SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Qué tan segura es la carne que comes?

Por Consumer Reports -
¿Qué tan segura es la carne que comes?

Si no sabes cómo criaron los animales de los que proviene la carne molida que comes, puedes estar exponiéndote a un mayor riesgo de sufrir enfermedades causadas por bacterias peligrosas.

El amor de los estadounidense por la carne molida persiste: se la pone entre panes, se la envuelve en burritos y se la cocina en chili. Aun cuando en los últimos años el consumo de carnes rojas en general ha bajado en EE.UU., el año pasado se compraron 4.6 mil millones de libras de carne vacuna en las tiendas de comestibles y grandes supermercados.

 Y la carne que más compramos hoy en día es la carne molida: cerca del 50%, comparado con el 42% que se compraba hace una década. Nos gusta la comodidad y, a menudo, también su precio.

El apetito persiste a pesar de que hay pruebas contundentes de que el consumo de este tipo de carne puede ser un riesgo. Resultados de análisis recientes realizados por Consumer Reports indican que la carne molida puede enfermarte seriamente, especialmente si se cocina a temperaturas inferiores a 160 °F que dejan la carne poco cocida o a término medio.

"Hasta el 28% de los estadounidense come carne cruda o que no está lo suficientemente cocida", dice Hannah Gould, Ph.D., epidemióloga de los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades [Centers for Disease Control and Prevention (CDC)]. 

Potencialmente, toda la carne contiene bacterias que si no se destruyen con una cocción adecuada, pueden causar intoxicaciones. De todos modos, hay carnes más riesgosas que otras; la carne de res, y en especial la carne molida, tiene una combinación de cualidades que la hacen particularmente problemática y las consecuencias de comer carne vacuna contaminada pueden ser graves.

En realidad, tanto los brotes de intoxicaciones por alimentos como los retiros del mercado de carne molida contaminada con bacterias son muy frecuentes. Poco antes de la fiesta del 4 de Julio este año, se retiraron en un mismo día 13.5 toneladas de carne molida y bistec destinados a restaurantes y a otras operaciones de servicios alimenticios ya que posiblemente estaban contaminados con una bacteria peligrosa conocida como E. coli O157:H7. 

Esa cepa bacteriana en particular puede liberar una toxina que daña el revestimiento del intestino y produce cólicos, diarrea con sangre, vómitos y, en algunos casos, un daño renal que puede ser mortal. Si bien la carne contaminada la descubrieron los inspectores de la empresa empacadora antes de que se informara ningún caso, no siempre somos tan afortunados. 

Entre 2003 y 2012, hubo alrededor de 80 brotes de E. coli O157 a causa de carne contaminada, que afectaron a 1,144 personas, y fue necesario la hospitalización de 316 y de esas 5 personas murieron. En la mayoría de los brotes la carne molida fue la causa de origen. 

La situación es seria ya que los casos de intoxicación por alimentos casi no se reportan. “Por cada caso de E. coli O157 del que nos enteramos, estimamos que en realidad hay otros 26 casos,” dice Gould. También informa que la carne vacuna es la cuarta causa más común de brotes de salmonella, una de las enfermedades más comunes que se transmiten a través de los alimentos en EE.UU., y por cada enfermedad producida por esa bacteria que es reportada se estima que hay otras 29 personas infectadas.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?