SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Sibutramina: la droga prohibida para bajar de peso

Por -
Sibutramina: la droga prohibida para bajar de peso

Actúa sobre los centros del cerebro que regulan el apetito. Pero podría ser un peligro para el corazón, por eso fue eliminada del mercado y en EE.UU. su uso fue prohibido por la FDA.

Cada año, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) advierte a los consumidores que no compren o utilicen ciertos suplementos para bajar de peso que se comercializan en Internet y en algunas tiendas de venta al público.

El pedido llega tras algunos análisis de laboratorio que realiza la entidad. Muchas veces encuentra que hay productos que contienen sustancias de uso no autorizado en EE.UU. Una de ellas es la sibutramina, que fue prohibida y eliminada del mercado en octubre de 2010 por razones de seguridad.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Institutos Nacionales de la Salud de EE.UU. explica que la sibutramina es una droga supresora del apetito. Actúa sobre los centros de control de apetito del cerebro, y por eso ayuda a bajar de peso.

Su uso fue aprobado en noviembre de 1997 bajo la marca comercial Meridia, desarrollada por el laboratorio Abbott. El medicamento estaba indicado para perder peso a pacientes obesos con un índice de masa corporal (IMC) mayor o igual a 30 o a pacientes con riesgo cardíaco y un IMC de 27 o más.

Pero en un comunicado de octubre de 2010, la FDA recomendó suspender el uso de Meridia, debido a que podía presentar riesgos para el corazón. Abbott accedió retirarla voluntariamente del mercado de EEUU.

En algunas personas, la sibutramina eleva la presión arterial y las pulsaciones. Esto puede ser muy riesgoso para pacientes con antecedentes de enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardiaca, arritmias o accidentes cerebro vasculares (ACV). Esta sustancia también puede poner la vida en riesgo al interferir con otros medicamentos que los usuarios puedan estar tomando.

La decisión de la FDA de prohibir el uso de esta droga se basó en ensayos clínicos que demostraron un 16% más de riesgo de eventos cardiovasculares adversos en pacientes que consumieron la droga, en comparación con quienes recibieron un placebo. Tras 60 meses de prueba, quienes usaron Meridia tuvieron una pequeña baja de peso, pero el riesgo de evento cardiovascular fue mayor que el beneficio de la pequeña baja de peso observada.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?