SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Control de porciones: el secreto para bajar de peso

Por -
Control de porciones: el secreto para bajar de peso

Esta medida sencilla podría ayudar a combatir la epidemia de obesidad. Las porciones más pequeñas deberían llegar no sólo a los supermercados sino también a los restaurantes y a los hogares, según investigadores de la Universidad de Cambridge.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge llegó a la conclusión de que al elegir platos, vasos y cubiertos más pequeños, se come mucho menos. Esto puede ser la solución para mantener el peso ideal, ya que la gente tiene una tendencia a no dejar comida en el plato y a comer en forma inconsciente. 

Las conclusiones fueron publicadas en la Base de Datos de Revisiones Sistemáticas Cochrane (Cochrane Database of Systematic Reviews). Los expertos hicieron una revisión de 61 estudios que analizaban hábitos de 6,711 personas. Y llegaron a la conclusión de que servir porciones menores ayudaría a reducir la ingesta diaria de calorías. 

Un informe de la Asociación Inglesa del Corazón revela que el tamaño de las porciones ha aumentado significativamente en algunos productos. Para demostrarlo recurrió al reporte “Tamaño de las porciones de los alimentos” (Food Portion Sizes) de 1993. Se entiende por “porción” la cantidad recomendada de alimento por comida. 

Los expertos notaron que entre 1993 y 2013, algunos pasteles duplicaron su tamaño, bagels que pasaron de pesar 70 a 86 gramos (2,4 a 3 onzas), los paquetes de papas fritas son un 50% más grandes (de 100 a 150 gramos o 3,5 a 5,2 onzas), las porciones de maní un 80% mas voluminosas y los pasteles de pollo individuales un 40% más grandes que antes. 

El doctor Ian Shemilt, de la Unidad de Investigación de Comportamiento y Salud de la Universidad de Cambridge, explicó a BBC News que la gente come y bebe más si se le dan porciones más grandes, vajilla más grande o envases más voluminosos. 

Pero los consumidores pueden escapar a esta trampa eligiendo platos y vasos más pequeños. También pueden exigir a los restaurantes y supermercados que vendan porciones más pequeñas, o al menos en dos tamaños para poder elegir. Cuando comen en casa, sustituir los platos de mesa por los de tamaño postre, y usar vasos más altos y delgados, que dan la sensación de contener más líquido.

Este tipo de solución demostró ser eficaz en investigaciones de la Universidad de Cornell, en Nueva York. En las mismas se descubrió una relación proporcional entre el tamaño de los utensilios para comer y el consumo de alimentos.

Con estos hallazgos se busca mejorar la orientación a los consumidores para que elijan porciones adecuadas. También se espera que los fabricantes produzcan envases con información confiable, y que la industria ofrezca productos con porciones estándar para poder comparar con otros similares. 

Esta investigación permitió determinar que al controlar las porciones, los adultos ingleses podrían reducir entre un 10 y un 17% de su ingesta diaria (unas 290 calorías diarias). Y un 18 a 30% en adultos de EE.UU (que representa unas 547 calorías diarias). 

Comer de mas aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes, y muchos tipo de cáncer, causantes de muerte prematura. Y la solución parece ser sencilla, solo falta tomar la decisión y dar el primer paso para reducir las porciones, comer menos, bajar de peso y vivir más y mejor. 


También te puede interesar:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?