SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Campaña anti-ángeles promueve una belleza XL

Por -
Campaña anti-ángeles promueve una belleza XL
CRÉDITO: SITIO OFICIAL

La línea de ropa XL Lane Bryant lanzó la campaña "IMNOANGEL" ("I'm no Angel") para ponderar la belleza femenina más allá del peso y la altura. Contrató a modelos rellenitas que afirman sentirse sexis y “anti-ángeles”, en alusión a la marca de lencería Victoria’s Secret que incluye en sus desfiles a modelos altas y delgadas.

La belleza femenina suele encadenarse al estereotipo de la mujer alta, delgada y rubia. Pero hay una enorme cantidad de mujeres igualmente bellas que no reúnen justamente esos parámetros. Y hay campañas que buscan promover la valoración femenina a partir de su interior, sin prestar especial atención al “envase”. 

Esta fue la propuesta de la campaña "IMNOANGEL" ("I'm no Angel") para la línea “Cacique” de la marca de ropa Lane Bryant, especializada en talles grandes. El aviso se hizo en tono de protesta y aludiendo a los famosos “ángeles” de Victoria’s Secret, que son delgadas supermodelos. En este caso se contrataron a modelos “rellenitas” como Candice Huffine, Ashley Graham y Elly Mayday para protagonizar esta provocativa publicidad. 

El aviso muestra mujeres sexys y bellas, de todo tipo de piel y color de cabello que realzan sus formas rotundas con evidente orgullo. Cuando tienen que definirse eligen, en primer lugar, la palabra “sexy”. 

La iniciativa de Lane Bryant celebra a las mujeres de toda forma y tamaño al redefinir la noción tradicional de lo que es sexy para la sociedad. Y quiere hacer llegar un mensaje poderoso: todas las mujeres son sensuales. Es mensaje general que quiere dar la marca.

La iniciativa de esta marca no es la primera. La revista Sports Illustrated, famosa por sus bellas mujeres en bikini, incluyó en la portada de su 6ta. edición de trajes de baño a la  australiana Robyn Lawley, dueña de facciones perfectas y un cuerpo lleno de curvas.  

Tener en su portada a una mujer de talle 12 fue un hecho histórico para la revista, y Robyn fue la modelo más pulposa que apareció hasta ahora en sus páginas. La joven lució uno de los trajes de baño de su propia colección, que lleva su nombre, cuyos talles van del 10 al 20. 

Lawley afirma que no le gusta fijarse en las etiquetas, y admite no saber si se considera una modelo plus size. “solo me considero una modelo, que trata de ayudar a que las mujeres en general acepten sus cuerpos”, enfatiza. 

En la historia de la revista hubo otra modelo plus size: se trata de la estadounidense Crystal Renn, quien estuvo en la portada en 2012… cuando ya tenía algunos talles menos. La joven de 28 años fue descubierta a los 14 por un cazador de talentos, y en aquél momento le dijeron que necesitaba perder al menos un tercio de su peso si quería ser modelo. 

Luego pasó por episodios de anorexia nerviosa y un período en el cual subió 70 libras (32 kg) y alcanzó el talle 12. En ese momento sus agentes aprovecharon la oportunidad para hacerla ingresar en el modelaje plus size.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?