprende lo que le están diciendo si hay algo que en realidad no entiende.
  • Pida referencias o fuentes en línea donde pueda leer sobre el diagnóstico o tratamiento.
  • Repita lo que cree que escuchó para que su médico pueda ver si ambos están hablando de lo mismo. Ese resumen que haga usted de lo que entendió, podría ser la herramienta más importante que tiene para evitar la mala comunicación o un mal entendido.
  • Deje la puerta abierta para cualquier cosa que haya olvidado, diciendo: "Si tengo alguna otra pregunta, lo voy a llamar por teléfono o usaré el portal para pacientes en línea".

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?