SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

A poco de operado, el más obeso del mundo fue dado de alta

Por -
A poco de operado, el más obeso del mundo fue dado de alta
CRÉDITO: THINKSTOCK

Se le realizó una compleja intervención para bajar de peso, y se espera que lo ayude a alcanzar las 176 libras (80 kilos) en un año. La operación fue, según dice, "un regalo de Navidad anticipado".

El mexicano Andrés Moreno Sepúlveda, considerado el hombre más obeso del mundo, pudo dejar esta semana el hospital tras una operación para perder peso que se le realizó el 28 de octubre. Con esta intervención podrá empezar a perder peso en forma paulatina, según informó a Efe el equipo médico que lo atiende. Y en un año ya habrá logrado perder el 90% del exceso de peso. 

El hombre de 38 años fue intervenido en el centro Gastric Bypass Mexico del Hospital Arboledas, en una cirugía sin complicaciones que duró una hora y media. El doctor José Castañeda, jefe del equipo de expertos que realizó la operación, explicó que a partir de ahora, y por al menos quince días, el paciente deberá tomar únicamente líquido y papillas, para ir agregando alimentos sólidos en forma paulatina. 

A pocas horas de su operación, Andrés declaró que estaba deseando “superar este paso y ser alguien con un cuerpo normal”. Eso pasa por “acercarme a una tienda de ropa y sentirme uno más al vestirme un pantalón de una talla normal o simplemente pasear junto a la pareja que espero encontrar”, confesó. Lo que quiere, en definitiva, es “tener una segunda oportunidad, mi regalo de Navidad un poquitín antes“, según comentó.

Moreno ya pesaba algo más de 13 libras (6 kilos) al nacer y a los 10 años alcanzó las 264 libras (120 kilos). A los 20 rondaba las 375 libras (170 kilos) y luego empezó a engordar desmesuradamente hasta alcanzar las 979 libras (444 kg). Cuando dejó su ciudad para ser operado, fue asistido por cinco miembros del cuerpo de bomberos, que lo acomodaron en una camilla especial.

También hubo que fabricar una camilla que resistiera más de 1,000 libras de peso (una media tonelada), hasta disponer de una unidad móvil capaz de atender un eventual infarto en plena carretera. También hubo que reforzar la mesa de quirófano donde sería operado, y encargar instrumental especial. 

Se le realizó una operación llamada “derivación biliopancreática con cruce duodenal” que es la que da mejores resultados en pacientes con obesidad extrema. Con esta modificación, su estómago solo aceptará la octava parte de su capacidad anterior, y logrará saciedad mucho antes y con menos comida. Y sus intestinos, que ahora son más cortos, harán una digestión mucho más rápida y con menor absorción de nutrientes. 

El paciente podrá ir perdiendo peso de a poco y sin pasar hambre, hasta alcanzar los 80 kilos en un año. Sin pasar hambre, el paciente irá perdiendo peso poco a poco hasta situarse en torno a las 176 libras (80 kilos) en el plazo de un año. En realidad la cirugía debía hacerse cuando el paciente llegara con menos peso al quirófano, pero un amago de infarto hizo que tuviera que adelantarse. 

Tras pasar años postrado en una cama, finalmente Moreno podrá volver a caminar, un poquito cada día. Esto ayudará a que se equilibre la ingesta con el gasto de calorías, además de evitar, con el movimiento, obstrucciones intestinales o complicaciones derivadas de la cirugía. 

Según declaró Castañeda a Efe, están seguros de que le han salvado la vida. Con solo perder un 10% de su peso ya podrá respirar mejor, cansarse menos y mejorar sus niveles de glucosa. Por su parte Moreno confesó que sueña con tener una vida normal y ayudar a la gran cantidad de “gorditos” y obesos que hay en su país. 

El hombre más obeso del mundo murió en mayo de 2014 por complicaciones renales. El “Meme”, como se lo conocía familiarmente, era de México, había llegado a pesar 1,234 libras (560 kilos) y entre varias complicaciones, tenía dos tumores en las piernas que le impedían caminar.

Otro de los que ostentaron el triste cetro de “el hombre más gordo del mundo”, fue el inglés Paul Mason, que llegó a pesar 981 libras (445 kilos). Perdió 643 libras (292 kilos) tras realizársele un by pass gástrico en 2010. con un tratamiento y luego un equipo de cirujanos de Nueva York lo operó para eliminar los pliegues que le quedaron tras perder 318 kilos y volver a su peso de 127 kilos. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?