SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Qué comían los gladiadores romanos?

Por -
¿Qué comían los gladiadores romanos?
CRÉDITO: SITIO OFICIAL

Se estudiaron los restos de 53 cuerpos de soldados que vivieron entre los siglos II y III  a.C. y se descubrió que su dieta se basaba principalmente en vegetales, cebada y centeno. La carne y el pescado eran poco habituales.

Las películas y series ambientadas en la Antigua Roma, como Espartacus y Gladiador, muestran a los gladiadores como a hombres rudos y fornidos. Cualquiera podría imaginarse que la dieta de estos brutales personajes era principalmente a base de proteínas animales. Pero la verdad es otra, ya que estos luchadores eran más valientes que bien alimentados. Su dieta era a base de granos, ya que las carnes y el pescado solo abundaban en las mesas de la clase alta.

Un estudio de las universidades de Viena y de Berna, en Austria y Suiza respectivamente, descubrió en qué consistía la dieta de estos soldados romanos. Los resultados fueron publicados recientemente en la revista PlosOne.

Los investigadores analizaron los restos de 53 cuerpos hallados en un cementerio de la ciudad romana de Éfeso, en Turquía, que fue descubierto en 1993. De los restos, 22 pertenecían a gladiadores, según se comprobó por la forma en que habían sido inhumados. El trabajo publicado explica que el objetivo del estudio fue analizar los restos para conocer la dieta, la estratificación social y los movimientos migratorios de los ciudadanos de Éfeso y de los distintos grupos de gladiadores.

Mediante un estudio espectroscópico, los científicos midieron el nivel de colágeno, calcio y estroncio presente en los huesos. Estos datos permitieron saber que los gladiadores, los presos y los esclavos obligados a combatir en duelos públicos poseían una dieta similar a la del resto de la población de la época. 

La única diferencia entre los luchadores y la gente “común” es que en los primeros, los huesos presentaban una mayor concentración de estroncio. Se estima que esto se debe a que después de la lucha bebían un tónico elaborado con cenizas de plantas ricas en esta sustancia, que los ayudaba a recuperarse más rápido en caso de sufrir lesiones en los huesos. 

Según explica Fabian Katz, director del estudio, "las cenizas de plantas eran consumidas para fortificar el cuerpo después de hacer actividad física. Ayudaban a que los huesos sanaran más rápido". En cuanto a la dieta, conocida como “gladiatoriam saginam” los expertos evaluaron la cantidad de carbono, nitrógeno, azufre y otros elementos inorgánicos y pudieron determinar que consumían casi exclusivamente plantas como trigo, cebada y legumbres. 

Los gladiadores eran prisioneros de guerra, esclavos y condenados que tenían que combatir en la arena, muchas veces a muerte. Poco importaba si no sabían manejar armas, por eso solo uno de cada diez luchadores lograba sobrevivir a una pelea. De todos modos, había una escuela de gladiadores donde podían aprender las artes de la lucha. Además de conservar la vida, la victoria les daba la posibilidad de tener un mejor posicionamiento social.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?